Cinco imprescindibles para el Low [Camino al Low 2016]

Para no perderse entre el cartel.

Suede

Sabéis que llevamos ya unas cuantas semanas preparando el Camino al Low 2016 y todavía nos queda alguna más, pero por desgracia no todos los grupos pueden tener su post (no tenemos suficientes becarios murcianos trabajando en el sótano), así que, excluyendo aquéllos de los que ya hemos hablado y aquéllos de los que estamos a punto de hablar, aquí va una tanda de recomendaciones buscando entre el cartel del festival que se celebrará los próximos 29, 30 y 31 de julio en Benidorm. Uno es una obviedad y los otros cuatro, nombres que no deberíais dejar pasar sólo porque aparezcan con letras más pequeñas. Vamos allá.

Suede

No sé si hace falta aclarar que si estás en un festival en el que actúen Suede TIENES que ir a verlos, pero por si acaso queda dicho. Seas fan o no, te parezcan una cosa del pasado o una banda con un presente que muchos envidiarían, uno no puede dejar pasar la oportunidad de ver a Brett Anderson en un escenario derrochando carisma y si nunca se ha tenido el placer, entonces calificarlo de obligatorio es poco. Primero porque temazos les sobran (no hace mucho intentamos hacer un ranking con sus mejores temas y no hubo manera de ponerse de acuerdo) y segundo, porque llegan en un estado de forma más que notable, después de publicar Bloodsports y Night Thoughts, dos discos acogidos con entusiasmo entre los fans de línea dura y al menos respeto entre el resto.

The Zephyr Bones

Si nos vamos a la cosecha nacional, pocos grupos cuentan con un sonido más perfecto para las fechas veraniegas del festival que los chileno-barceloneses The Zephyr Bones, uno de esos secretos cada vez menos secretos de la escena. Entre Beach Fossils, DIIV y los propios The Drums, lo de estos tipos son veranos soleados pero lánguidos, felices pero con su toque de melancolía, como escondidos entre el recuerdo o la pereza propia de la época. Hace ya un par de añitos que os hablamos de ellos por primera vez y todavía seguimos enamorados de aquella maravillosa ‘Weird Summer‘ y ahora vienen con un nuevo doble single bajo el brazo.

Sau Poler

Hace dos años de Paradoxes Of Progress (Atomnation, 2014), el anterior EP de Sau Poler en el que se veía de nuevo el buen acabado del mismo y sus condiciones para hacer trabajos cada vez más potentes. Y eso es lo que ha llegado este año con Memorabilia (Atomnation, 2016), una referencia de cinco cortes en las que el productor catalán esta vez teje melodías más ambiciosas, tanto en el tempo como en los matices sonoros que las canciones proyectan. Dice el propio Poler que para Memorabilia ha estado jugando con nuevos cacharros, y ha sido a raíz de esa nueva experimentación con otros sonidos cuando ha llegado esa evolución que ahora traerá al Low Festival. Con el coñazo que ha estado dando Ferraia, como para perdérselo.

Les Grys-Grys

Empezamos a oír hablar de Les Grys-Grys (jovenzuelos franceses con base en Montpellier) desde que pasaron por el Purple Weekend hace más de un año y poco van haciendo cada vez más ruido a su paso, como ha ocurrido en su reciente gira por España. Rythm’n’blues enloquecido y salvaje con espíritu punk y muchas ganas de fiesta. Con ‘Left Unseen‘ como mejor carta de presentación, su sonido tiene obvias raíces a comienzos de los 60, pero eso no significa que no sean perfectos para un festival a mediados de los 2010s, y eso que ni siquiera tienen un álbum completo todavía. ¿Queréis nombres como referencia? Pues digamos Pretty Things, Johnny Burnette y los Yardbirds. En fin, de esos grupos a los que uno no ve venir, pero te pillan en el local adecuado y la lían parda: o mucho nos equivocamos o esto pinta a fiestón.

Cowboy Lovers

Tampoco se ha tenido que ir muy lejos el festival para encontrar a la última de nuestras recomendaciones: Cowboy Lovers son de Alicante y precisamente en los garitos de esa ciudad comenzó el dúo a trabajar juntos hace unos años pinchando garage y punk en diversos antros antes de formar la banda. En formato guitarra y batería, vienen con su disco homónimo bajo el brazo, un trabajo sorprendentemente sólido para una banda novel editado el año pasado con el productor inglés Liam Watson. Su sonido va del rock clasicote al stoner con toques garageros y hasta algo de psicodelia y al escucharlo cuesta resistirse a usar el tópico del “contundente sonido” a la hora de describirlo.

** Contenido ofrecido por el Low Festival. En Benidorm, entre los días 29 y 31 de julio.

POST TAGS: