Rome Fortune – Jerome Raheem Fortune

Todavía no he encontrado la razón exacta, lo achaco todo a una fuerza incorpórea, pero por una temporada algo me empujaba a escuchar artistas de Atlanta. Lo dicho, no sé el motivo concreto pero la

Rome-Fortune

Todavía no he encontrado la razón exacta, lo achaco todo a una fuerza incorpórea, pero por una temporada algo me empujaba a escuchar artistas de Atlanta. Lo dicho, no sé el motivo concreto pero la cuestión era que al buscar información sobre los artistas que iban pasando por mis oídos todos compartían el mismo origen. La verdad, desconozco hasta qué punto es bueno o malo. El asunto es que entre esas me topé con el álbum debut de Rome Fortune y me pareció bastante interesante sobre todo por el concepto por el que apuesta. Pero vayamos por partes.

Jerome Raheem Fortune (Fool’s Gold Records, 2016) es un LP bautizado con el nombre de pila de su artista, un detalle que anticipa su contenido. Líricas con una gran carga autobiográfica en las que el rapero hace un repaso de diferentes capítulos de su vida además de compartir algunos de sus pensamientos más íntimos. Puede ser entendido como una vía de escape, una manera de soltar sus pensamientos; también, como una carta de presentación para aquellos que no le conocían y que de esta forma puedan, en cierta manera, entrar en la cabeza del MC.

Cuando el sonido lo es (casi) todo

En ocasiones su relato quizá resulte demasiado explícito y al mismo tiempo, por qué no decirlo, autodestructivo. Pero Rome Fortune parece estar cómodo relatando sus penas. Si su objetivo es el de tomar una radiografía a sus sentimientos más profundos y compartirlos con el público lo ha logrado. De otra forma no podría entenderse revelaciones como las que reza en ‘Dance’: “My heart is broken, I don’t want to fix it”. Una dura realidad que se expande en las barras de otros cortes como ‘Love’.

Because I wanna end it all sometimes
My career and even ending my life

Sin embargo, sería pretencioso quedarse tan solo con su crónica, por muy gris que sea, siendo que las composiciones que se encuentran en Jerome Raheem Fortune expone una gran vitalidad. Hemos hablado de ‘Dance’ y de su discurso pero no de que ese mismo track se muestra como el árbol más diferente en un bosque lleno de rarezas. Y es este mismo motivo el causante de que el LP haya sido calificado por el que escribe estas líneas como interesante.

El álbum apuesta por un sonido muy heterogéneo y una amplia gama de sonidos. La etiqueta que mejor casaría con él sería la de una combinación del electro-house con Hip Hop, con cierta tendencia a lo abstracto y a los ecos vaporosos. Rome Fortune aprovecha su capacidad de amoldarse a cualquier pieza para permitirse esa variedad sonora y, asimismo, la labor de producción, encabezada por Cubby y Kaytranada, explota la versatilidad del MC además de proponer una gran pluralidad de texturas y ambientes. El resultado, todos salen ganando.

Si no fuera por esa diversidad, el álbum cojearía bastante. De hecho, la segunda parte del disco no logra estar a la altura de la primera, que es la que engloba los mejores cortes. ‘Blicka Blicka’ es un soplo de aire fresco y posiblemente la mejor canción del LP. Llena de dinamismo y con un punto de alegría que ninguna otra propone. ‘Heavy as Feathers’, totalmente opuesta, mantiene el nivel presentando una atmósfera oscura y con cierto aire paranoico. Es en esta primera mitad donde las melodías se presentan como composiciones inquietas, que parecen esperar una señal, un ‘click’, que les haga mutar.

6,6/10

Cumplido el ecuador, el álbum decae. Mantiene su propuesta y tampoco es que repita la fórmula de su inicio, pero planea en ella una cierta sensación de que ya nada va a sorprender al oyente. Pierde fuerza. Aun con todo, se deja escuchar e incluso contiene temas, como ‘Past Future’ o ‘Alone Tonight’, que todavía mantienen personalidad propia. No obstante, ya no generan el mismo impacto que sus antecesoras. Pese a ello, Jerome Raheem Fortune se conserva como un LP recomendable para expandir oídos y con cierto atractivo dado lo que propone. Del mismo modo, Rome Fortune se presenta como un artista que tiene una visión peculiar y una forma, sobre todo en el estilo, de abordar las cosas que obliga a seguirle la pista.