TriCiclo [10]: Föllakzoid, Bala y Jay en Santiago de Compostela (16-6-2016)

Psicodelia, hipnosis y mucha intensidad en la décima edición de TriCiclo.

IMG_67541

Otro año más, la Sede de la Fundación SGAE en Santiago de Compostela fue el lugar de encuentro para los asistentes a la décima edición del festival TriCiclo, organizado por Work On Sunday. De nuevo, nos dejaron claro que apuestan con acierto por la intensidad, la psicodelia, el kraut y el rock, siempre anteponiendo su buen gusto y criterio. Y el público responde.

La cita del jueves estaba encabezada por los chilenos Föllakzoid, el plato fuerte de esta edición, que daban su primer concierto en Galicia tras dos años de gira por todo el mundo, acompañados por las bandas gallegas Jay y Bala.

La noche empezó con los vigueses Jay sobre el escenario. Y ya con ellos llegaron las sorpresas. Presentando nueva formación y muchos de los temas nuevos que se incluirán en su próximo LP, sonaron más sólidos que nunca. Aporrearon sus instrumentos (entre los que se trajeron un saxofón, una flauta dulce y una flauta travesera) para crear una psicodelia ruidosa y distorsionada que nos llenaba a todos de ganas de gritar, destruir, vivir. Una furia devastadora, unas ganas locas de comerse el mundo. Eso eran Jay encima del escenario. Porque se están haciendo grandes, y con ellos sus directos.

IMG_657311

Después de esto, Bala ocuparon el escenario para no dejarnos bajar la guardia. Con su sonido pesado y su punk noventero volvieron a dar lo que ya nos esperamos de ellas, algo corto pero intenso. Además de su atronador Human Flesh, nos regalaron varios temas nuevos que formarán parte de su nuevo disco el próximo año. Y, sorpresa, un tema en castellano. No necesitan mucho para contagiarnos a todos su electricidad. Ellas se agarran a la guitarra y a las baquetas, su pelo y su cabeza marcan el ritmo y el rock corre por sus venas sin esfuerzo. Son una tormenta.

IMG_66971

Con ganas de más, ya todos estábamos inquietos. Y los chilenos Föllakzoid llegaron para saciarnos. Nos ofrecieron un viaje sonoro exquisito con la más pura psicodelia de su último III, un trabajo que los ha colocado ya en las primeras filas. Con temas de más de diez minutos, cíclicos y sobre la misma armonía, nos llevaron lejos y nos hicieron perder todos los sentidos, solventando rápidamente algunos problemas técnicos y consiguiendo un sonido muy trabajado. La velada llegaba a su fin, las últimas notas sonaron y nos trajeron de vuelta, la hipnosis llegaba a su fin. Ahora solo podíamos decir: larga vida a TriCiclo.

*Fotografía: Óscar Carreño