Sigue a

Maddjazz

Patapum parriba. Control rápido, sin manierismos, vertical, directo al pie del delantero o bien en carrera, sin eternizar dos horas en la defensa y el centro del campo para llegar a un 70% de posesión y decir que ha ganado el fútbol mientras en el sillón pegas una cabezada recordando de paso aquellos discos de Rock progresivo donde podías planificar una vida entera hasta que el lanudo de la guitarra decidiese dejarse de florituras. Maddjazz es Juke y el Juke es fiesta. La fiesta no entiende de vueltas en el aíre sin llegar a nada durante horas.

Un contexto violento

Un EP que deja el bajo gordo en primera fila. Ese jugador de rugby de dos metros a la redonda que nadie quiere tener en frente. Ese. Ese es el que te rompe el tímpano mientras el otro, el canijo, el que en su casa le gustan los desarrollos de fumarse en pipa llora desconsolado ante tal crimen de graves.

Trippy Trapp es la violencia que se necesita hoy en día ante tanta risa en nuestra cara por parte de todos, políticos, banqueros y mercado en general, a lo que hay que sumar los problemas de calle de cada uno. Si el Hardcore más salvaje triunfó a comienzos de los 90 en Europa, sobre todo en Holanda, no fue porque a nadie le gustase observar los colores de los tulipanes ante los rayos de sol escasos del invierno.

Chicago sigue siendo el centro

De nuevo procedente de Chicago y con la ironía que a mí me fascina en Booty Call Records, ya que el sello está en Francia. A la globalización y a la multiculturalidad obuses de bajos gordos. Así se ganarían guerras más rápido que ciertos safari africanos o concesiones de obras públicas.

Y solo hablamos de las pasiones más básicas que al final es a las que es mejor amarrarse en esos momentos de hartura: sexo, violencia y diversión. Maddjazz atiza con un 4×4 claro en ‘Lick You‘ que no va a permitirte pensar en otra cosa que moverte. Por momentos me recuerda al Moombahton, al final el deseo de evasión es el mismo.

Hipersónica vota un 7Side 2 Side‘ tiene ese sonido Rave en las venas, gusto por esos timbres agudos veloces y en ‘Back It Up‘ coge cualquier atisbo de Breakbeat y lo acelera, lo acelera hasta que ya hay los breaks densos propios del Grime, parecidos que en ‘How It’s Going Down‘ también encontramos. Todo ello con parte de Electro para que entre más fácil, la vaselina ante tales bombas. Esto último se ve sobre todo en los tres remixes que se marcan David Beltran, Marvy Da Pimp y Lazy Ants de cada corte.

Booty Call Records informa que Jorge Armande Ortega es Maddjazz. Habrá que creerles. Este hombre es miembro de la crew Ghetto Division y lleva desde los 14 años jugueteando con el djing y los platos.

Nos darán por todos los lados pero al menos que los altavoces atruenen.

Escúchalo en | Soundcloud
Más en Hipersónica | Lo mejor en música electrónica en 2011: Juke y Footwork, la demencia de Chicago

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario