Alcest – Kodama

Un retorno a “las raíces” que busca tapar ciertas grietas.

kodama

Mucho se ha cacareado en torno a ese “retorno a las raíces” prometido por los franceses Alcest en su quinto disco, tan sólo un disco después de esa huida hacia adelante (?), hacia su faceta más shoegaze, mostrada en Shelter (Prophecy, 2014). Resulta curioso que se hayan rendido tan pronto con esa decisión y, por otro lado, que tengan que recurrir a esa típica frase promocional del “regreso a los orígenes” que tanto nos han intentado colar desde el mainstream para que picáramos en el nuevo trabajo de la típica banda acabada desde hace tiempo. ¿Se han quemado Neige y compañía a pasos tan agigantados y no nos hemos dado ni cuenta? Es posible, aunque no es el único debate que suscita este nuevo álbum que nos traen.

6/10

Cierto, en Kodama (Prophecy, 2016) encontramos bastante más black metal que en su anterior disco, pero tampoco mucho más que en sus primeras obras, quizá hasta algo menos. Los también prometidos toques orientales que se aprecian desde la misma portada al final no han tenido tanto peso más allá del tema que da título al disco. No obstante, lo que más pesa a este trabajo es esa sensación de estar hecho un poco con el piloto automático, que falta esa chispa que hizo destacar a Alcest además de su fresco sonido. Hoy día, su sonido ya no es tan particular y en su disco no logran que eso nos termine dando igual debido a una falta de inspiración que se lleva abriendo paso poco a poco y se hizo evidente en Shelter. Aquí también se termina mostrando y acaba siendo el principal lastre para terminar de disfrutar de Kodama, un disco que cumple pero no nos despierta esa emoción que sus dos primeros discos sí transmitían.

POST TAGS:
  • mr. shark

    Que pena…el disco es entretenido pero no pasa a mas. Yo tambien creo que no tienen la magia del primer y segundo disco.

  • Hecsw

    Vaya racha…

  • Esteban Martínez

    A mi me ha gustado. Suena como los inicios de la banda pero “pasados por Shelter” (efectivamente no tiene tanto black como algunos habrían querido).
    Los primeros veinte minutos son exquisitos aunque claro, la sensación de piloto automático está y algunos momentos tienden a parecer más de lo mismo. Con todo, ‘Oiseaux de proie’ me parece una maravillosa canción que junto con las dos primeras ya hacen que el disco valga totalmente la pena.
    Para mi es un 7 que incluso tiende a 8. Está muy bien.
    Saludos.

  • Alarch

    A mí el Shelter me pareció insulso a ratos, pero este me gustó bastante más. Le debo más escuchas, pero también le pondría más nota.

  • JF

    A mi lo que más me ha molado es el bonus track, fíjate tu. Y no se si es bueno o malo. A ver con más escuchas.

  • yo llego a ellos sorprendentemente por Shelter, y gracias a esta web. Y digo sorprendentemente porque se mueven en los parámetros que me gustan especialmente.
    Al pillarlos en ese trabajo, obviamente los conozco en la parte mas Gazing, que black…
    Y es un disco que me encanta. Luego siempre he leído que los dos primeros son los mejores. Buff. pues Les Voyages del’âme me fascina igualmente!
    Este último lo veo como una maravilla inicial, con tres muy buenos temas iniciales, que decae poco a poco dejando el disco en un notable tirando a bien alto…
    Aún así, en una semana me lío la manta a la cabeza y me piro a Glasgow a verlos junto a Mono, toma ya.
    Efectivamente la sensación es de que han querido abrir un mercado, que ellos mismos han cerrado, demasiado pronto.
    Me gustan ambas facetas, pero el que escuche Opale y luego Je suis d’ailleurs torcerá una ceja, pero fijo.