Sigue a Hipersónica

deadmu5-album-title

Deadmau5 está de vuelta. Llega con un nuevo disco bajo el brazo, octavo ya, del que ya nos ha ido dejando más de una miguita a lo largo del camino, con un par de singles que destacaban sobre todo por sus colaboraciones vocales. De hecho, el primero de ellos, ‘The Veldt’ ya nos decía en su letra la filosofía de vida que el productor y su > Album Title Goes Here < parecen querer transmitir: las máquinas nos hacen la vida más fácil, incluso a la hora de componer música.

Porque, para esta nueva entrega, Deadmau5 parece haber tomado la vía fácil, la de simplemente apretar botones (no lo digo yo, lo decía él, aunque él tenga claro que aprieta botones con más arte que otros productores del momento) para darle al mundo un poco más de lo que ya le ha dado, sin pararse a pensar en absoluto si está aportando algo a los millones de fans que le siguen por todo el mundo.

Deadmau5 y el aborregamiento de los States

Porque, para entender un poco la evolución musical de Deadmau5 hay que fijarse en la evolución de la música de baile en los Estados Unidos a lo largo de los últimos años. Joel Zimmerman, canadiense de nacimiento, ha vivido (y en parte ha sido responsable) del rápido ascenso de la cultura de club para las masas durante los últimos años. Ascenso o vuelta, porque el fenómeno de las raves nunca ha sido completamente ajeno al país de Obama, aunque ahora viva una verdadera segunda juventud.

El mérito de Deadmau5 y de sus contemporáneos no es el de llevar la cultura de club a minorías exquisitas, para eso ya están los de Detroit o Chicago, está en haber llevado el electro y el progressive a las masas poco exigentes, en haber democratizado la electrónica poco elaborada, convirtiéndola en el nuevo rock de los adolescentes. Lo suyo es simplemente haber rebajado los estándares de calidad de la música de sintetizadores y haberlos adaptado al lenguaje simple de radiofórmula que el común de los mortales entiende sin pararse a pensar en lo que está escuchando. Es lo que se ha dado en llamar escena EDM, que viene a ser básicamente lo que el mainstream al pop, y que los que se precian de hacer electrónica de calidad desprecian y los que lo practican ensalzan.

Si antes los verdaderos ídolos de la sociedad norteamericana eran las estrellas del pop o el rock, ahora son una élite de DJs y productores con cuentas multimillonarias, en su mayoría europeos, (aunque americanos como el mismo Deadmau5, Skrillex o Kaskade vienen pisando muy fuerte estos últimos años), los que son realmente idolatrados, como si de profetas se tratara; aunque su mensaje deje mucho que desear.

Y > Album Title Goes Here < es un buen resumen de lo que ha ocurrido con la electrónica en los Estados Unidos estos últimos años. Lo nuevo de Deadmau5 tiene muy poco que ofrecer al mundo, pero sus fans lo acogerán con los brazos abiertos, como si ni hubiera un mañana.

> Album Title Goes Here <: sin novedad en el frente

Deadmau5, que, cuando llegó a hacerse mundialmente conocido, gracias sobre todo a su hit ‘Faxing Berlin’ y un poco más tarde con ‘I Remember’, junto a Kaskade, ambos incluidos en Random Album Title (como veis, lo suyo con los títulos de álbumes es “épico”) gracias principalmente a DJs europeos del trance y el progressive, ofrecía temas medianamente destacables y frescos, ha preferido ahondar de forma mediocre en la misma fórmula una y otra vez, olvidándose de toda frescura posible para acercarse más hacia ese sonido bastardo, hijo de todos y de nadie, mezcla de electro, progressive, dubstep y rock que tanto practican los DJs americanos actualmente y con Skrillex a la cabeza.

Si en sus anteriores trabajos, For Lack Of A Better Name (y dale con los títulos) o 4×4=12 todavía quedaba algún destello de originalidad como los de ‘Ghosts N Stuff’, junto a Rob Swire, de Pendulum, o ‘Raise Your Weapon’ y ‘Sofi Needs A Ladder’, con la hasta entonces desconocida vocalista SOFI, ésta se ha ido perdiendo a medida que Deadmau5 crecía y crecía y se convertía en un monstruo mediático con máscara de ratón de ojos luminosos, capaz de ser incluso portada de la Rolling Stone.

Así, con este nuevo disco nos ofrece una buena colección de singles, que por separado podrían funcionar, llegando a ser verdaderos himnos para toda una generación siempre y cuando fueran por cada uno por su lado, pero que así, empaquetados dentro de la misma carpeta (Deadmau5 es el rey del formato digital, y a él le debe su fama) se convierten en un verdadero tostón de proporciones épicas y que difícilmente aguanta una escucha del tirón.

Por ejemplo, con el primer single que conocimos, ‘The Veldt’ inspirado por un relato corto de Ray Bradbury y junto al vocalista Chris James, descubierto por el mismo Zimmerman, tenemos un tema largo en exceso; 8 minutos son excesivos a todas luces, para un tema que por su tranquilidad no sirve para las pistas, y por su duración se escapa de las emisoras de radio, que ahonda en esos territorios tan explorados y mezclados por él en otras ocasiones, el trance y el progressive, y que indefectiblemente recuerdan a los tiempos de ‘Faxing Berlin’.

Esa misma línea, aunque sin parte vocal alguna, siguen otros de los cortes del tracklist, como ‘There Might Be Coffee’, ‘October’ o la que quizás sea más original de ellas, ‘Closer’, sobre todo por valerse de la melodía de Encuentros En La Tercera Fase, que sólo por familiaridad ya hace que la veamos con otros ojos.

Pero esa es la cara más amable de este Deadmau5; en el otro extremo tenemos el ratón muerto agresivo, el de bajos gordos y bleeps y riffs de sonidos penetrantes y agudos, el de subidón-stop-subidón, el del electro mezclado con dubstep que te hace dudar de si estás escuchándolo a él o si estás escuchando a Skrillex. Y de esa manera se presenta nada más comenzar el disco, con ‘Superliminal’.

Y en esa misma línea, la de mezclar todo lo que se pueda mezclar, como ya lo hemos visto en otras ocasiones, lo encontramos por ejemplo en ‘Professional Griefers’, junto a Gerard Way, de My Chemical Romance, uniendo el rock con el electro también al más puro estilo Skrillex, o en ‘Failbait’, donde los encargados del maridaje de estilos son Cypress Hill, que tratan de ayudar sin mucho éxito a acercar la música de Deadmau5 a los aficionados al hip-hop.

Su lado más “Chemical” nos lo enseña en ‘Take Care Of The Proper Paperwork’ y su sonido más europeo nos lo muestra en el segundo corte del disco, de la mano del americano Wolfgang Gartner, aunque curiosamente ‘Channel 42’ suena más al británico Feed Me que a Gartner con esa electrónica taladramentes que tan de moda han puesto las grandes raves americanas. Y para cerrar el disco, tenemos a una Imogen Heap completamente fuera de lugar, lejos de lo que ha demostrado ser capaz de hacer con su voz e igualmente lejos de cantar al menos un tema destacable por algo, porque este ‘Telemiscommunications’ que le ha dejado Deadmau5 es un tema gris y aburrido que no deja posos de ningún tipo en el oyente y que ni siquiera sirve para cerrar el disco dignamente.

Hipersonica vota un 4,8

En definitiva, no estamos, ni de lejos, ante el mejor disco de Deadmau5. Su música ha vivido momentos mejores, aunque seguramente esto no influya en su éxito y > Album Title Goes Here < se convertirá en otro nuevo superventas para el ratón muerto.

Puede que ese año sabático que ha anunciado que se tomará en las redes sociales para volver para cargar pilas y renovar ideas (yo creo que más bien para disfrutar de esa nueva novia que también ha aireado en la red) con un disco épico (en sus propias palabras) le siente bien. Desde luego, a poco que deje de usar y abusar de esos repetitivos ritmos y melodías, ese tiempo habrá sido bien empleado.

> Album Title Goes Here <, tracklist:

album-title250

01. Superliminal
02. Channel 42 (with Wolfgang Gartner)
03. The Veldt (feat. Chris James)
04. Fn Pig
05. Professional Griefers (feat. Gerard Way)
06. Maths
07. There Might Be Coffee
08. Take Care of the Proper Paperwork
09. Closer
10. October
11. Sleepless
12. Failbait (feat. Cypress Hill)
13. Telemiscommunications (feat. Imogen Heap)

En Hipersónica | Deadmau5 sale airoso de un cover del ‘Codex’ de Radiohead | En el iPod de Deadmau5

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios