Sigue a Hipersónica

Pedro The Lion - It's Hard To Find a Friend

Caminando por la línea que divide la acción de la apatía, David Bazan dejó en el debut de su banda, Pedro The Lion, destellos de la mejor música folk que puede tocarse en los porches de una familia indie. Una familia en la que la madre es la borracha y el padre el insatisfecho y en la que los gatos sólo sirven para que los hijos hagan ensoñaciones; sueños de un futuro peor en el que el felino es la única mujer que quiere vivir con él en un apartamento. Ahora que se reedita It’s Hard To Find A Friend (1998), tratamos de hacer que no vuelva a pasar inadvertido.

Pedro The Lion y la fe

Si el rock cristiano ya da miedo como expresión de género, imaginaos el indie-rock cristiano. Pero son minoría los que toman esa perspectiva y, al final, lo que va saliendo no conforma una lista mala: Low, Sufjan Stevens… Y también David Bazan.

Nacido en Seattle, Bazan se formó en la escena hardcore, pero en realidad lo que le gustaba tocar iba mucho más encaminado a un pop a medio camino entre el folk y el slow-core… y, sobre todo, dinamitado por dilemas religiosos. Bazan, cristiano practicante, entonaba y afrontaba las canciones como Lou Barlow: explorando las relaciones sentimentales (no sólo las de pareja, sino también las familiares). Pero, a la vez las canciones de Pedro The Lion van dejando migas de una fe que está presente a la vez que siempre tiene que re-examinarse.

Dad, dad, why did you let that man
Push you around like that?
You should have beat him down
Down to the ground for that
He said son, you’re still young
And you always jump the gun
There’s real people in the big, big trucks
That you flip off when they get in your way
They’re so high that you pay no mind
To the big, big sign that says ‘oversize load’
Do you really think they can go as fast as you
In your ’87 Trans Am
They know you’re in such a terrible rush
But they’re going just as fast, as fast as they can

It’s Hard To Find A Friend: amigos para nunca

Swim with me and we’ll escape all the trouble of the present age
Finally free
Mermaids teach us how to breath beneath

Para Bazan, la simpleza es belleza. O eso desvela desde la inicial ‘Of Coming Up Monarchs‘, con esas líneas de escapismo submarino que abren un disco que parece romántico y, en realidad, es salvaje, a ratos desolador. Da igual que se vista de folk o se ponga el traje de unos Lemonheads (como ocurre en ‘Big Trucks‘ o en la final ‘Promise‘) o que no tenga problemas en acercarse a Elliot Smith.

Se impone así la dulzura sardónica de ‘The Longer I Lay Here‘, el sarcasmo brutal de ‘When They Really Get To Know You, They Will Run‘ (esas chicas que con sólo depilarse las piernas ya creen ser estrellas de cine y esos chicos que también piensan lo mismo) o el amante dolido y altivo de ‘Minor Prophets‘.

Se impone un cantante/poeta que suelta verdades como puños y las hace sonar originales a pesar de ser sólo tópicos del indie confesional. Podría haber sido horrible, pero It’s Hard To Find a Friend es un disco que sólo se ahoga en la apocada y algo aburrida ‘The Longest Winter‘.

Las dudas las vence el ritmo perezoso de indierock sin eléctricas que propulsa ‘Bad Diary Days‘, esa canción en la que dos entradas de cine sirven para descubrir que ella no ha ido a ver esa película contigo y que todas las promesas serán en vano:

She swore that she could explain
She swore that it would not happen again
She swore that she could explain
We both knew her words were in vain.

Hipersonica vota un 7,85Sus letras, las de un cristiano en crisis, acaban por ganar la partida incluso vistas desde una perspectiva agnóstica. Al fin y al cabo, cuando las encrucijadas llegan, la diferencia entre creer y no creer es la misma que entre un naufrago sujeto a un fino tablón y otro a un flotador pinchado.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario