Hypnos – Cold Winds

Los suecos progresan adecuadamente, que no es poco.

Cold-Winds

Estaba un poco por ver si una banda de revival tan marcado como los suecos Hypnos, tan enmarcados en ese término medio que enlaza el rock duro bluesero con el heavy metal británico, iba a ser capaz de superar ese factor sorpresa con el contaba su estupendo álbum debut. Todo iba a depender de su siguiente paso, muy crucial ya que el más mínimo traspiés podría suponer un frenazo de importancia en su trayectoria. Podemos decir que en su segundo disco se han atrevido con algunas cosas, tampoco demasiadas, pero que tampoco mejoran en exceso lo ya mostrado por ellos.

7.2/10

Sin embargo, Cold Winds (Crusher, 2016) no transmite la sensación de grupo estancado y cuyo estilo ya no admite más lecturas. Los suecos saben muy bien a lo que juegan y, a partir de ahí, desarrollan sus composiciones y pulen sus temas. A priori, aquí se echan en falta más canciones inapelables, jitazos a los que agarrarnos y se nos peguen sin remedio. Vemos en su lugar piezas más elaboradas, con más desarrollos y extensión. Menos impacto inmediato, pero dejan varios detalles de calidad (mucho ojo a esa ‘1800’ de cierre). Además, siguen dejando riffs portentosos de los que te peinan para atrás, así que no conviene perder de vista a Hypnos en el futuro. Si Iron Maiden tras el espectacular debut se marcaron aquel Killers (EMI, 1981) que precedió a su etapa dorada, este disco casi transmite ser un poco el Killers de su carrera.

POST TAGS: