Síguenos

tre

Hastío. Esa es la sensación que se tiene y la palabra que le viene a uno a la boca cuando toca hablar por tercera vez en poco más de dos meses de un nuevo disco de Green Day. Supongo que los fans del trío estarán muy contentos y más que satisfechos de haber recibido tres entregas a un ritmo maratoniano, pero la verdad, si no te incluyes entre ellos, la percepción es muy diferente.

Eso en cuanto a sensaciones; porque si uno se para a describir ¡Tré! acertaría diciendo que es exactamente el mismo perro con el mismo collar; sólo le han cambiado el color; el de la portada, claro.

Esta tercera entrega de la trilogía viene simplemente a confirmar lo que ya atisbábamos desde la primera y parecía hacerse evidente en la segunda: que Green Day no han sabido separar el grano de la paja. Eso, y que no había necesidad alguna de estirar tanto el chicle. Lo que podría haberse quedado concentrado en un disco decente se ha alargado en demasía y el resultado es tan sólo tolerable siempre y cuando no se escuchen los tres discos seguidos.

Green Day: ha llegado el momento de un merecido y largo descanso

Para empezar, cuando uno anda escaso de ideas, lo mejor sería sentarse ante las que se tienen y decidir cuáles son buenas y cuales malas. Lo que viene siendo una criba que, Billie Joe Armstrong y compañía no parecen haber hecho, habiendo preferido en su defecto un saco más grande en el que cupieran tanto las ideas malas como las peores. Así, nos queda claro, que esas “peores ideas” pesan más y se van al fondo de ese saco, quedándose para el final (pobre Tré Cool, lo peor de la trilogía lleva su nombre y su cara en la portada). Eso, o es que después de dos meses de sobreexposición a Green Day, uno no termina de ver la luz al final del túnel.

Ahora queda ya completamente diluida la posibilidad de qué cada disco de la trilogía nos ofreciera algo diferente; un concepto o idea que hiciera realmente necesaria el hacer tres álbumes, y que diera una cohesión a los mismos. Si, había un poco de ello en lo que nos contaron de que el primero era prepararse para ir de fiesta, el segundo la fiesta en sí y el tercero la resaca. Poco queda de eso cuando los tres componentes de la trilogía suenan a lo mismo y apenas encontramos variaciones en ellos.

Tras haber empleado los mismos trucos que conocen una y otra vez a lo largo de los primeros 25 temas, en los 12 últimos los repiten una vez más; con algunos cortes de punk y power pop rápidos, y otras tantas baladas y medios tiempos, en la línea de lo que nos han dejado en otras ocasiones, que conseguirán satisfacer a la mayoría del amplio espectro de seguidores que poseen.

¡Tré!: y con esto… ¿acabamos ya?

De hecho, de lo poco que sorprende esta vez es que hayan optado no sólo por cerrar con una balada, (el ya conocido y prescindible ‘The Forgotten’, de la banda sonora de Amanecer Parte 2) sino también por abrir con otra, ‘Brutal Love’, que sorprende además por ser una de las canciones más destacables de todo el listado, gracias a ese aire clásico americano que pocas veces ha explotado el trío y que les valdrá buenos momentos de mechero en alto cuando se den un baño de masas en algún que otro estadio (rehabilitación de Armstrong mediante, claro).

Al menos en esta entrega, los de Berkeley han querido ser algo más coherentes con la ideología punk y nos han dejado alguna canción con un poso de inconformismo que en ¡Uno! Y ¡Dos! no teníamos, como es el caso de ‘Dirty Rotten Bastards’ o, sobre todo ‘99 Revolutions’, dedicada al movimiento Occupy.

Pero ese aire contestatario tampoco es el rasgo más destacable y generalizado de ¡Tré! y quizás lo único que se pueda comentar sobre él sea que hay demasiados temas que suenan a déjà vu (o debería decir mejor déjà écouté), porque, ‘Sex, Drugs & Violence’, aun siendo de lo mejor del disco recuerda demasiado a un ‘Basket Case’ algo menos distorsionado, ‘X-Kid’, otro de los pilares en que se sustenta el álbum, es primo hermano de ‘Warning’ o ‘8th Avenue Serenade’ tiene ciertos aires de ‘Letterbomb’. Y lo malo es que esos son sólo algunos ejemplos.

Para rematar la faena, en esta ocasión ni siquiera tenemos un tema que nos rompa los esquemas, como si hicieron anteriormente ‘Kill The DJ’ o ‘Nightlife’ por salirse de todo lo esperado en los californianos al darse una vuelta por estilos que nunca habían practicado.

Así pues, todo se resume bastante bien en una de las frases de la letra de ‘X-Kid’:

Did you wake up late one day?
And you’re not so young, but you’re still dumb

Hipersónica vota un 4

Green Day se han levantado demasiado tarde y con cara de tontos, y han visto que el mundo no es que haya cambiado demasiado, sino que ellos ya no son los jovencitos que eran hace unos años. Todo un problema cuando tu público suelen ser adolescentes inconformistas. Tus fiestas con esa edad ya no son las mismas; no las preparas de la misma forma y las resacas no son en absoluto igual de llevaderas. Por eso, lo que parecía una buena forma de sacudirse el estigma de conceptos demasiado profundos y pretenciosos se ha convertido en una obra demasiado extensa sin necesidad alguna; al fin y al cabo, las fiestas a los cuarenta años son fugaces y no se pueden alargar tantos días.

Pero dejando a un lado elucubraciones y opiniones personales, lo que está claro es que de ¡Uno!, ¡Dos! y ¡Tré! podía haber salido un único disco repleto de singles potenciales y más o menos perfectos y, al alargarlo, se ha convertido en la colección de relleno más apabullante de los últimos tiempos. Una colección que, escuchada del tirón te hará suplicar la llegada del final y agradecer que, al menos cada uno de los discos sea de corta duración y que el total del conjunto apenas sobrepase las 2 horas.

tre250

¡Tré!, tracklist:

01. Brutal Love
02. Missing You
03. 8th Avenue Serenade
04. Drama Queen
05. X-Kid
06. Sex, Drugs & Violence
07. Little Boy Named Train
08. Amanda
09. Walk Away
10. Dirty Rotten Bastards
11. 99 Revolutions
12. The Forgotten

En Hipersónica | Green Day – ¡Uno!: vuelta a los orígenes por el camino de la irregularidad | Green Day – ¡Dos!: y a ti… ¿te daban dos?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios