Siete bandas para que el metalero de bien no se aburra en el Primavera Sound [Especial Primavera Sound 2016]

Siete bandas que conviene no perderse.

Metal-Primavera

La cita ya es bien próxima. En poco más de una semana estaremos de nuevo peregrinando al Parc del Fòrum para una nueva entrega del festival Primavera Sound. La de este año es, casi con toda probabilidad y reconocido de manera casi unánime, una de las ediciones con el cartel más atractivo y equilibrado tanto en su lado más mainstream como en su segunda línea, siempre efectiva. La calidad abunda en este roster, encontrando mucho grupo atractivo e interesante para ver en directo en casi todos los géneros que abarca el festival.

Pero, un momento, no hay tanto metal de relumbrón como en otros años, como en aquel glorioso 2012 con Napalm Death, Wolves in the Throne Room y demás o en otras ediciones de cartel menos redondo pero capaces de atraer bandas como Neurosis. No obstante, hay metal que ver en el Primavera Sound 2016. Incluso grupos que, sin ser precisamente metal, pueden aportar una más que fantástica experiencia a aquellos apasionados del género de bien que, sin comerlo ni beberlo, hayan acabado dentro del festival. Si te consideras aficionado a dicho género, debes apuntarte bien estos grupos.

Angel Witch

Angel-Witch

El nombre de los londinenses no es precisamente de los primeros en salir a la palestra cuando se hace un repaso a lo que dió de sí la New Wave of British Heavy Metal, pero eso no quiere decir que fueran unos cualquiera. Escuchad mismamente su debut homónimo y flipad con la cantidad de temones que eran capaces de sacar. Para más inri, Kevin Heybourne fue capaz de resucitar a la banda y entregar el más que digno As Above, So Below, muestra de que su estado de forma es lo bastante óptimo para que su concierto sea una buena dosis de épica y potencia. Sería un concierto ineludible por nada del mundo si no tocaran a las 18:55 en el puñetero Auditori, pero no se puede tener todo en esta vida.

Venom

Venom

Quizá el nombre más emblemático de todos los que figuran en esta lista. El eslabón perdido entre la ya citada NWOBHM y lo que serían los precursores del metal extremo. Su icónico Black Metal es un disco que, por lo menos, deberíais tener escuchado para poder comprender las raíces de uno de los estilos más estimulantes a lo largo de las décadas. A poco que rescaten varias perlas de ese disco y de algunos otros clásicos, les puede quedar un concierto bien majo.

Unsane

Unsane

No puede faltar uno de esos grupos que son más brutos y más guarros que bañarse en un pozo de brea. Esa cuota este año la cubren los neoyorquinos, muy experimentados en eso de repartir estopa a base de guitarrazos. Lo suyo es estirar bien el noise y el post-hardcore hasta acercarse sin rubor al sludge. Para los neófitos, sus dos últimos discos son una puerta de entrada más que aceptable.

Thee Oh Sees

Thee-Oh-Sees

Llega el momento de estirar muchísimo el concepto de metal. Concretamente, no salimos por completo del mismo, ya que John Dwyer y los suyos son más de repartir pildorazos de garage acelerado y potente. A ratos se pueden volver muy pop y muy psicodélicos, pero el punk corre mucho por las venas de Thee Oh Sees. Además, son una apisonadora en directo, así que no veo motivo para alguien que disfruta normalmente con guitarrazos demoledores no lo haga también en el concierto de los de San Francisco.

Merkabah

Merkabah

Volvemos a meternos de nuevo en el metal como categoría. En este caso concreto nos encontramos con una de las propuestas más diferentes y estimulantes que podemos encontrar en este cartel, no sólo en el género. Los polacos hacen una particular mezcla de post-metal con experimentación progresivo-psicodélica y mucho jazz avant-garde y libre. Cruzad en vuestra mente a dos grupos como Isis y Shining y os aproximaréis un poco a lo que son capaces de ofrecer.

Viva Belgrado

Viva-Belgrado

Los cordobeses tampoco son metal, pero sí son muy metal-friendly, por ello su inclusión está más que justificada sin tener que ponerme yo a venderos en exceso la moto y así justificarme. El abrasivo post-hardcore con tintes post-rock de los andaluces fue poco a poco creciendo y llegando mediante boca a boca hasta llegar al punto culmen de su carrera con su primer álbum Flores, Carne, uno de los mejores trabajos nacionales de aquel año. Cuando ‘El Gran Danés’ abra las fauces, sabréis que habéis acertado al ir a verlos. Eso sí tenéis la moral para ir al reciento a las 17:50, claro está.

Titus Andronicus

Titus-Andronicus

Es más complicado justificar a un metalero que el mejor lugar en el que puede estar el viernes a las 19:10 es en Mordor viendo a Titus Andronicus. Porque el enemigo está en todas partes, pero la adrenalina y el punk que se respira en un concierto de Patrick Stickles y compañía es el motivo que uno necesita para plantarse allí y poguear como un loco. Os parecerá de lo más extraña su inclusión aquí, sobre todo si alguno los escucha por primera vez hoy -lo cual sólo puede significar que no habéis entrado en esta web nunca-, pero id a su concierto si tenéis la oportunidad. Ya me lo agradeceréis más tarde.