Sigue a Hipersónica

memedt

El otro día cuando preparaba el post en el que mostraba mis miedos sobre los más esperados lanzamientos del recién estrenado 2013 aún no tenía constancia de que los grandes estandartes del metal progresivo tenían programado entrar al estudio de grabación durante este mes para preparar la continuación del anodino ‘A Dramatic Turn of Events‘. De haberlo sabido en su momento os puedo asegurar que habrían ocupado un lugar preferencial en el polémico post y no pocos palos le habrían caído a la otrora una de mis bandas favoritas.

Desde la humilde opinión de un seguidor de la banda desde la época de ‘Falling into Infinity‘, Dream Theater no levantan cabeza desde la publicación de ‘Octavarium‘, disco donde empezaron a mostrar ese acomodamiento de toda banda que se sabe líder de su liga y que, de forma un tanto soberbia, considera que no es necesario arriesgar un ápice pues se ven varios cuerpos por encima de los demás. A esto hay que sumar que son plenamente conscientes de que la gran mayoría de legión de fans con los que cuentan, los cuales les han aupado de forma ciega e incondicional al lugar que ocupan, no les darán la espalda en ningún momento pues son Dream Theater, los supuestos creadores del Metal Progresivo Contemporáneo (ya sabéis lo que me molestan este tipo de falsedades).

A este acomodamiento que podría ser normal, pues es lógico que toda banda pueda tener unos años de bajón creativo, hay que sumar el agotamiento de varios miembros de la banda, lo cual significó en primer lugar los abandonos de los teclisas Kevin Moore y Derek Sheriniam (el mejor teclista progresivo de su generación), y en segundo el bochornoso espectáculo de la salida de Mike Portnoy y las posteriores disputas, casting y demás chorradas que no hicieron sino menoscabar aún más la imagen de Dream Theater.

Con todo esto no pretendo decir que Dream Theater sean una banda a la que de por muerta, pero sí que me han hecho perder la confianza en ellos tras casi 8 años de sinsabores adornados de excusas de todo tipo. No niego que me volvería loco un nuevo gran disco de Dream Theater, pero desgraciadamente no confío en ello, y me temo que no soy el único. El hecho de que estén ya preparados para entrar al estudio pero no hayan acabado de componer el material que piensan grabar agudiza aún más mis miedos, os podéis imaginar.

Para saber cómo acaba esto no queda más que esperar hasta finales de este año, ya que acaban de entrar al estudio de grabación. Habrá que permanecer atentos, no sea que decidan hacerme un zasentodalaboca. Claro, que seré el más feliz del mundo en ese caso.

Vía | Metal Hammer

Más en Hipersónica | Dream Theater – A Dramatic Turn of Events: aguantando con lo justo | Mike Portnoy deja Dream Theater

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios