Sigue a

Portada de The truth, the whole truth and nothing but the truth


Entre la realidad de su primer disco y la ficción en la que se sumergieron con Corizonas, Arizona Baby se posicionan de cara a su próximo disco con un EP que puede saber a poco para muchos de sus fans. The truth, the whole truth and nothing but the truth no llena el espacio que puedan reportarnos nuevas composiciones, pero tampoco está mal para ir abriendo boca.

Un trío con la fuerza de un ciclón

El trío Arizona Baby lanza un nuevo EP

Después de unos años más que productivos, toca cerrar ciclos. Aunque el trío vallisoletano ha ocupado bien un nicho musical como es el sonido fronterizo en nuestro país, necesitan respirar. Se nota que han sido más que cuidadosos a la hora de gastar sus últimas balas porque siempre, hagan lo que hagan, parecen salir ganando.

Lo primero que dejan claro con este cierre de etapa es que, por muchas vueltas que le demos, lo suyo es un producto basado musicalmente en las raíces. No meteré aquí ninguna metáfora acerca de cualquier estado del medio oeste americano porque, la verdad, lo más lejos que he estado ha sido en el de Almería. Solo tenemos las referencias musicales que nos han llegado y podemos concluir que Vielba cumple con creces su papel en este largo recorrido que ha emprendido con su banda banda. Suenan mejor cuanto más desnudan su música, cuando permiten que todo el protagonismo repose en las voces y en las guitarras.

Dejando atrás la genial unión de constelaciones que fue Corizonas, que ya toca, ¿qué nos queda? Encontramos seis temas que rozan la categoría de descarte, de seguir un recorrido lento pero explorado. No termina de ser un EP todo lo redondo que podríamos desear después del torbellino inicial que supuso su irrupción en el mundo con Subterfuge.

Y aunque puede ser evitable, es cierto que la música de Arizona Baby exuda western y bourbon a borbotones. No es mala señal que quede ese regusto árido que algunos han denominado con acierto “el mundo tarantiniano”. Cada canción podría ser perfectamente una película, rock clásico y baladas.

Siendo continuistas, en busca de los caminos de perfección, entran con toda la potencia del mundo con ‘Where the sun never sets‘. Su irrupción es más que notable y parecen decir “eh chicos, no nos habíamos ido, no os relajéis”. Toda una demostración de talento y autenticidad que parece extraída de las mismas entrañas.

Ganas de más, potencia y variedad

El problema si cabe: las canciones suenan ya a conocidas, como si las hubiéramos escuchado en otras vidas. Quizá porque no se han alejado tanto de Second to one, o precisamente porque tampoco han querido dar un paso en falso y apostar sobre seguro. Sucede con ‘Misty morning sun‘, por ir de menos a mas, suena floja e innecesaria.

Abren con la potencia y rasgueos que deseamos escuchar, muy especialmente ‘Rock ‘N’ Roll Messiah’. ¿Que quieres arpegios y demostraciones de fuerza de Rubén Marrón? Dejadle suelto en ‘If I could‘ que veréis. Disfrute a borbotones.

Pero, obviamente, queríamos más. Arizona Baby no pueden aburrir y no lo van a hacer nunca. Eh, que somos un grupo con raíces sureñ… ¡zasca! Toma versión de ‘The model‘ de Kraftwerk para callar bocas, sin complejo alguno mezclando géneros e idiomas. La paleta de colores es variada y las mezclas irreprochables.

Hipersónica vota un 7 Hasta se atreven con sí mismos con su ya clásico ‘The truth‘, revisado en forma de dial radiofónico con un juego musical que sabe a poco, especialmente cuando permiten dejar entrever que pueden sonar como quieren. Bienvenidos, de vuelta, a las grandes ligas. Os estamos esperando.

The truth, the whole truth and nothing but the truth – Tracklist

  • 01 – Where the Sun Never Sets
  • 02 – Rock ‘n’ Roll Messiah
  • 03 – If I Could
  • 04 – The Ballad of Golden Valley
  • 05 – Misty Morning Sun
  • 06 – The End of the Line
  • 07 – The Model (Das Modell)
  • 08 – The Truth is On the Radio

Facebook | Arizona Baby

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios