Florian Kupfer – Unfinished

El house del cementerio

florian-kupfer-unfinished

El germano Florian Kupfer sigue a lo suyo, publicando referencias en formato EP que van dejando destellos del talento que rezuman estos. Quizá unas veces con una falta de definición que impide un trabajo más centrado, pero va mejorando ese aspecto y dejando huellas de lo que debería cristalizar en un debut en largo bastante bueno. Así lo atestiguan las producciones del año pasado, WT 21 (W.T., 2015) y Explora (Technicolour, 2015). Este año ha vuelto con Unfinished (Technicolour, 2016). De nuevo, otro conjunto de cuatro canciones en las que brilla la abstracción y el ritmo barbitúrico que impregna y a la vez caracteriza a sus temas, que fluctúan en las coordenadas del outsider house. Una fiesta de bailes hechos para los espasmos y las proyecciones de edificios decadentes de color gris. Esas sensaciones tan lúgubres y faltas de punch se trasladan al plano musical, pero Kupfer logra hacer de ellas algo magnético, sobre todo por cómo adereza las líneas sonoras en sus temas, y ‘Elle‘, el tema que abre el EP, es un perfecto ejemplo. Melancolía y tristeza, pero ejecutada con tremenda elegancia.

7.4/10

Del mismo pie cojea ‘Erika‘, con una sección vocal femenina que rompe esa sensación de vacío que puede dejar alguno de los temas del EP, sobre todo si las escuchas mientras miras fijamente la portada. Y aquí reside la magia de los temas que elabora el germano. Es capaz de sacar melodías luminosas que nacen de los restos de bases grises y pesimistas. Y si además esas percusiones a veces se salen de la tangente —ese sello outsider— como el filtro noise de ‘Being Me‘, entonces tenemos como resultado una referencia bastante interesante, para dejar en bucle por esas impresiones contradictorias que evoca. Eso sí, el tema que da nombre a esta producción, y que está al final, rompe la atmósfera para convertirse en un dark ambient ahora sí, muy tétrico. Pero qué duda cabe que en global, este Unfinished de Florian Kupfer es de lo mejor que ha sacado hasta la fecha. Una evolución que va en ascendente.

Me gusta el chunda-chunda.