Sigue a

Japandroids - Celebration Rock

Beber y fumar hasta el final de la noche. Gritar, saltar, cantar. Perder el conocimiento. Uooooh. Oh, oh, oh, ooooouh. Hay una fiesta en tu casa y Japandroids son los culpables de que el salón esté hecho un asco, un polaco anónimo duerma en su sofá y tú no puedas evitar sentirte melancólico. Celebration Rock es un torbellino de emociones juveniles que no hace prisioneros: o lo vas a amar o lo vas a odiar. En la juventud no hay sitio para el término medio y Japandroids hacen, ante todo, música para jóvenes de espíritu.

Celebration Rock: aquí van unos cuantos motivos

Antes de continuar os voy a presentar a mi Máquina de Detectar Gente Vieja. No confundáis gente mayor con gente vieja: como dijo Joe Crepúsculo, uno solo es viejo cuando hace cosas de viejo, e incluso un recién nacido puede nacer viejo. A continuación os voy a mostrar unos cuantos supuestos que, si cumplís parcialmente, os van a impedir comprender y disfrutar de Celebration Rock. Recordad que tan solo necesitáis haber sentido/pensado alguna de las siguientes opciones para quedar eliminados:

  • El corazón ya no vuela en un suspiro.
  • Has pensado alguna vez que la falda de esa chica es demasiado corta.
  • Desprecias el alcohol barato porque, según tú, bebes para disfrutar.
  • Como consecuencia de lo anterior, tienes en casa una o varias botellas de Bombay Sapphire azul.
  • Lo más emocionante que haces un sábado noche es quitarte las lentillas.
  • Tus amigos te han invitado a una fiesta pero tú les has dicho que tenías que madrugar para ir ver a la familia, que está en el pueblo.
  • Has descartado completamente la posibilidad de salir un día laborable.
  • Crees que las fiestas en casa de alguien son ya algo pueril e infantil.
  • Cuando vas a un concierto prefieres sentarte en la grada.
  • Te preocupa no tener comida en el frigorífico.
  • Lo planificas todo con tres meses de antelación porque odias la improvisación.
  • Has sacado de tu armario todas tus zapatillas y pantalones cortos.
  • Crees que en este disco hay demasiados uoooooh uoooooh oh.

¿Ya?

Bueno, pues los que quedéis, seguidme.

Sentimientos ambivalentes

La ventaja de aceptar y seguir de la mano de Japandroids es que siempre podremos criticarles, porque odiar también forma parte de la juventud. Y de hecho tenemos que hacerlo: Celebration Rock es un disco que a veces se hace demasiado largo, o demasiado ajeno, algunas canciones no les quedan tan frescas como deberían, podemos llegar a pensar que incluso la fórmula termina siendo repetitiva después de dos discos y otro más recopilatorio. Así que lo decimos: este disco no es perfecto. Y ya está, no pasa nada, hemos pasado por encima de lo malo. Vamos a por lo bueno.

La eterna juventud también son sentimientos ambivalentes. Ahora te quiero, ahora no. Ahora me apetece reír, ahora me apetece llorar. Es parte de no crecer, de vivir en una montaña rusa emocional, de no haber madurado lo suficiente (por fortuna) para no saber afrontar las cosas cotidianas sin que el drama se apodere de todo. Con Celebration Rock pasa algo parecido. Puede que a las diez de la mañana os suene a gloria. Y puede que después de comer lo detestéis. A mí, al menos, me sucede. Pero siempre termino volviendo a él.

Y precisamente vuelvo por cosas como los sentimientos ambivalentes, las imperfecciones, la nostalgia de una juventud que (por fortuna) aún no ha volado. Y, como dice Javimetal (que está tan ocupado adorando a este disco que no ha podido escribir sobre él), por los highlights. Los momentos cumbre. Japandroids entienden la música como una sucesión de momentos cumbres. Cuando les quedan redondos todo es maravilloso. Cuando no… Directamente saltamos a por el siguiente highlight maravilloso, que podría ser:

  • Los fuegos artificiales que abren ‘The Nights of Wine And Roses’.
  • La catarata interminable, pero no exagerada, de coros que hay en todo el disco.
  • El cambio de ritmo que deja paso, en el minuto 2:20 o así, a la sección instrumental de ‘Fire’s Highway’.
  • El épico “one night to have and to hold” que cierra la sección instrumental de ‘Fire’s Highway’ y que resume el espíritu efímero de Celebration Rock.
  • El vuelta a empezar en ‘Fire’s Highway’ con “a northern soul in southern lands”.
  • La primera estrofa de ‘Evil’s Sway’, que soluciona un inicio al que, de otro modo, le podríamos haber sacado alguna pega.
  • La batería que da todo el sentido del universo al riff de guitarra de ‘The House That Heaven Built’.
  • La simplicidad visceral de casi todas las letras. Por ejemplo: “When they love you, and they will, tell ‘em all they’ll love in my shadow, and if they try to slow you down, tell ‘em all to go to hell”.
  • La juventud incandescente de ‘Younger Us’ que resume el universo Japandroids.

Hay más, claro, tantos como queráis encontrar. Celebration Rock es una fiesta continua. Es la fiesta de todas nuestras vidas, porque en su monolítica frescura adolescente hay rincones para todos. Tan solo es cuestión de adentrarse en ellos y encontrar el que más nos convenga. Al final, al margen de cualquier otra consideración, Celebration Rock es un disco divertido. Y, aunque no sea perfecto, cuesta decirle que no a algo tan atrevido, descarado y juguetón como la música de Japandroids.

Me preguntáis por la nota y yo no sé qué decir. Javimetal me advirtió que no aceptaría nada por debajo del 8. probertoj tampoco supo que decir, tan solo un lacónico “no sé, no sé”. Como os he dicho antes, Celebration Rock es un disco que puede funcionar a una hora y a otra no. Y, sobre todo, que puede funcionar para una persona lo mismo que no funciona para la otra. La nota es lo de menos, aunque sea lo primero que hayáis venido a visitar en esta crítica.

Hipersonica vota un 7,85La nota no se corresponde a nada de lo que ofrece Celebration Rock: ni a su euforia, ni a su alegato juvenil, ni a sus guitarras expansivas, ni a sus coros, ni a su mensaje, ni a su batería grandilocuente. La nota son solo tres números y Celebration Rock es la vida (al menos por un rato).

Más en Hipersónica | Japandroids, vídeo de ‘The House That Heaven Built’: lo que ocurrirá cuando te amen… y lo harán | Japandroids – No Singles: su pasado es una pista para confiar en su futuro | Japandroids: Los corazones jóvenes encienden la chispa y el resto saltamos (Camino al Primavera Sound)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios