Dälek – Asphalt for Eden

Revivir un grupo exitoso entraña un gran problema: el de defraudar, no colmar expectativas y que la idea que se proyecte sea la de no estar a la altura de lo que fue. Si además

Dälek

Revivir un grupo exitoso entraña un gran problema: el de defraudar, no colmar expectativas y que la idea que se proyecte sea la de no estar a la altura de lo que fue. Si además ese resurgir trae consigo modificaciones en los nombres de la formación no hace sino acrecentar ese riesgo. Dälek no ha tenido miramientos en regresar, tras seis años de silencio, pese a que cumpla al dedillo con todo lo anterior.

Asphalt for Eden (Profound Lore, 2016) se comienza con el miedo de lo que uno puede encontrar. Con precaución y cierto recelo pese a que su potente introducción evoque un sonido conocido, que provoca un cosquilleo, pues da la sensación de que el tiempo y los cambios parecen no haberle afectado. Cuando finaliza, uno tiene la certeza de que han regresado. Sería demasiado aventurado afirmar que en su mejor forma, pero no hay que desmerecer un último trabajo en el cual, los de New Jersey, presentan garantías y esperanzas para el futuro. Quizá, en gran parte, se deba a que Dälek haya jugado y aprovechado que en estos últimos años nadie haya sonado como Dälek.

El LP transforma el supuesto punto y aparte en un punto y seguido respecto a sus anteriores obras. No hay una ruptura conceptual. Una vez más, la formación bebe de una base clásica, noventera, que esconde tras una cortina lo suficiente translúcida como para dejar pasar la luz y a la vez, lo suficientemente opaca como para que solo sea un rayo lo que la traspase. Lo hace en sus ritmos y en las estructuras líricas como se manifiesta en ‘Guaranteed Struggle’ o ‘Critical’.

El contraste lo ponen las melodías y las múltiples capas que conforman cada corte, aportando un aire lúgubre y minimalista. Dälek vuelve a teñir el cielo de gris, a convertir los trinos de los pájaros en una atmósfera industrial y a indefinir las texturas abrazando lo abstracto y eclético. Todo ello, cocinado a fuego lento, sin ningún tipo de prisa. En este aspecto destacan por encima del resto de tracks ‘Masked Laughter (Nothing’s Left)’ y ‘6dB’. Canciones con desarrollos que superan los seis minutos y en los que la idea expuesta se fragua con paciencia. La segunda de ellas se convierte en la máxima expresión de este concepto dado que prescinde del apartado lírico para centrarse únicamente en dicha idea.

7,9/10

Puede que 39 minutos sean insuficientes para realizar un juicio definitivo sobre su retorno pero no hay duda de que Asphalt for Eden se trata un serio aviso. Dälek tiene todavía bastantes cosas que decir.