Superjoint – Caught up in the Gears of Application

Vuelve la hora de los mamporros.

caught-up-in-the-gears-of-application

Ya hace más de uno año que estaba por aquí recordando la corta pero intensa discografía de Superjoint -lo siento, se me hace rarísimo escribir el nombre del grupo sin incluir el “Ritual”- para celebrar la posible llegada de un nuevo trabajo de estudio. Trabajo que finalmente ha salido adelante y que ya tenemos en circulación firmado con su (obligado) nuevo nombre. ¿Había motivo para estar tan feliz por el retorno de una banda así? Si necesitas hacer esa pregunta, sin duda necesitas escuchar cuanto antes la obra previa de estos tíos.

Cierto es que el sonido de este grupo nunca fue especialmente renovador y singular para la escena metal, aunque sí muestra ciertas particularidades con respecto a la carrera de sus integrantes, y hoy en día tampoco es que ese sonido esté siendo protagonista en las tendencias más interesantes del género. Analizado fríamente, es posible que este tercer disco de Superjoint no sea tan necesario y hasta se pueda decir que “no pasa nada si no lo sacan nunca”. Lo que pasa es que luego uno lo escucha y acto seguido se le quitan de la mente esas bobadas para pasar a disfrutar como un loco.

Superjoint volviendo a pleno rendimiento

Se podía esperar bastante de esta reunión porque dos de los pilares principales del grupo se mantienen -a más de uno le hubiera gustado que Hank Williams III se hubiera apuntado a la reunión, pero no se puede tener todo en esta vida-: por un lado el siempre característico Phil Anselmo, que raro es el disco en el que cante y no imprima su carácter, y por otro un Jimmy Bower que es toda una institución en esto del metal mugriento desde principios de los noventa con Eyehategod y a las baquetas con Down, grupo que también comparte con Anselmo.

Uno escucha este Caught Up in the Gears of Application (Housecore, 2016) y no siente como si hubieran pasado trece años desde su anterior referencia. El grupo se muestra a pleno rendimiento, engrasado, como si mantuviera la energía y la inspiración de hace una década. Su particular mezcla de sludge metal con hardcore y alguna pincelada de metal extremo muestra de nuevo una enorme pegada, dejando una serie de pepinazos tremendos como ‘Today and Tomorrow’, ‘Ruin You’, ‘Clickbait’ o ‘Asshole’.

7.8/10

No hay lugar a dudas y decepciones con Caught Up in the Gears of Application. Nos ha traído de vuelta a un grupo que no sabíamos que echábamos de menos hasta que los hemos vuelto a escuchar. Suena justo a lo que uno espera que suene un álbum de Superjoint: guarro, feroz y directo a la yugular. Su fuerza arrasadora y su despliegue son capaces de peinarnos para atrás y dejarnos los ojos como platos. Por tanto, este regreso no puede calificarse de ninguna otra manera que no sea con el adjetivo “satisfactorio”.