Sigue a

TaraMotorHembra

Nudozurdo afrontan con este nuevo álbum el reto de confirmar todo lo bueno que habían apuntado en Sintética: solidez, oscuridad, magnetismo, intensidad y esa voluntad de perseguir la liberación de los demonios interiores en un proceso doloroso pero exorcizante. Todo esto se conserva, y podemos confirmar que su esencia sigue intacta. Por tanto, buenas noticias: ofrecen muchas cosas de las que esperábamos.

Dan un paso adelante en la que para mí­ es su virtud más destacada, especialmente en sus conciertos y preferiblemente al aire libre (su capacidad innata de absorberte y embarcarte en una espiral que conduce a un estado de éxtasis, trance o clímax visceral) aparece aquí­ con mayor densidad, con una textura que no por sernos familiar nos resulta menos desazonadora, inquietante y amarga.

Nudozurdo – Golden Gotelé (Youtube)

El crecimiento en el sonido es superlativo, y nos deja varios temazos que desde ya están entre lo mejor que han hecho nunca y entre lo destacado de lo que llevamos de año: ‘Golden gotelé’, ‘No me toquéis’, ‘Láser love’ y ‘Dosis modernas’: cuatro canciones supremas, magníficas, profundas y largas (5 minutos las dos primeras, alrededor de los 8 las dos últimas), pruebas exuberantes de las virtudes y capacidades del grupo.

Son las cimas creativas de un disco que termina por resultar irregular, con demasiada diferencia entre canciones tan consolidadas como las nombradas, y otras que dan la impresión de no estar redondeadas, de echar una envoltura hermética y sólida. Por ejemplo, parece que intentan disimular la inconsistencia de ‘Prueba/error‘ o ‘Conocí el amor‘ subiendo la distorsión y la contundencia rítmica, quedando a mucha distancia de la notable y obsesiva ‘Prometo hacerte daño‘.

Nudozurdo – Láser love (Youtube)

Particularmente, agradezco su intención de probar nuevos sonidos, como la caja de ritmos y la textura electrónica de ‘Sueño demo‘ (en una dimensión similar a la del nuevo disco de Catpeople), las cuerdas de una evocadora ‘Mensajes muertos‘ o la íntima y acertada colaboración de la hermana de Leo en la redentora ‘El diablo fue bueno conmigo‘.

Sin embargo, tengo la amarga sensación de que en esta ocasión, ni las letras ni la voz de Leo están tratadas al mismo nivel que el andamio sonoro que los envuelven. Las letras pierden la narratividad y la coherencia interna de Sintética, y aquí resultan inconexas, deslavazadas, mientras que a su voz le sientan muy mal los coros que la acompañan, en vez de transmitir la solemnidad de una voz, limitada técnicamente pero consistente.

Nudozurdo – Dosis Modernas (Youtube)

Hipersónica vota un 7,30 Sintetizando, es una pena que el crecimiento sonoro del grupo no se traslade homogéneamente a un disco que posiblemente suponga su consagración en el rock nacional. Debemos alegrarnos por las cimas alcanzadas, pero también preocuparnos porque aparezcan también algunos descensos que afean una sólida propuesta. Quizá es el problema de compararlo con un anterior disco de sobresaliente, y quizá estos bajones podamos pasarlos por alto, pero a un grupo hay que exigirle lo máximo posible en función de sus virtudes.

Escúchalo en | Spotify

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios