Agnes Obel – Citizen of Glass

El acercamiento a lo experimental se sale bien a la danesa

agnes-obei

La danesa Agnes Obel ha llegado a la vida hipersónica con su tercer LP, Citizen of Glass (PIAD, 2016), un trabajo en el que vuelve a poner de manifiesto su formación clásica y su capacidad de adaptar lo mamado en casa a unos terrenos en los que el folk y el pop compartan protagonismo con eficiencia. Citizen of Glass llega a nuestras vidas para dar continuidad al magnífico Aventine (PIAS, 2013), y el resultado final no desmerece. 40 minutos de piano y bases electrónicas, de sonidos orquestales, cuerdas, onirismo y enorme belleza.

7.8/10

Citizen of Glass está lleno de delicadeza, de capacidad para trascender. No en vano, hablamos de una artista con un éxito comercial bastante decente en el norte de Europa tras sus dos primeras entregas, y aunque es posible que el camino seguido en este trabajo, mucho más experimental sobre todo en su segunda parte, no le reporte un éxito considerable en cuanto al acceso al gran público, cortes como ‘Stretch Your Eyes’, ‘Familiar’ o una escalofriante ‘Trojan Horses’ hacen que su presencia y calado artístico sea ahora mayor que nunca. Un aumento de prisma, de capacidad, de la mano de ‘Golden Green’, que obliga a prestar seria atención a esta afincada en Berlín.

  • Roly

    No lo he escuchado pero me pondré a ello. La culpa de que lo escuche no es la nota ni las palabras de la crítica, la culpa es de Aventine, uno de los mejores discos del 2013 (y que no habéis reseñado… ejem… ejem)

    Me acuerdo que dí un poquito el coñazo con Aventine por aquí.

    • dr.chou

      Es enternecedor que, a estas alturas, sigáis pensando que se puede contar con nosotros para algo.