Síguenos

Actress Silver Cloud 2013

Rasgando el surco del vinilo rayado, el jack que conecta con el correspondiente ampli sin enchufar antes de sonar o la máquina marcando las pulsaciones constantes de un maniquí operado. Actress tiene otra idea en la cabeza ajena al consumo rápido y al 4×4 de baile. Él se recrea en los largos desarrollos hasta dar salida a una nueva entrega bajo el título de Silver Cloud (2013, Werk Discs) donde lo mismo nos transporta con éxito a su ciudad inventada que se queda pidiendo agua en el desierto.

Las sensaciones fallan en corto

Actress cada vez parece irse más lejos de su Techno inicial, en el cual incorporaba con éxito raíces negras, el Dub Techno alemán y otras tantas ideas que al final le acababan llevando a ser un posible sucesor de Aphex Twin corriendo desde fuera, en paralelo, aún con todo por delante para ganarse en realidad tal calificativo.

Darren J. Cunningham en largo me fascina. Lleva tres álbumes claves para entender por dónde está cambiando cierta electrónica de carácter minimalista a finales de la primera década del 2000 y comienzos de la segunda. Ahora, en corto, en formato 12”, donde el clímax se crea en solo 22 minutos, sus últimas aventuras son bastante corrientes (y si no estuviésemos hablando de Actress lo mismo hubiesen pasado desapercibidas).

En 2012 se apunto a la serie “Meets Shangaan Electro“ de Honest Jon’s Records y el ritmo groovy de sus dos temas tenía su aquel como completismo, como curiosidad. Con Metamorphosis (2012, Werk) directamente es mejor pasar. Y ahora con Silver Cloud nos deja un gran single (que en su caso no es tal) para después privarlo de compañía.

Actress concreta

El artista británico ya no provoca el baile ni siquiera en corto. Como máximo provoca el baile del soma. En este sentido podríamos relacionarlo con los movimientos hacia afuera de alguien tan grande como Vladislav Delay que va al margen o los sonidos de la ciudad de Deepchord pero sin la capacidad de baile.

Ahora bien, como Actress siga buscando la fórmula más minimalista, prescindiendo de cualquier pomposidad o efectismo va a acabar en la Música concreta en dos días más. Ya no tiene tan lejos nombres revolucionarios como Pierre Henry o Pierre Schaeffer y sus Symphone Pour Un Homme Seul (1950). Y al mismo tiempo que cito a dicha pareja podríamos hablar de toda esa escena en la que incluir a Luc Ferrari, Edgar Varèse y tantos otros.

Por el momento Actress no ha llegado a tal dominio de la aparente nada. Él sigue denso, entre drones y capas densas que pesan un quintal en temas como ‘Floating in Ecstasy‘, donde solo flota él mientras yo prefiero pinchar tal burbuja por tedio.

Hipersónica vota un 3Compro ‘Voodo Posse Chronic Illusion‘ porque me fascina. No es casual que en este caso se marque su tema con mayor duración de su carrera. Casi 12 minutos en los que tira de Glitch, quema las ondas y va superponiendo capas hasta que logro disfrutar de su visión abstracta, algo que no me pasa con el resto, ‘Silver Cloud Dream Come True‘ incluida. Otra travesía de esas que este tipo de artistas se marcan en el desierto sin mucho Ambient y poca miga, de esas en las que mis queridos amigos dirían “¿cuándo va a pasar algo?” (pese a que tampoco sea necesario que ocurra algo para el disfrute).

Silver Cloud avanza un Actress cada vez más vacío en forma y discurso. Pena que no todo sea como el primer zarpazo. La siguiente entrega esperada: Ghettoville. Hay margen para mil cambios más.

Escúchalo en | Spotify
En Hipersónica | Actress – R.I.P: la fragmentación como concepto
En Hipersónica | Actress – Splazsh: el mejor disco de música electrónica de 2010

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario