Sigue a Hipersónica

DJ Rashad

En cada escena suele haber un cabecilla que lleva el ritmo y deja por los suelos a los que nos limitamos a pulsar el botón de reproducción. Dentro del Juke el honor recae en DJ Rashad, quien desde los 90 ha dado guerra junto a nombres como House-O-Matics o DJ Spinn inflamando lo que por aquel entonces denominaron Ghetto House y que acabó derivando en los últimos años en el Juke y el Footwork. Teklife Vol 1: Welcome To The Chi (2012, Lit City Trax) es su última entrega; desde ya uno de mis álbumes favoritos de dicho estilo y de este 2012.

Mejorando lo ya hecho

Sin contexto DJ Rashad es un fuera de serie. Con contexto es aún mejor. En Teklife Vol 1: Welcome To The Chi la evolución de aquel Hip-House de finales de los 80 en Chicago cobra vida en una nueva entrega mejorada. Es la versión actual de lo que Fast Eddie fue en 1988 con su jitazo de ‘Yo Yo Get Funky’ y el álbum Jack To The Sound (1988, D.J. International Records). Una sensación que trasmite el álbum en general, en la manera de usar la rapidez de los bajos, la mezcla de ritmos rotos, la voz y la manera de epatar con el ritmo y las cantaditas.

Al mismo tiempo la línea se puede tirar hacia el P-Funk que acogió el Deep House también por aquel entonces y le dio mimitos haciéndolo crecer aún más, pasando de aquellos 70 de solos de guitarras reiterativos a bucles en discotecas aún más eternos. ‘Chicago’ nos sirve de prueba para el juicio. Y ‘Feelin’’ bien vale otra recuperación de Fingers Inc. en el uso de los samples corta rollos.

Logra incorporar el Jazz accesible para la base que caracterizó a Guru en su día. DJ Rashad lo mete en pinceladas, le sirve para romper con la dureza del Juke, aunque en su caso hablar de dicho género es quedarse corto puesto que es un nuevo sonido mezclando de todo un poco. ‘Kush Ain’t Loud’ es otra prueba para meter en la bolsa de plástico cuyo cierre fácil es el horror.

Con temas como ‘Twitter’ se zampa a unos cuantos MC con sus mixtapes para descargar. Más básico y directo imposible. Y funciona. A los que les va el lado jarcoreta les deja ‘Trap Bakk’ y a correr.

En donde me mola más DJ Rashad es en los temas en los que sigue jugando con esa mezcla de Soul y demencia. ‘Walk For Me’ te taladra la cabeza en bucle y mientras se ríe de ti con la siguiente capa que va metiendo al estilo de solista meloso cual Al Green. El dedo en el ojo y la mano en el paquete. Una dualidad en la que DJ Rashad te deja las bragas en el suelo y no te levantes que tienes regalito que viene ‘CCP’ y te pone a practicar escalas cual infante de coro.

La caída desde arriba que me fascina del Grime, que tan bien llegó a este estilo, se deja ver en un cambio brutal en ‘Welcome To The Chi’. Muy del rollo a lo que le están construyendo a Lil B en las bases. Dos minutos de tralla y de repente la bajada. La pena es que no la estirase más hacia arriba y dejase caer para esparcir en el suelo al bajo gordo.

Hipersónica vota un 9,5¿Qué la zapatilla más básica no se estila? ‘Fly Spray’ es la Kelme de DJ Rashad. Ni el bombo que está ahora por Ucrania animando al tiqui-duérmete le calzaría este ritmo al pobre compañero de asiento en la grada.

Un MPC en manos de DJ Rashad y ya está todo hecho. Funk de batalla, Funk de mete mete. Ahora feliz, feliz (YouTube).

Soundcloud | DJ Rashad
Más en Hipersónica | Lo mejor en música electrónica en 2011: Juke y Footwork, la demencia de Chicago

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios