Síguenos

Jardín de la Croix - 187 Steps to Cross The Universe

Aquí en Hipersónica hemos seguido muy de cerca (y hemos dado mucho la tabarra) con el conjunto madrileño Jardín de la Croix a raíz del lanzamiento de su tercer disco. No es para menos. Sus dos primeros discos les han colocado bien alto en la primera división del Rock Progresivo español. Ambos discos les han servido para ir haciéndose un nombre entre nuestras fronteras. Con su tercer disco les ha llegado el momento de dejar de ser revelación y de dar el salto a las grandes ligas.

El potencial y las ganas ya se denotaba que lo poseían escuchando sus dos predecesores, pero hay que saber aprovechar esa ambición y tu propio talento para poder ser merecedor de competir allí. Con 187 Steps To Cross The Universe se puede decir que el grupo de la capital ha dado ese salto necesario en su carrera en el momento adecuado. No es fácil salir bien parado de tu tercer álbum, especialmente cuando el nivel desplegado en los dos álbumes previos es tan alto. Pero no solo consiguen estar a la altura, sino que lo superan con creces.

187 Steps To Cross The Universe y para llegar a la cima

El grupo aseguraba hace unos meses que el concepto principal de este trabajo iba a ser la figura del grandioso inventor Nikola Tesla, una persona primordial sin la cual probablemente no estarías leyendo estas líneas ahora mismo puesto que estamos hablando de uno de los mayores promotores de uno de los bienes más preciados de la actualidad, la electricidad. Una de las figuras más importantes de la sociedad contemporánea a la que el cuarteto le quieren rendir un sincero homenaje.

Es difícil poder realizar un trabajo conceptual de tal calibre cuando tu estilo es puramente instrumental. Por suerte, la imaginativa y la calidad de Jardín de la Croix hacen sencillo lo más complicado y consiguen sacar este homenaje a uno de los mejores inventores de todos los tiempos mediante un trabajo singular y, sobre todo, muy electrizante.

El conjunto capitalino consigue que su obra muda (en el sentido vocal de la palabra) resulte ser más expresiva que cualquier otra con letras extensas y con mucha profundidad. Ese saber transmitir sin palabras, solo empleando diferentes estructuras, cambios de ritmo, riffs vertigonosos que te vuelven loco y que consiguen reflejar las inquietudes y la pasión de Tesla por la electricidad y también por los campos magnéticos sonando precisamente así: inquietos, pasionales, eléctricos y magnéticos.

Jardín de la Croix dan el salto a las grandes ligas

Pero más importante que el concepto sobre el que se desarrolla este trabajo es, sin duda, su contenido. Un explosivo disco de Rock Progresivo de alta calidad de marcada influencia del Math Rock y el Post-Rock. El grupo muestra una habilidad desbordante a la hora de desarrollar sus composiciones, capaces de dar mil rodeos con muchos riffs de guitarra muy técnicos, tappings de locura, cohesión bien cimentada y finalizar otra vez en el punto de inicio, o en otro muy distante.

La soberbia capacidad de la banda para diseñar los pasajes de cada uno de los cuatro temas del álbum, capas de guitarras mezclándose y entrelazándose conforman esta vorágine tormentosa de locura, brillantez y rabia sonora. Pero no rabia porque sí, sino buscando un objetivo. Todo lo que se oye en este trabajo está calculado al milímetro: cada cambio de ritmo, cada efecto de guitarra, cada golpeteo incesante de la batería, cada línea de bajo, cada progresión y cada momento desbordante.

Hipersonica vota un 8,50 El conjunto total solo supera por dos minutos la media hora de duración, la cual, además, se pasa volando en un suspiro ante tal deleite, por lo tanto toca sacar del cajón de los refranes uno muy acertado: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Cabe destacar el detallazo de la banda en regalarnos en descarga gratuita este álbum, igual que los dos anteriores, para hacernos más fácil su escucha. Sin embargo, nunca está de más recompensar el trabajado esfuerzo que ha hecho la banda pasando por caja o adquiriendo una copia física (seguro que la recargada portada luce genial en vinilo). Pero lo más importante es que podemos congratularnos de la buena escena progresiva que tenemos actualmente porque con gente como Jardín de la Croix podemos mirar a los ojos a otros países de los que surgen grupos de gran categoría gracias a este maravilloso tercer disco que supera sus dos primeros trabajos y coloca bien alto al grupo en las apuestas para el mejor disco nacional de 2013.

Jardín de la Croix en Hipersónica

Escúchalo | Bandcamp

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario