Síguenos

Clams Casino

Veo demasiado conformismo con la segunda referencia de Clams Casino, pese a ser un mixtape y pese a ser temas que ya hemos escuchado varias veces en los pasados meses. Instrumentals 2 no emociona igual que Instrumentals a secas, publicado primero en mixtape y recogido el guante por un sabio sello llamado Type para comercializarlo en vinilo, táctica que reiteró con otros listos de la clase del Hip Hop joven llamados Main Attrakionz, a quienes también conoce Mike Volpe. Sentados todos a la mesa, conectados por Wi-Fi. Qué bonita estampa. Enciende esa distorsión épica, Mike, que comenzamos.

Las cosas como son

Cuando en la primera referencia vas y te sacas de la manga algo tan grande tiene que ser jodido continuarlo. Al igual que en su momento creció en la comparación con el resto, ahora decrece por medírsela contra sí mismo. Las cosas como son. Tu amigo te tiene ganas. Parafraseando ese anuncio: “¿De dónde sacaste esa idea ingenua de que él es tu amigo? Él ya tiene un montón de amigos y tienen pelos en las piernas”. Clams Casino, ¿nos tenías ganas?

La referencia en largo no tiene tanto cuerpo como la anterior para sostenerse por sí misma, sin los MC de turno, gente a quienes Clams Casino debe su relevancia tanto como ellos a él, en especial Lil B y A$AP Rocky. Pasamos de Soulja Boy a The Weeknd, de temas pensados para The Jealous Guys a remixes para Lana del Rey. Y no hablo aquí de la tediosa idea de ser conocido es igual a hacerse un trabajo aburrido. Solo hay que volver a recuperar Instrumental, enchufarlo en los altavoces y descubrir cómo todos esos elogios estaban ahí por algo, porque él te mantenía en vilo, dejaba al Breakbeat de base del Hip Hop en un invento propio del color en Cuéntame. El Gangsta Rap se volvía cristiano y pedía gracias a dios con su propia divinidad inventada. Eso es lo que podía hacer Clams Casino antes y a futuro, que el hombre tiene mucho talento.

A las 22:00 cerramos el mes

En Instrumental Mixtape 2 Mike Volpe parece estar de cierre de mes, con la idea de entregar un pedido sí o sí pero sin cumplir la calidad a la que nos habituamos pronto y de la que luego queremos más; no somos bobos. En este segundo lanzamiento las melodías flotan y hacen sus cosquilleos, como una pluma tan bonita, tan mona y tan cuqui pero que flota en exceso y acabas tirando porque para qué quieres tú una pluma blanca, ¿acaso eres Robin Hood? Lo mismo aquí. Las bases son muy cuquis, pero ¿para qué quieres tú una base junto a A$SAP Rocky si tienes la original con el MC macarra encima enseándonos sus dientes con las fundas doradas. Ese rapeo odioso, lento, que te está recitando la lección del 1 por 1 es 1 y me llevó de paso 100.000 millones de Europa se echa de menos aquí. Ahí la base sí gana y mola lo que no está escrito en un Hip Hop habituado a los breaks como yo a las patatas fritas.

Quizá sea yo que he podido cansarme de este misticismo lo-fi detrás del Cloud Rap, pero no lo creo porque me sigue molando el sonido con el MC dándoselas de chungo encima. Un ejemplo: ‘Amor Fati (remix)‘ de un grupo ya de por sí sobrevalorado como son Washed Out. Otro ejemplo, ‘The Fall’ de The Weeknd y los pajaritos. Y el tercero: el ‘Born to Die (remix)’ para Lana del Rey que aún así gana a las dos mencionadas por la asfixia que tan bien controla este hombre, en especial el crescendo al final. Pero ‘Wassup‘ es un paseo a lo Amelie tirando piedritas en diminutivo al río, ‘Human‘ similar con un toque de cuerdas y un acabado que me recuerda demasiado a un Hare Krishna del Cloud Rap Lo-Fi.

Hipersonica vota un 5,5Clams Casino gana en la entrada grandilocuente de ‘Palace‘, táctica que repite con ‘I’m God‘ y ‘Unchain Me‘, casualmente el inicio y el cierre del álbum, bases enviadas a A$AP Rocky y Lil B respectivamente. Ahí sí anda solo. Llama al efectismo del timbre suave, de la épica, de ese toque angelical y lo mezcla con un rapero sucio en su discurso; esto último te lo imaginas aquí. Y asfixiándose con una bolsa de plástico en ‘Bass‘ también tiene su pegada pero vuelve a pedir a su Rocinante para que le acompañe en la aventura. No hay esa tralla salida de MPC como ‘Real Shit From A Real Nigga’, ni el juego de samples anterior como en ‘Cold War’ con Janelle Monae o ‘Illest Alive’ emparedando a Björk. Instrumental Mixtape 2 es el hermano que saca simples aprobados raspados con capas de Lo-Fi bien gordas al tiempo que ve cómo el mayor le gana con las matrículas de honor. Y una matrícula hecha solo por bases de canciones es algo muy grande. Lo mismo que un solomillo con foie frente a un plato de restos de costillas de ayer.

Descárgalo en | Download Mixtapes
Más en Hipersónica | Los mejores discos de música electrónica de 2011 según Hipersónica (V)
Más en Hipersónica | Planeta distante #7: Nuevas bases, nuevas rimas – Otro Hip-Hop [podcast]

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios