Sigue a

Los Planetas, portada de Cuatro Palos

Los Planetas se encuentran en un momento dulce ahora mismo, en una de sus cimas musicales con motivo de los elogios que el cambio al flamenco dado en La Leyenda del Espacio (2007, Sony) ha traído, siendo considerado por muchos, entre los que me incluyo, como el mejor álbum nacional de la década.

Dos años más tarde, con el suficiente tiempo para haber asimilado y madurado el cambio dado en el terreno musical, llega este EP, titulado Cuatro Palos (2009, Octubre). Los granadinos tenían dos opciones: o bien dejar el flamenco donde lo habían cogido, al estilo de Lagartija Nick y su Omega (1996) con Enrique Morente, o bien seguir por esta vía y asentarse en un sonido que desde fuera muchos veíamos que no podía dar más de sí en próximas entregas.

Por desgracia, el camino elegido ha sido el segundo. Ha pesado más el interés de Jota y sus aventuras por seguir jugando con uno de los sonidos de su tierra, que la lógica del resto de dejar el pabellón bien alto y afrontar una nueva aventura.


Los Planetas – Romance de Juan Osuna (YouTube)

Esta situación ya se ha repetido con anterioridad en el grupo. Parece que sacan un gran álbum y luego después una continuación inferior y hasta que no ocurre alguna circunstancia clave, el grupo no cambia. No sería la primera vez, y este EP, desde mi punto de vista, podría ser esa circunstancia que evite un nuevo álbum demasiado parecido a La Leyenda del Espacio, del cual anuncian que tendrá sorpresas escondidas y que ya está casi acabado.

No sería lógico repetir una obra maestra y menos aún si el material que publican como avanzadilla es tan irregular. Sería una segunda parte que no sólo recibiría desastrosas críticas, cuestionaría la creatividad de un gran grupo, sino que encima desluciría a su predecesora, algo que no tiene que ocurrir. En ese caso, mejor hacer como Veneno, separarse y cada uno por su lado pero con el legado intocable.

Cuatro Palos, en ese sentido, actúa como un álbum planetero más antes que como EP. Si los 16 minutos y medio que se dan cita aquí se me han hecho interminables en las miles de escuchas que he dado al lanzamiento de pequeño formato, no me imagino que sensación me produciría un álbum completo en esta línea.


Los Planetas – Romance de Juan Osuna (YouTube)

Para mí este EP se resumiría en dos versos pertenecientes al ‘Romance de Juan de Osuna’: “Con lo mucho que yo la quería, se va sin volver la cara”. Siento decepción al escuchar este material. No reconozco a Los Planetas que tanto me gustan ni tampoco consiguen que me involucre con las canciones, algo que sí habían logrado hasta con Los Planetas Contra la Ley de la Gravedad (2004, BMG), su trabajo más flojo.

Estos cuatro temas pueden ser vistos como otra aproximación al flamenco que los más profanos de la materia rechazarán y en esta ocasión con razón. La Leyenda del Espacio supuso un homenaje magnífico a Camarón desde el mundo del Rock y aquí parecen haber optado por hacer el homenaje, a Manolo Caracol en el primer tema, menos desde ese planteamiento y adentrándose aún más en el flamenco y menos desde el Rock.


Los Planetas – Tarantos de Perico el Morato (YouTube)

Aún así, a mí esto me sigue sin parecer flamenco y pienso que a ellos tampoco les parecerá, por lo que la valoración desde esa perspectiva es errónea. El ritmo de sus guitarras sigue bebiendo de su época a caballo entre Una Semana en el Motor de un Autobús (1997, BMG) y Unidad de Desplazamiento (2000, BMG), pero la batería y la voz son lo que más han variado, produciendo un cambio más marcado. Mientras una parte sigue en una línea mantenida, con transformaciones, pero más cercana, la otra sigue distanciándose.

En una entrevista que desde el programa “Hoy Empieza Todo” hacían a Florent y a Erik ambos comentaban este hecho:

En todo el disco, los palos no se han llevado como tal. En las seguidillas sí hemos mantenido el patrón rítmico, pero en otros sólo hemos mantenido la métrica de la voz. Siempre se ha hecho con un guiño al Pop y al Rock ‘n’ Roll.

Por tanto, tenemos a Jota con registros cada vez más sueltos, más alto y con protagonismo, mientras que la etapa en que guardaba sitio en la segunda fila frente al muro de sonido se olvida.

Con semejante voz, a la que parece buscarse un carácter más emotivo imposible de asimilar, las letras tampoco destacan y es aquí “donde más se nota, puesto que es en lo que más se respeta de donde se bebe”, en palabras de Florent. Vale que los temas tengan que partir de un poso popular sobre el que luego experimentan, pero a mí no me convence escuchar a Jota cantando: “Le estoy pidiendo a Dios que me alivie esta fatiga, que elimine este dolor…”, como pasa en ‘Yo Le Estoy Pidiendo a Dios’, la más floja del EP. Prefiero las letras de Jota de anteriores discos, a años luz de estas.


Neu! – Hallogallo (YouTube)

Aún así, Cuatro Palos sabe contentar con otro single planetero, como es ‘Romance de Juan de Osuna’ al cual el sample inicial con la original de fondo le resta puntos y produce escalofríos en cada escucha, no por emoción, sino por escuchar semejante híbrido y pastiche junto. Además, es demasiado parecido a Neu! y su ‘Hallogallo’. Y tras la parte calmada de en medio, se vuelven a sacar otro tempo rápido con ‘Tarantos de Perico el Morato’, donde Florent vuelve a llevar la batuta en las guitarras, Jota vuelve a ocultarse en segundo plano y se percibe la mejoría.

Hipersónica vota un 3Por tanto, el resultado es muy irregular, mostrando la cara más floja de los últimos años de Los Planetas, quienes no han sabido llevar el buen estado de forma de su anterior álbum a este EP, y que bien podría ser el fin de un ciclo, el del flamenco, aunque el álbum siguiente se mantendrá en esta línea, más experimental, supuestamente, pero habrá que ver por dónde van los nuevos palos. Por el momento, estos cuatro, van bastante desencaminados.

Sitio Oficial | Los Planetas
Más en Hipersónica | Los Planetas y un posible avance del videoclip de ‘Romance de Juan de Osuna’: homenaje a Tron

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios