Trump, el candidato más gangsta de la historia de los EEUU

Recopilación de las canciones que el político ha inspirado

Eight years after they drew inspiration from Barack Obama's insurgent campaign, some of the very voters who helped elect the first African-American president are standing behind a candidate whose image and message are strikingly different: Donald Trump.

Ayer lunes 18 de julio comenzó en Cleveland, Ohio, la convención del Partido Republicano. El evento durará cuatro días y terminará, presumiblemente, con la nominación de Donald Trump como candidato del partido a la Casa Blanca para las elecciones presidenciales del próximo noviembre. Posibilidad que hasta hace no mucho era descartada de plano.

Hacía tiempo que la irrupción de un político en la carrera por convertirse en presidente de los Estados Unidos no despertaba tanta atención como la de Donald J. Trump. El magnate neoyorquino no sólo ha monopolizado el debate político, bueno llamarlo “debate” y “político” es ser bastante magnánimo pero para entendernos, sino que además ha saltado a la cultura popular. Los principales motivos son su fama, su dominio de los medios y a sus escandalosas declaraciones, pero es algo que también viene de lejos. Es resultado es algo similar a una estrella de un reality show, que es lo que siempre ha sido Trump.

Trump nació en 1946 y debido a su carrera en los negocios y sus apariciones en los medios de comunicación, que siempre ha dominado, lleva siendo una conocida personalidad desde la década de los 70. Ya en 1990 Prince escribió una canción sobre el magnate titulada ‘Donald Trump (BlackVersion)‘. La interpretó la banda The Time, con la que el artista recientemente fallecido poseía fuertes lazos.

La letra habla sobre una chica que parece prestar más atención a la cartera de los hombres que conoce que al resto de sus atributos. Por esto se atreven a comentarle que quizá “Donald Trump (black version), maybe that’s what you need. A man that fulfills your every wish, your every dream”.

Pasado el tiempo, pero años antes de que Trump comenzara a mostrar interés por la política activa, el rapero Mac Miller le dedicó una canción en 2011 titulada simplemente ‘Donald Trump‘. En ésta el Mc expresaba su vehemente deseo de “Take over the world when I’m on my Donald Trump shit” para a continuación plantearse la importante cuestión de “Look at all this money, aint that some shit”. Ni Platón.

Todavía en 2011 (ese año debió tener algo) el Mc Young Jeezy lanzó otra canción simplemente titulada ‘Trump‘. La verdad es que ésta poco tiene que ver con el político pero en el estribillo el rapero informa al al oyente de que es “Richest nigga in my hood: call me Donald Trump”.

Aunque ya faltaba poco, Trump no había presentado aún su candidatura cuando a finales de 2014 el dúo Rae Sremmurd publicaron ‘Up Like Trump‘. La relación entre la canción y la persona se me escapa totalmente más allá de que en el estribillo se repita “Up like Donald Trump, Up ,chain swang like nun chucks huh”. She gon’ chew you up, yup, twerk like she from Russia ”. Pero quizá sean unos James Joyce contemporáneos y no esté preparado para comprenderlo.

Al fin llegamos a las canciones post candidatura de Trump a la Casa Blanca. El rapero de Compton (California) YG incluyó en su último disco, Still Brazy (Def Jam, 2016) el tema ‘FDT‘, que respondía a las expresivas iniciales de “Fuck Donald Trump”. La novedad es que aquí la letra no sólo habla realmente sobre Trump sino que incluso lo hace por desavenencias políticas. El modo en que lo lleva a cabo es con los pocos miramientos que definen al gangsta rap: “I like white folks, but I don’t like you, All the niggas in the hood wanna fight you “.

Hasta ahora parece que la música negra era la única que prestaba atención a Trump pero en mayo de 2016 Brujería lanzó el single ‘Viva presidente Trump‘ (Nuclear Blast, 2016). Era inevitable que alguien desde la comunidad latina, una de las más insultadas por el candidato en sus promesas antiinmigración, alzara la voz sobre lo que estaba sucediendo. Y era inevitable que no lo hiciera con mucho cariño.

Hace escasas semanas Kanye West lanzó el videoclip de ‘Famous‘, una de las canciones incluidas en su último disco The Life of Pablo (GOOD Music, Roc-A-Fella Records y Def Jam, 2016). La canción no tiene absolutamente nada que ver con el político pero el genio de la polémica que es West grabó un videoclip en el que aparecían dobles de diversos personajes conocidos desnudos durmiendo juntos en una misma cama y entre ellos se encontraba nuestro hombre.

Bola extra

Puede que a lo largo de la lectura hayáis caído en la cuenta de que el género musical que más atención ha prestado a Trump es el rap. A la misma conclusión llegaron en The Daily Show. A pesar de lo extremadamente blanco (bueno, naranja) e antiinmigración que es Trump el magnate es la quintaesencia de lo peor del gangsta rap: obstentación obscena de su riqueza, atracción por el beef, ferozmente en contra de la “corrección política” y misoginia rampante. Para demostrarlo el programa de humor simplemente recogió citas literales del candidato, les puso una base y asusta lo bien que encajó el resultado.

POST TAGS: