Síguenos

Rihanna

Rihanna ha sido predecible en pocas ocasiones. Nadie esperaba Rated R, y mucho menos que tras este disco turbio apareciera una compilación de pelotazos comerciales como fue Loud. Digamos que ha sido una de esas artistas que ha tenido en cuenta las tendencias en el panorama mainstream pero se ha permitido el lujo de hacer lo que le ha apetecido en cada momento y encima le ha salido bien. Talk That Talk la terminó de colocar a la cabeza de las que intentaban dar el puñetazo en la mesa de la electrónica arrimada al pop tan de moda en los últimos dos años, y lo que sí era previsible era que tocaba dar un cambio de rumbo en su nuevo trabajo. Lo que yo al menos no me esperaba era una continuación mucho más natural de Rated R que de su anterior disco.

Unapologetic, crudeza de difícil digestión

En esta ocasión voy a hacer una diferencia entre dos aspectos: la evolución de Rihanna y el hecho de que esta evolución me guste o no. Está claro que la vida personal de Rihanna, siempre tan patente en sus discos, ha vuelto a ser la base de este trabajo. Quizá no de manera tan pronunciada como en Rated R, o mejor dicho, tan obvia, pero lo que sí es cierto es que encontramos recovecos más vulnerables que entre los resquicios de ‘You Da One’.

Unapologetic no está plagado de jitazos como lo ha estado casi toda su carrera hasta la fecha. No encontraréis pelotazos de los que bailas como un desgraciado los sábados ante el espanto del hipster de turno. No pisotearás tus gafas de pasta por un equivalente a ‘We Found Love’. Sí hay un huesecillo para los que echen de menos este lado mas culpable en forma de colaboración con David Guetta, ‘Right Now‘. Pero se acerca más a un ‘Where Have You Been’ crudo.

Vídeo | Youtube

Crudo podría calificar perfectamente este Unapologetic. Crudo y ligeramente monótono. El viaje es mesetario, no crece, se mantiene en un tono medio de interés tibio que rara vez destaca y tampoco cae en picado lo suficiente como para ceder en la escucha. Las colaboraciones tienen parte de responsabilidad en añadir variedad al conjunto, siendo quizá la más interesante la de Mikky Ekko en ‘Stay‘, uno de los cortes más atractivos, sencillos y la balada más lograda de cuantas ha cantado Rihanna en los últimos años.

Vídeo | Youtube

Los que esperabais echar un vistazo a qué se traía entre manos Eminem ya estaréis curados de espanto. Su aparición en ‘Numb‘ es prácticamente anecdótica, no tiene prácticamente presencia y la que tiene no añade nada especial al corte. Pero esto es lo mismo que ver a Jeremy Irons en ‘Dragones y mazmorras’. De algo hay que vivir.

Vídeo | Youtube

Os diré que ‘Diamonds‘ me parece ahora mucho mejor en el entramado de Unapologetic de lo que sonaba a solas. Rihanna ha intentado volver a llevar su trabajo a su terreno personal, ha pasado del sonido electrónico que tan buenos rendimientos le ha dado y ha decidido dar un paso hacia el pop contemporáneo de corte más adulto. Eso es reconocible y creo que ha hecho un trabajo coherente con esta necesidad de dar un paso al frente. Ahora bien, el resultado no me gusta en absoluto. Me parece muy alejada de la imagen que acababa de lograr, casi con una personalidad impostada que no termina de cuajarme con respecto a lo que ha hecho hasta ahora.

La segunda mitad reluce en comparación con los cortes más secos de la primera, empezando con el estupendo ‘Stay‘ y siguiendo con la polémica ‘Nobodys Business‘, la colaboración más morbosa en el mundo de la música de los últimos años, con Chris Brown. Todo un mensaje sin demasiado peso en el disco pero con una letra que deja bien claro lo que piensa de cuantos la critican por las estupideces que está cometiendo en el presente. Eso sí, el puntillo a lo Michael Jackson a mí me ha ganado. Súper sofisticada.

Vídeo | Youtube

A destacar en esta ligera mitad está también ‘Love Without Tragedy/Mother Mary‘, una fusión de dos canciones que empieza con un toque pop años ochenta que funciona estupendamente con la guitarra en segundo plano y Rihanna dando rienda suelta a su mejor tono vocal, y que termina en una especie de penitencia musical con una tónica muy común que hace la transición fácil y lógica.

Vídeo | Youtube

Hipersonica vota un 5,5 Ya lo dije antes. Puedo entender que Rihanna dé un paso al frente, y como tal entiendo Unapologetic. Sin embargo, es tan divergente de los últimos dos discos que el resultado me suena, por momentos, ajeno a la creación que la propia Rihanna ha hecho de sí misma. Evolución, sí. Pero no me parece ni su mejor trabajo, ni a la altura de los anteriores aunque la división, incluso el deporte, sea diferente. Rihanna ha sacrificado su lado más entretenido, más provocativo, más disfrutable, en pos de una actitud más individualizada que no termina de funcionar.

Tracklist de Unapologetic

1. Fresh Off The Runway
2. Diamonds
3. Numb
4. Pour It Up
5. Loveeeeeee Song
6. Jump
7. Right Now
8. What Now
9. Stay
10. Nobodys Business
11. Love Without Tragedy / Mother Mary
12. Get It Over With
13. No Love Allowed
14. Lost In Paradise

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios