Prophets of Rage – The Party’s Over

Unos acertados preliminares.

The-Partys-Over

Son tiempos muy complicados políticamente hablando alrededor de todo el globo. Tiempo en los que creían fuertemente por el cambio ver reducidas sus ilusiones por culpa del establishment mientras que van fortaleciéndose corrientes xenófobas dentro del conservadurismo, tanto europeo como americano. Tiempo en que en el país más influyente del planeta se ven obligados a elegir entre Guatemala o Guatepeor y el resto vamos a tener que tragar o ver como llueve el napalm por el planeta. No resulta ni mucho menos casual que en este momento que nos toca vivir surja un grupo como Prophets of Rage.

Hemos estado cerca de tener de nuevo a Rage Against the Machine a pleno rendimiento, pero en su lugar tenemos un grupo que aspira a ser herederos directos suyos. Cosa que no resulta muy complicada en lo sonoro teniendo su misma línea instrumental. No obstante, esto no es 1992, así que la revolución que se atreven a plantear es más puramente social y menos artística que nunca. A más de uno le crispaba aquello de que RATM fuera un grupo tan abiertamente anti-establishment a pesar de estar metidos de lleno en el mismo -¿hubieran llegado a algún lado haciendo la crítica desde fuera?- pero su mensaje, incluso siendo en ocasiones -demasiadas- excesivamente simplista, termina siendo necesario hoy día.

Prophets of Rage vienen a traer la rabia de vuelta

Poca sorpresa cabe a la hora de escuchar este grupo. La filosofía de Prophets of Rage se identifica con la de RATM, cambiando a Zack de la Rocha como cantante/MC por otros dos pesos pesados como Chuck D de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill. Por tanto, la duda estaba en la capacidad del proyecto para convencernos aún teniendo una deuda tan evidente con una fórmula anterior. Por fortuna, no se han hecho demorar demasiado para demostrar lo que podemos esperar de ellos.

Un EP con dos temas de estudio y tres en directo, y sólo uno de los dos primeros es una novedad compuesta para la ocasión y el resto temas de sus grupos anteriores (y también una de Beastie Boys) que algo de chapa y pintura a nivel instrumental y lírico para que sea algo más que una RATMización continua. Ellos afirman que pronto tendrán más material nuevo preparado para ser entregado, pero mientras tanto nos toca lidiar con un The Party’s Over (Caroline, 2016) que transmite la sensación de ser un calentamiento, unos preliminares antes de dar el paso definitivo.

A pesar de la brevedad y la poca novedad que ofrece el trabajo en algunos aspectos, la realidad es que funciona sobradamente a base de tocar las teclas adecuadas. Cada uno de los cinco cortes es un pepinazo directo que supone todo un chute de energía para el resto del día. Los miembros demuestran una enorme química entre ellos que fluye durante estos escasos veinte minutos, encontrando una magnífica simbiosis entre el punch rockero/metálico de Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk con el trabajo al micrófono de Chuck D y B-Real.

Quizá el tema que menos impacto ofrece sea una ‘Killing in the Name’ con menos novedades con respecto a la versión original que la que tienen otros cortes, más allá de las nuevas rimas que aportan los MCs. En el caso tanto de ‘Prophets of Rage’ como de ‘Shut Em Down’ suponen unos cañonazos de gran calibre que te animan a levantarte del asiento. Lo mismo podemos decir también del tema inédito, ‘The Party’s Over’, que funciona y continua la fluidez que muestra el EP, que termina por todo lo alto con la estupenda ‘No Sleep Till Cleveland’ que llegan a retrabajar tanto que parece un tema nuevo y completamente suyo.

7.5/10

Está claro que son muchas las cosas que se le pueden achacar tanto a Prophets of Rage como grupo como a la idiosincrasia del propio EP, pero lo cierto es que se muestran tan certeros y potentes incluso sin hacer grandes alardes o revoluciones que a uno le cuesta ponerse quisquilloso. The Party’s Over ofrece justo lo que cabe esperar de un proyecto de este calibre y supone una carta de presentación tan satisfactoria que ya estamos deseando más material nuevo suyo. Tendremos que esperar a que saquen un álbum lleno de canciones originales para poder valorar de manera definitiva al grupo, pero mientras que nos quiten lo bailao.

  • Dobladilloman

    Pues tiene buena pinta! A ver si no se conforman con ser un RATM 2.0 y le meten algún ingrediente más al asunto…