Torn Hawk – Union and Return

Lo mejor, la portada

torn-hawk-union-and-return

El neoyorkino Luke Wyatt ha vuelto a publicar nuevo material este año, y lo ha hecho con su alias más conocido, Torn Hawk, con el que logró colarse en la lista de los mejores discos de electrónica de 2014 gracias a Throug Force of Will (L.I.E.S., 2014). Un trabajo bastante diferente fue el último LP suyo, aquél mismo año, Let’s Cry and Do Pushups at the Same Time (Mexican Summer, 2014). Este tiraba por la parte más volátil de su electrónica, la que tira bastante de pop y sonidos escapistas y suaves que pueden resultar estimulantes. Y por esos senderos transita Union and Return (Mexican Summer, 2016), la versión con menos pegada de Torn Hawk, que sigue sin recuperar su mejor nivel. Aunque con respecto a Throug Force of Will, su mejor álbum, comparte esas líneas lisérgicas que se van difuminando mientras avanzan con la melodía, como es el caso de ‘Borderlands‘.

4.8/10

De este disco dijo Wyatt que se había inspirado en pintores románticos del siglo XIX, lo que se nota en ese acabado coelhista que tienen las canciones. Se echa de menos al Torn Hawk algo más agresivo que juega con las percusiones tremendistas, sin embargo hay cortes buenos como ‘The Romantic‘ en los que saca a relucir su lado más emocional. Y lo hace bien. Pero el resultado es bastante dispar en la mayoría de Union and Return. Al final, esas capas tan suaves e inofensivas crean más una sensación de aburrimiento y monotonía que de disfrute como en discos de ambient. Aunque claro, son estilos diferentes. Por lo que mientras el estadounidense siga por este camino, o mejora la propuesta con mayores matices que le den algo de enjundia, o vamos a echar bastante de menos al Torn Hawk de 2013 ó 2014.

Me gusta el chunda-chunda.