Pye Corner Audio, Dalhous – Run for the Shadows EP

Ambient y techno liviano para saborear de cabo a rabo

Pye-Corner-Audio-Dalhous---Run-for-the-Shadows-EP

Desde Lapsus Barcelona siguen con su propuesta musical cada vez más ambiciosa, y a pesar de todo lo que engloban, esta vez hablamos del sello, que vuelve a apostar por nombres internacionales después del EP de Etch. Tras la sesión jungle, el turno ha llegado esta vez para el ambient techno que han aglutinado Pye Corner Audio y el dúo escocés Dalhous. Run for the Shadows EP (Lapsus, 2016) está trazado por unas líneas comunes a raíz de las cuales cada uno de los dos proyectos pone su visión del ambient y el poder evocador que este puede tener cuando se cruza con otros estilos. Mientras que el primero apela a sus atmósferas en las que suelen ejecutar un techno liviano, los escoceses prefieren virar hacia ambientes más difuminados.

7.5/10

Aunque se trata de dos proyectos de prestigio, quizá el que sale ganador de este split es Pye Corner Audio, ofreciendo una gran dosis de techno orgánico que te sumerge en su lenta pulsión. Si bien ‘Stream Four‘ es una notable bienvenida con una progresión que va erosionando los patrones que vertebran la canción, ‘The Simplest Equation‘ es el tema del EP. Los recursos que utiliza en la superficie del corte, en segundo plano, y esa línea de bajo, le dan un toque emocional perfecto. No se queda muy atrás lo que han hecho Dalhous, sobre todo con ‘The Essential Wander‘, con ritmos que se rompen despacio, dibujando a través de estructuras IDM parajes mentales que se crean con esa delicada atmósfera. Cierra el trabajo la inspiradora ‘Another Witnessed by Resolution‘, con una tenue pero también emocional capa de ambient en la que se ve qué línea han escogido en los últimos años y lo bien que se les dan estas coordenadas. En resumidas cuentas, un EP notable que corrobora el buen momento por el que pasa el sello, con lanzamientos cada vez más ambiciosos que son correspondidos con calidad como la de este, que se hace bastante corto.

Me gusta el chunda-chunda.