Sigue a Hipersónica

Muse

Con ‘Survival’, la canción oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 recién estrenada y opiniones divididas entre fans y paracaidistas puntuales, Muse han iniciado la cuenta atrás para lanzar el que será su sexto álbum de estudio. Pocos discos han generado tanta polémica antes siquiera de haberse estrenado un single, pero podríamos decir que ellos mismos se lo han buscado, después del giro de tuerca que dieron en The Resistance y que dejó a más de uno con dudas existenciales y cuestiones irresolubles. A mí me encantó, ya lo sabéis, así que al menos en ese sentido estoy curada de espanto. Pero algo me dice que lo que se nos viene encima con The 2nd Law sólo lo saben ese trío de ingleses.

El lío de Muse y el dubstep

La ristra de declaraciones que llevaron a más de uno a mesarse los cabellos empezó con Chris Wolstenholme afirmando que este nuevo álbum no tendría nada que ver con lo que habían hecho anteriormente. De otro grupo os diría que, seguramente, no es más que un farol, que la intención es que la gente escuche con una predisposición determinada el disco. Pero son Muse, y cuando el río suena, es que agua lleva.

Alguno quedaría por ahí que esperase, inocente, un retorno a sus mejores momentos en The 2nd Law. Mucho me temo que esa puerta ha quedado cerrada para siempre; el bajista aseguró que querían dibujar una línea que marcase un antes y un después con respecto a cierta etapa de su carrera. Creo que más claro, imposible. Sólo le faltó pedirnos que dejásemos de esperar un Showbiz 2.0.

Bellamy es un tipo excéntrico. Cada vez que abre la boca para hablar sobre cómo va a ser el próximo disco a más de uno se le cae el monóculo – y el alma – al suelo. Pero bajo las capas y capas de enrevesada superposición de adjetivos grandilocuentes y explicativos, suele dejar bastante claro los tiros por los que va a ir su trabajo. Recordad una de sus declaraciones más directas, sencillas y abiertas sobre The Resistance.

Hay una canción nueva en tres partes, más una sinfonía que una canción, en la que llevo trabajado esporádicamente durante años.

Algunos se llevaron las manos a la cabeza. ¡Una sinfonía! A mí me pareció un paso natural en la composición de Bellamy, subirse de división para poder disfrutar de una libertad que no permite una canción tradicional con pretensiones de single. Y a día de hoy sigue pareciéndome uno de los mayores aciertos de su carrera.

A lo que voy es que Muse, cada vez que abren la boca, por muy camuflados que estén los tiros, terminan haciendo diana cuando por fin tenemos el disco entre las manos. Si dicen que va a haber dubstep, lo habrá. Pero el problema llegó cuando, tras estas declaraciones, lanzaron el trailer de The 2nd Law.

El trailer de la contradicción y las declaraciones de la discordia

Vídeo | Youtube

Son Muse. Suenan a Muse. Excesivos, sinfónicos, rozando la incoherencia por momentos. Los adoramos. Y este primer adelanto a más de uno nos supo muy rico. El problema, de nuevo, eran las declaraciones sobre sus intenciones discotequeras. ¿Dónde está el dusbstep – matarile, rile, riel? No acepto sintetizador como animal de compañía, avisados estáis.

Recordemos qué dijo exactamente Bellamy al respecto del estilo del nuevo disco, y lo veréis más claro todo. Lo dejo en inglés, la traducción necesita algún tipo de estupefaciente para tener sentido:

Christian gangsta rap jazz odyssey, with some ambient rebellious dubstep and face melting metal flamenco cowboy psychedelia.

Se quedó a gusto, eso seguro. Que habrá alguno de esos elementos en el disco, ya os aseguro yo que sí. ¿Cuál? Esta frase no es más que un tweet de Bellamy, elevado a la categoría de predicamento que podría, perfectamente, ser la vacilada de su vida. Yo creo que lo único que se puede sacar en claro de ahí son dos cosas: la primera, que van a seguir siendo excesivos, barrocos o como lo queráis llamar, una característica que hace de sus directos verdaderos orgasmos de masas. La segunda viene respaldada por los hechos, y compone también un paso natural en la evolución de esta banda. Sólo hace falta escuchar el final que le dieron a ‘New Born‘ en el H.A.A.R.P. para ver que la idea lleva rondando tiempo.

La electrónica ha coqueteado con Muse, en algunos momentos de manera más notable que en otros, como sucedió con ‘Endlessly‘, de Absolution. Parecen más que capaces de incorporarla a su estilo como sana influencia y no como mera imitación tendenciosa y oportunista. Como tal, citan a Justice y Does It Offend You, Yeah?. Por tanto, ¿elementos electrónicos, dubstep? Sí. ¿Un asimilación total al estilo? No.

Del rap cristiano-gangsta no comentan nada más.

The 2nd Law: una y no más

Tras estrenar ‘Survival’ en la radio, Matt Bellamy y compañía soltaron la bomba. A pesar de que The 2nd Law va a ser su trabajo más diverso, aclararon que los elementos dubstep insinuados – para mí, muy levemente – en el trailer, se van a limitar única y exclusivamente a esa canción. Dejaron bien claro de esta manera lo mucho que les gusta que sus fans – y no tan fans – se coman la cabeza de mala manera.

Hemos intentado un montón de cosas nuevas, de las cuales en el trailer se deja ver una parte. Sólo hay una canción de ese estilo. Básicamente hemos intentado hacer lo que hizo Rage Against The Machine con el hip-hop en los noventa y coger un pedacito del mundo de la electrónica y el dubstep trasladado a instrumentos reales. Sólo hay un corte como ése, el resto es muy, muy diverso.

Bellamy ha declarado que lo que sí van a hacer es volver a su querido jazz – con ‘Feeling Good’ se dieron un buen capricho – e incorporar viento metal a sus instrumentaciones. Sí, lo mismo que vienen haciendo desde hace años y que en ‘Knights of Cydonia’ se convirtió en delirio.

El tracklist está ya casi terminado, y The 2nd Law saldrá a la luz en septiembre. Con un tema con ligeros toques de dubstep, trompetas aquí y allá y cierto rollito jazz. Visto así, no sé ya ni qué esperarme.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios