Sigue a Hipersónica

Ethernet

Estrés, desenfreno, trabajo (con suerte), dormir poco… Nuestras mentes necesitan descansar de vez en cuando para no estallar en cualquier momento. Para evitar las jaquecas y relajarte puedes ir al médico, o puedes acudir a tu amiga la música electrónica, que tiene remedios para todos los estados anímicos. Uno de los jarabes que te ofrece en este 2013 es el nuevo álbum del neoyorkino Ethernet, un tipo que te inmiscuye en la psique gracia a su música ambiental. Opus 2, el nombre de su nueva creación, te lleva de viaje a un páramo sonoro. Otra vez de la mano del sello Kranky.

Ethernet, superar el ambient para llegar a la mente

No debe ser fácil diseñar discos de ambient, a pesar de que aparentemente las capas sonoras puedan ser sencillas, hay que saber construir debidamente los cimientos del edificio para que este no se derrumbe, fruto de la más absoluta monotonía. Pero eso no va con Tim Gray, como se llama este productor estadounidense. A lo largo de sus diversos lanzamientos en un relativo breve lapso de tiempo, ha ido a lo suyo, ejerciendo de arquitecto para diseñar un sonido espacial, denso y lúgubre a la vez; sonando como un pinchazo de aguja en tu conciencia.

La dimensión que puede alcanzar este tipo de música no puede someterse a análisis en caliente y a bote pronto, requiere de muchas escuchas, calmadas y frías. Casi tan cerebrales como la música del propio Ethernet. De hecho, lo normal es que si no estás acostumbrado a la música ambient o a algo más movidito como el ambient techno, el disco te expulse fuera de su órbita. Por otra parte, en el caso de que tu cerebro, conscientemente, acepte verse envuelto en esta pieza de inquietante orfebrería sonora, puede que disfrutes. Y mucho.

Si decides que puedes tolerar su sonido, podrás comprobar buenas composiciones ambientales tejidas meticulosamente sobre placas drone, trazando puntos comunes entre Tim Hecker, Robert Rich o Deepchord. Algunas de estas referencias eran más obvias en sus anteriores lanzamientos, y es que Opus 2 es un disco más hermético que algunos trabajos anteriores, se cierra en banda para meterse decididamente en tu subconsciente. A partir de ahí, cada uno va dibujando lo que sus sesos le permitan. Por ejemplo, su material de 2012, Into The Woods, era un disco más plano que este, con menos matices que al anterior, 144 Pulsations Of Light, y más oscuro.

Opus 2, el momento de la introspección

Opus 2, sin embargo, es un álbum más equilibrado. Con mayores matices pero con sonidos más introspectivos, con sensaciones mucho más mentales. Discos como este son para escucharlos con paciencia, sin realizar otras tareas que te impidan prestarle atención. Es así como nos podemos encontrar, aunque de manera tangencial, a un Aphex Twin ambiental y sedado en Monarch. La canción fluye por sí sola, simplemente son necesarios unos buenos auriculares.

Una vez estás relajado y en disposición de que Ethernet se introduzca en tu cabeza, puedes comprobar la sensación de claustrofobia y soledad que se desprenden de temas como Correction. O por el contrario, como es tu cerebro el que decide qué tienes que sentir, puede que te relajes, que poco a poco vayas quedando sedado, imbuido en un bombo casi imperceptible que resuena una y otra vez en tu psique.

Sobre todo donde más matices y sensaciones puedes encontrar es en las canciones de más de diez minutos, si es que eres capaz de digerirlas. En Cubed Suns o Dog Star tienes muchos huecos donde inmiscuirte y perderte, con densas progresiones y momentos en que la música parece en coma y te empuja a un vacío existencial.

Hipersónica vota un 7,30 Aun así, cada escucha al disco resulta diferente; cada vez que lo pones te lleva a una reflexión y a un lugar diferente, descubriendo nuevos escondites que habías obviado en la escucha anterior. Ya sabes, uno de esos jarabes que te ofrece la electrónica.

Tracklist de Opus 2

  1. Monarch
  2. Correction
  3. Cubed Suns
  4. Dog Star
  5. Dodecahedron
  6. Pleroma

Sitio oficial del sello | Kranky

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios