Síguenos

Beck portada de The Velvet Underground Nico

Cuando se trata de genios, la productividad no conoce límites. A Beck le ha llegado el turno en estos últimos años, cuando está a punto de cumplir los 40, cuando le queda media vida por delante y cuando ha llegado a un nivel artístico capaz de publicar cuatro álbumes en seis años y encima afrontar versiones de The Velvet Underground y de Leonard Cohen.

Bek David Campbell siempre ha sido el artista inquieto que ha afrontado sonidos alejados de los sonidos convencionales, a veces para bien (Odelay, One Foot In The Grave, Modern Guilt), y otras veces no tan lucido (Guero, The Information), aunque siempre tenga detalles a los que prestar atención. Lo que nunca me hubiese imaginado es al californiano liarse la manta a la cabeza y recuperar a los clásicos.


Beck – All Tomorrow’s Parties (Vimeo)

Todo parte de la creación por parte de Beck del Record Club, una iniciativa que le lleva a juntarse con otros artistas para versionar temas clásicos con la condición de que los álbumes sólo se pueden grabar en un día, a la vieja usanza cuando se alquilaban los estudios en Nashville y el presupuesto no daba para más. Pero con una pega más: no habrá sesiones de ensayo previas a la grabación.


Beck – Heroin (YouTube)

Entonces nos encontramos con Beck en solitario y amigos suyos tan marcianos como él. Entre ellos: Nigel Godrich, Joey Waronker, Brian Lebarton, Yo, Bram Inscore, Giovanni Ribisi, Chris Holmes y Thorunn Magnusdottir. Lou Reed, John Cale y compañía son sustituidos 43 años más tarde de su grabación y el famoso The Velvet Underground & Nico (1967, Verve) pasa a ser revuelto sin miedo a convencionalismos o a puristas del grupo neoyorquino.


Beck – Waiting For My Man (Vimeo)

Hay sitio para todo. Bien a ‘Waiting For My Man’ se le incorpora el sintetizador Yamaha DX-7, en manos de Nigel Godrich, que ‘Venus In Furs’, de las más logradas, parece sacada de la No Wave oscura junto con un sitar, la white SG de Gibson y una flauta que Joey Waronker se encontró en una calle de Japón.


Beck – Sunday Morning (Vimeo)

En cuanto a las voces, en todas Beck hace el rol de cantante líder salvo en ‘All Tomorrow’s Parties’, en la que la cantante islandesa Thorunn Magnusdottir sustituye a Nico de forma solemne y se incorpora un teclado Casio por el fondo, junto al laúd de Chris Holmes; y en ‘Heroin’, donde Brian Lebarton se encarga de dotar con picardía una letra magnífica. ‘There She Goes Again’ Beck se la lleva a sus primeros pasos como artista.


Beck – Black Angel’s Death Song (Vimeo)

En el lado más clásico a la hora de afrontar un tema ajeno están ‘Sunday Morning’, aún con la mínima percusión de fondo; ‘Run Run Run’ al que se incorpora un Casio y algún que otro ruido; y ‘Black Angel’s Death Song’ la desnuda demasiado para mi gusto y resulta ser más Bob Dylan que Lou Reed.

The Velvet Underground & Nico es uno de los álbumes más influyentes de toda la historia de la música y afrontar cuatro décadas después su revisión bajo estas premisas merece su reconocimiento. Beck no parece tener límites y de aquí en unos años a saber dónde llega de seguir así. Sólo echo en falta una cosa: que no lo publiquen en un formato físico con una buena edición para poder incluirlo en mi colección personal, que el MP3 es demasiado frío.

Sitio Oficial | Beck
Más en Hipersónica | Beck – One Foot In The Grave (Deluxe Edition): una obra de folk y Lo-Fi impecable

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios