Sigue a Hipersónica

delphic-collections

Esta es exactamente una de esas ocasiones en las que uno debe decir aquello de “dónde dije digo, digo Diego”… No me queda otra que admitirlo, porque el disco que me ocupa hoy es una verdadera decepción para lo que esperaba de él.

Hace un tiempo, cuando aún existía Noctamina y aquel era el rincón de mi recreo, tuve el gusto, (porque aquello sí que fue un gusto) de empaparme del debut de una prometedora banda que hacía indietrónica tirando a pop. Eran Delphic y su disco Acolyte apuntaba muy buenas maneras; dejaba la sensación de que una banda que aún tenía cosas importantes por decir acababa de nacer.

Delphic, ¿en qué ha quedado vuestro prometedor futuro?

Error. Ya entonces me atreví a hablar de brillante futuro, y quizás a nivel de ventas no me equivocase, quizás por ahí, por algún que otro mercado como el británico este trío de Manchester se ponga las botas despachando copias de su Collections, (no, no hablamos de un recopilatorio; ¡qué sólo tiene un álbum anterior a este!) pero lo que es a nivel musical, yo al menos declaro abiertamente haberme equivocado, y ya, desde el principio de esta crítica, por si alguno quiere ahorrarse el seguir leyendo y pasar directamente a la puntuación,

El caso es que, dónde en un principio, la fórmula planteada por el trío, si bien de novedosa tenía muy poco; melodías pop sobre bases electrónicas que no andaban sobradas de personalidad, la cosa funcionaba, y, al menos, a los que disfrutamos de los 90 al menos dos dejaban con una sonrisilla en la cara.

Pues bien, para su continuación, Delphic han querido dar un giro de 180 grados:

No queríamos hacer un disco que repitiera Acolyte, un más de lo mismo como esos de los que andamos sobrados hoy día y que no nos interesan lo más mínimo

Así pues, el trío se lo tomó como un desafío, como un “volver a aprender lo que creían que ya sabían”.
Palabras muy bonitas… sobre el papel, porque, si reaprender y desafiarse es llevar tu música, que antes era bastante decente, hacia terrenos del pop más radiable, e incluso por momentos sonando a boy band de los 90, mal elegidos teníamos los objetivos. Objetivos que, por cierto, no han conseguido salvar ni dos productores con experiencia y buen curriculum como Ben Allen y Tim Goldsworthy.

Collections: dando palos de ciego hacie el mainstream

Cuando comienzas a escuchar Collections, en los primeros compases de ‘Of The Young’, tema con el que abren el disco, todo hace pensar que la línea no será tan diferente a la de su antecesor, con esa entrada tranquila y de base electrónica, pero en cuanto oyes la voz de James Cook, el cantante y líder del trío, toda esperanza se te borra de la cara y sólo pueden venirte a la mente nombres como los de los peores Snow Patrol o OneRepublic.

Baiya’, el single encargado de avisar de la existencia de Collections,no mejora la cosa y, aunque es en efecto un tema pegadizo, uno no puede evitar acordarse de los Backstreet Boys o los N Sync de Justin Timberlake… ¿De esto no teníamos cientos de canciones en la radio hace unos años? A mí, la verdad, no sé si por no ser una adolescente con las hormonas en plena efervescencia o por qué, pero si es con esto con lo que me quieren enganchar, lo van a tener muy, muy difícil.

Los temas más lentos del álbum, como ‘Changes’ o ‘Freedom Found’ tampoco hacen mucho por enmendar lo que a todas luces ya nos va pareciendo una pérdida de tiempo.

Lo mejor del disco lo encontramos hacia su mitad, cuando primero aparece un oscuro ‘Atlas’, que nos hace pensar en lo que realmente esperábamos de este trabajo por ser de lo poco que se parece a Acolyte, incluso a pesar de ese “intermedio” dubstep que dice más bien poco, mientras que el punto optimista lo pone ‘The Sun Also Rises’, primero con su entrada a lo ‘Bittersweet Symphony’ de The Verve para luego ofrecernos algo completamente diferente, con un letra pegadiza y una de las melodías más claras del listado de temas.

En el grisáceo ‘Don’t Let The Dreamers Take You Away’, y en esa especia de interludio que es ‘Tears Before Bedtime’ (además de entregar un disco bastante escaso en temas, se permiten dejarnos un tema corto y con poca sustancia como este) el trío trata de darse ciertos aíres RnB y demuestra también que esa no es su guerra. Mejor que se la dejen a los que entienden de ese estilo.

Y para cerrar, los de Manchester se permiten sacarnos un bostezo, así, a las claras y sin disimulo, entrando de nuevo en el RnB y dando unas pinceladas de beat box, con un aburridísimo ‘Exotic’ en el que incluso meten con calzador alguna que otra rima en plan hip-hop.

La sensación general es que Collections es un disco demasiado forzado, en el que Delphic han querido experimentar en terrenos que no tienen nada de experimentales. Han entrado en lugares que les eran ajenos y la jugada les ha salido mal, justo en ese punto de inflexión que suele ser el segundo disco; ese que hace perder interés por un proyecto.

Hipersónica vota un 4

Aunque Collections es un claro ejemplo de que “quien mucho abarca…”, puesto al lado de otros álbumes pop de similar factura, no es excesivamente malo; por momentos es incluso más interesante que otros tantos discos de su estilo, pero mientras escuchas los 10 temas del listado, no puedes hacer otra cosa que preguntarte por qué…

Por qué, si hacían algo medianamente interesante, que sacaba al oyente de la monotonía del pop comercial, gracias a sus toques electrónicos (de buen gusto, que electrónica ramplona ya sabemos que la hay miremos a donde miremos en el mainstream hoy día), se han decantado precisamente por perderse sin un rumbo fijo, virando hacia ese pop facilón del que encuentras malos ejemplos a diario. ¿Por qué no ahondar y experimentar en lo que has demostrado que se te daba bien?

Como decía al principio, no sé si este Acolyte reportará unas buenas ventas a Delphic; lo que sí puedo decir es que para cuando haya que echar cuentas, y pensar en escuchar una tercera entrega, yo ya no estaré en el barco.


collections250

Collections, tracklist

01. Of The Young
02. Baiya
03. Changes
04. Freedom Found
05. Atlas
06. Tears Before Bedtime
07. The Sun Also Rises
08. Memeo
09. Don’t Let The Dreamers Take You Away
10. Exotic

En Hipersónica | Delphic – Acolyte: novatos con mucho futuro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario