Sigue a

Djevel – Besatt Av Maane Og Natt

Este año 2013 nos está proporcionándonos muchas alegrías en el terreno del Metal, más que en años anteriores. No es de extrañar que esta santa web donde antes reinaba el Indie a sus anchas ahora este infestado de novedades que hace que algunos ya hablen de esto como Metalsónica. Y uno de los géneros metaleros que más nos está fascinando es el Black Metal, tanto a un servidor como a mis compañeros de lobby, el señor Pexiglás y Cronopio, hasta a un firme líder del sector garagero de Hipersónica como Mohorte no le ha temblado el pulso para recomendar el notable último trabajo de Deafheaven.

Pero uno de los aspectos que más destacan de nuestras novedades mencionadas relativas al género Black es que, en su mayor parte, están muy relacionadas a la vertiente atmosférica del subgénero. Inter Arma, Rorcal, los propios Deafheaven, Summoning o Altar of Plagues son buenos ejemplos de lo que intento decir. Bandas que aprovechan el Black Metal como base para desarrollar su música y prueban experimentando y empleando nuevos sonidos o estructuras no tan aceleradas como las que realizaron en su momento grupos míticos como Darktrone o Emperor. Aunque no es por falta de material, eso desde luego, ya que el Black Metal es uno de los géneros donde más discos se editan. Es más bien la falta de un grupo que verdaderamente pueda sorprender y causar impacto empleando cánones establecidos hace décadas.

Djevel, cuatro demonios homenajeando un movimiento

Esos grupos mencionados anteriormente han mostrado la constante evolución del género extremo y como sobrevive a base de no limitarse al estilo de la escuela noruega de Black Metal, marcada por el sota, caballo y rey. Sin embargo, desde las profundidades infernales sale un nuevo “demonio” dispuesto a tomar el espíritu de aquella escena, la del Inner Circle noruego, y a partir de ahí sacar un esfuerzo tan punzante, desgarrador y tenebroso como el que hoy nos ocupa. Ese es el segundo álbum del grupo noruego Djevel (que significa demonio en lenguage norsk).

Lo que más destaca de este grupo a simple vista son sus miembros. Todo ellos son reputados músicos en las diferentes clases existentes de Black Metal, tanto el más convencional como el que menos. Así, encontramos a la guitarra a Trond Ciekals, quien también aporrea las seis cuerdas en Ljå, a un titán a la batería como Dirge Rep, como bien ha mostrado en varias bandas destacando el nombre de Enslaved, a Mannevond, líder de Koldbrann, como bajista y como encargado del micrófono a Erlend Hjelvik, mejor conocido por soltar gorgoritos en su banda principal, Kvelertak. Por eso los noruegos se han terminado llevando la etiqueta de supergrupo. En muchos casos, este tipo de grupos solo suelen ser un proyecto entre varios miembros con cierta repercusión que se juntan para explorar otros caminos o como divertimento más allá de sus bandas principales. Y en este caso se da.

Un trabajo de gran pureza en su género

Claro, cuando le dices a un fan de Kvelertak que su cantante figura en esta banda, se muestra sorprendido ante lo que se encuentra. Sin embargo, no hay que obviar que las raíces del grupo noruego están, precisamente, en la escena metalera de su tierra, en esa generación de grupos pertenecientes al Inner Circle. Pero aquí no hay florituras ni experimentaciones ni coqueteos con el Black ‘N Roll como en Kvelertak o en el último de Koldbrann. Lo que encontramos en los ocho cortes de Besatt av Maane og Natt (“Obsesionados por la luna y la noche”) es un ejercicio de puro y afilado Black Metal digno de reverenciadas bandas del Inner Circle como Mayhem o los primeros Burzum.

Quizá cuenta con una ventaja con respecto a las bandas pioneras del movimiento. No tiene un producción tan descarada e intencionadamente Lo-Fi para hacer que ese sonido maltratado sonara más denso y oscuro. La producción de Besatt av Maane og Natt está mejor cuidada, pero diseñada para hacer su sonido más punzante, más directo y más tenebroso. Puede parecer un insulto a los cánones sobre los que se construyó el género, pero en realidad sirve para fortificarlos y hacerlos más sólidos. Pero aparte de ese punto, todo lo que hay en este grupo es un puro homenaje al estilo del Inner Circle, partiendo desde la portada del disco y también en las imágenes promocionales que existen del grupo.

7,8 Por supuesto, al igual que este álbum, hay muchos discos más que siguen a rajatabla las reglas escritas por el Inner Circle noruego. Pero pocos lo hacen con tanta sinceridad y con tanta calidad como lo han hecho Djevel en su segundo álbum. No será el mejor álbum dentro de la amplitud del Black Metal, pero sí de la faceta tradicional o “true” del género. Esperemos que este proyecto siga gozando de buena salud. Los instrumentistas demuestran un gran nivel y sus composiciones son afiladas y extraordinarias.

Tracklist de Besatt av Maane og Natt

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario