A.M.S.G. – Hostis Universi Generis

Un estupendo disco de black metal que se termina explicando por sí solo.

Hostis-Universis-Generis

Hoy día, la credibilidad y la atención que se terminan prestando a las bandas de black metal termina residiendo en lo que se terminan creyendo las mismas su propio discurso, sea más o menos fiel a los preceptos y los cánones de la escuela noruega formulados hace más de veinte años. Revivalistas sin gracia terminan cayendo sin remisión en saco roto. Revivalistas que crean firmemente en lo que están haciendo se ganan, al menos, el beneficio de la duda. Gente que desafían al mismo tiempo que agrandan el concepto del género se llevan elogios hasta de gente que no sigue el propio género.

El caso de los canadienses A.M.S.G. resulta más complicado de clasificar al no caer de manera manifiesta por uno de los dos extremos, ni resultan tan rupturistas para generar el odio de los trvistas ni tampoco parecen querer enmarcarse como unos incondicionales de las raíces del inner circle. Desde su propio nombre (“Ad Majorem Satanae Gloriam”, que viene a ser una variación del “Ad Majorem Dei Gloriam” que viene a significa “Para mayor gloria de Dios”) hasta algunas de sus fotografías promocionales, donde parecen rozar lo paródico más que un sincero homenaje a la esencia. Y aun con todo, son un grupo que mola.

A.M.S.G. mirando a las estrellas

A diferencia de otras tantas bandas del estilo, más centradas en una exploración del satanismo circunscrito a nuestro mundo terrenal, los canadienses se atreven a mirar al espacio, a explorar la maldad desde una perspectiva más enfocada al universo. De ahí el título de su obra, Hostis Universi Generis (Profound Lore, 2016), variación del Hostis Humanis Generis empleado para denominar a los piratas como enemigos de la humanidad.

Más allá de eso, el segundo disco de A.M.S.G. es uno de esos discos que se termina explicando por sí sólo. Sí, el sutil uso del progresivo en la composición de las canciones le da un toque distinto e interesante a su black metal, sin acercarse al barroquismo de unos A Forest of Stars. No obstante, el propio disco os va a terminar diciendo más de sí mismo que lo que yo os pueda diseccionar. Seis temas, ninguno por debajo de los ocho minutos, y que se prolonga a más de una hora de riffs infernales, estructuras abrasivas y maldad malsana exudada por los poros.

7.7/10

Hostis Universi Generis tiene momentos en los que puede llegar a saturar con tanta potencia que es capaz de desplegar, incluso aunque ofrezca ciertos puntos de descanso de esos que enriquecen el conjunto, aunque lo que llega a predominar son instrumentaciones asombrosas, pasajes demoledores y fuerza tremenda. Es por ello que el disco de A.M.S.G. es uno de esos que el amante del black metal, de cualquier vertiente, debe apuntar en su lista de pendientes.