Zomby – Ultra

Un disco del que esperábamos mucho

zomby-ultra

Años después del gran With Love (4AD, 2013) y de llevar años experimentando con los bajos gordos, los sonidos claustrofóbicos y agudos y estructuras que lo mismo rebosaban agresividad que delicadeza, 2016 ha sido el año del regreso de Zomby en largo. Y nada más y nada menos que de nuevo en Hyperdub, donde ha debutado ahora en este formato. Además, recibimos la noticia con las orejas muy atentas, ya que venía de la mano de nada más y nada menos que Burial y otros productores como Darkstar. Ultra (Hyperdub, 2016) prometía mucho.

Un sonido que ha perdido mucho en profundidad

Algo bastante grande, de hecho. Lo esperado de un tipo como Zomby, que ha ido reciclándose y explorando nuevos moldes sonoros. Lo último que escuchamos de él fue un buen doble epé del año pasado del que se podía esperar que siguiera por esa línea, sobre todo por la del segundo, más completo. Sin embargo, lo que tenemos en Ultra es un trabajo, en líneas generales, más predecible. Pero no sólo eso; también con menos pegada y gancho. Es decir, lo que no se esperaba viniendo del inglés. No hay duda de que sigue en sus coordenadas sonoras, combinando ritmos que se superponen y se rompen con esas secuencias de agudos características y con secciones vocales elocuentes. PERO.

Sin embargo, esta vez ni la fórmula funciona tan bien, porque ha sufrido varias modificaciones que van en detrimento de las texturas que ponía de relieve siempre, ni las sensaciones son las mismas al escuchar el disco. Y eso que ha venido con expectativas por los aires por esas colaboraciones. El álbum parece que sigue la estela de With Love ya en sus inicios con temas como ‘Reflection’ y ‘Burst’, pero no funcionan como aquél álbum, y una de las razones es que ha quitado de raíz esos graves que te arrinconaban y te sumían en una habitación oscura que cada vez se iba estrechando cada vez más. Eliminado ese recurso, sólo quedan unos vocales típicos de la actualidad y que vemos en otros artistas vanguardísticos actuales, y los finos aguijonazos agudos de siempre. Es uno de los problemas, esta vez su UK Bass ha quedado desangelado con este giro. Y a veces, cuando están esos graves, falta el detallismo que los complementaba. Por lo que en pocos momentos converge esa otrora fórmula ganadora.

La culpa siempre es de las expectativas

Como ejemplo tenemos esos graves que vuelven después en temas como ‘E.S.P.’, pero quedan desolados sin una coraza que tenga más texturas y que evoque mayores sensaciones. En varias de las canciones del disco es como si las hubiera dejado ‘incompletas’ en comparación a otros trabajos, sin explotar gran parte de los recursos que le han granjeado su nombre. Y sin embargo, cuando juega más con esos terrenos es cuando llegan los resultados. Sin ir más lejos, el siguiente corte, ‘I’, —un corte bastante Actress— tiene esa atmósfera más oscura de su anterior LP, más otros sonidos en segundas capas que crean en global un mejor resultado. Lo mismo con ‘Glass’, el siguiente tema, que tiene ese tempo acelerado y recursos juguetones a los que apelaba en sus primeras referencias. Este es el Zomby que hace mella en las emociones y que inocula su talento a las canciones.

Sin embargo, en el siguiente tramo te vuelves a topar con esos temas sin una estructura clara —algo que tampoco es necesario en la electrónica— pero que al final parece un mejunje de ideas inconexas que no funcionan bien juntas. Ahí están ‘Freeze’ o la insipidez de ‘Thaw’, con un acabado francamente poco esmerado. Por otra parte, en el apartado de colaboraciones, la más destacable es la de Banshee, con una buena sección vocal y esas superposiciones tan de 2016 que te hacen moverte a su compás. Desde luego, una de las decepciones del disco —y del año viendo los colaboradores y siguiendo a ambos— es el tema con Burial, ‘Sweetz’. Adolece de graves y cuerpo en la raíz del tema, y parece que vira también hacia esa deconstrucción que han empezado otros como Actress o Huerco S. —con diferente resultado, claro— y que acaba en una suerte de laboratorio de experimentaciones. Otras como la de Darkstar, en cambio, sin explotar toda la melodía pop que estos pueden ofrecer, aquí está más implícita a pesar de los amagos tropicales, son más ricas en texturas e interesantes. Y eso sin ser un gran tema.

6.3/10

En definitiva, un disco que deja con las ganas después de varios años esperando a Zomby y quizá, culpa nuestra, esperando otro disco como With Love. Ha tomado un camino en el que se deja por el camino algunas de sus puntas de lanza y eso ha ido en detrimento del resultado general del disco, a pesar de que haya buenos temas. Algunos son para dejar en bucle y disfrutar del Zomby que esperamos. Eso sí, ni son tantos ni están tan inspirados como sus mejores momentos.

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.

  • Roly

    Buff, Buff, Buffffff, sólo lo he eschado una vez, con una me pareció suficiente.

    Las colaboraciones, que son las canciones a las que más les tenia gana no me aportan nada bueno. Del tema de Burial me esperaba algo más que un get me fucked up repetido cien veces.

    Puede que el problema sea eso que dice la crítica… y es que sí, tenía muchas expectativas en este disco. Bastante menos nota le pondría yo.Es terrible, soso y falto de chispa. Un regreso para olvidar.

    • Sí, el tema con Burial es el gran bluf. Un blufff que no nos hubiéramos esperado ni jartos de vino. De largo lo peor que ha hecho hasta ahora.

      Y sí, olvidadizo. Tiene esa nota porque hay cosas que salvar de la pira y tampoco es un despropósito, simplemente eso, una cosa predecible y falta de chispa…

      Bueno va, edito y pongo un 3,45.

  • MARDEBERING

    jajajaja suben a los altares grupos y solistas “digamos” muy discutibles que luego se convierten en mega Flops jajaja es como el Tour de Francia puedes ganar una etapa pero acabarlo ya es otra cosa muy distinta

    • jijijijijiji jajjajajajjaajjajajajj

      • black_gallego

        jujujujujujujujujujujujujujuj

  • Rene Varon Pelgrim

    Entré porque leí Zomboy.