Sigue a

Nosaj Thing

El estadounidense pero con atributos asiáticos Jason Chung, más conocido como Nosaj Thing, debutó en largo el pasado 2009 con Drift, un más que decente álbum de wonky en el que se dejaba querer en muchas ocasiones por intensas capas de IDM industrial y profundas bases de glitch hop. En este 2013 ha vuelto con su segundo largo, Home, en el que ha bajado bastante el pistón. Más de lo que se podría haber esperado.

Nosaj Thing, o cómo trazar un buen camino para salirse nada más empezarlo

Drift era un trabajo mucho más interesante, en él podíamos encontrar texturas más diversas, algunas con un IDM oscuro y denso, otras con ritmos hip hoperos que estaban incluidos en ese límite difuso entre el wonky y el glitch más liviano. No es que fuera un disco que te dejara con el culo torcido, pero era una buena muestra de lo rápido que se están propagando estos nuevos híbridos y sus respectivas experimentaciones.

Lo que ha pasado con Home es que nos encontramos a un Nosaj Thing con menos matices en sus sonidos, sin ese aura de glitch hop resbaladizo o de IDM oscuro. En este sentido, es un trabajo bastante más accesible, y eso teniendo en cuenta que el anterior no era ninguna compleja obra experimental. En Home ha puesto el freno para dejar que fluya mucho más glitch sin apenas pinceladas de hip hop, lo que le otorgaba un importante elemento adictivo.

El resultado es un álbum en el que da la impresión de que no hay tanto esmero a la hora de construir las canciones, como si lo hubiera modelado sin muchas ideas; sin intentar mejorar lo mostrado en su debut en larga duración. Viendo las bases sentadas en ese Drift, cabía esperar que hubiera aumentado esa parte hip hopera para confeccionar bases más marcadas; más ofensivas. Pero no, el resultado es un disco demasiado calmado, con un tempo bajo. Y para disfrutar de esto ya tenemos al future garage y derivados.

Home, un álbum sin el carisma de lanzamientos anteriores

Home es un disco que ya arranca dando pereza, con canciones como la que da título al disco, Eclipse (con un miembro de Blonde Redhead) o Safe. Es la sensación de haber escuchado esa canción múltiples veces a través de Rustie, Mux Mool (pero a menor nivel) y otros compañeros de generación. Puede que en el debut también, pero allí estaban más trabajadas, con más cariño. Con mejores resultados en definitiva. Parece que cambiar del sello Alpha Pup a Innovative Leisure no le ha sentado muy bien.

A este segundo disco de Nosaj Thing le falta carisma y punch, le faltan los sonidos elocuentes y metálicos que resonaban al chocar con marcadas bases de hip hop o con densas líneas de IDM. Seguiremos encontrando buenos intentos de volver a sonar fresco y con temas con vitalidad como Snap, pero ni brilla como lo hacía varios años atrás, ni tiene la profundidad requerida. Ni siquiera colaborar con Toro y Moi en Try le sirve de mucho, nos sigue durmiendo en los laureles.

Lo que más recuerda a su debut en largo y al buen EP previo son los dos cortes finales, una Phase III a la que se le podía haber sacado mucha más punta, y una Light 3 que no está del todo mal, pero que más que mostrar sus virtudes, muestra sus vergüenzas.

Hipersonica vota un 4,8Es el perfecto ejemplo de que no ha podido componer canciones a la altura de lanzamientos anteriores. Poco que rascar en este segundo disco de Nosaj Thing. De todas formas, aún lleva poco tiempo publicando música y tiene mucho margen para mejorar. Estaremos atentos. Mientras tanto, archivaremos este disco en la papelera de reciclaje.

Sitio oficial | Nosaj Thing

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios