Sigue a Hipersónica

stratovarius

Uno de los géneros que se ha sumido en una profunda crisis con el cambio de siglo ha sido el Power Metal. Separaciones, disoluciones, multitud de proyectos paralelos y, sobre todo, la avalancha de grupos clónicos que aparecieron, llevaron a que un género que parecía había llegado para quedarse, haya estado apunto de extinguirse de no ser por el sorpresivo renacer de algunos de sus máximos referentes.

Hace una semana más o menos nos visteis alegrarnos por la tercera juventud en la que parece han entrado Helloween con sus dos últimos discos. Hoy llega el turno de hablar de Stratovarius, banda unos años más joven pero que ha llegado a transitar por terrenos mucho más oscuros que los alemanes y que, gracias a su nuevo disco, Nemesis parece comienza a asomar la cabeza.

Timo Tolkki, de héroe a villano con toda justificación

Las aventuras y desventuras que han vivido estos finlandeses en los últimos 10 años dan como para escribir varios libros, algunos de terror, otros de humor y otros ideados por ese ‘genio’ de la ficción jurídica John Grisham. Afortunadamente, una vez extirpado el tumor que casi acaba mandando a la banda a la tumba, parece que van cogiendo carrerilla y comienzan a recuperar el tiempo perdido.

Las surrealistas aventuras que han vivido con el borracho Timo Tolkki han ido desde ser expulsados de forma unilateral todos los miembros y sustituidos por otros que fueron rechazados por los fans de toda la vida, recepción de cartas con excrementos en su interior, que el antiguo líder abandone el grupo y robe todo el material que tenían preparado y lo edite con su nueva banda…

Afortunadamente el tiempo, y un tratamiento contra en alcoholismo y la depresión, han sido capaces de curar todas las heridas y los finlandeses, sin Tolkki eso sí, han sido capaces de reemprender su camino demostrando que aún tienen cosas que decir, y todo ello, con la losa de las deudas económicas a las que están teniendo que hacer frente por culpa de la pésima gestión del antiguo guitarrista y de los mil litigios en los que se han visto sumidos.

Renacer sin ser los de siempre

La evolución artística de Stratovarius les llevó a transitar por esa delgada línea que separa el Power Metal de pura cepa del Metal Sinfónico del que ya me habéis oído echar peste en una anterior ocasión. Tras unos inicios en los que eran plenamente deudores de la corriente del Metal Clásico alemán más batallador, su vida cambió radicalmente con la entrada del cantante Timo Koltipelto y ese viraje estilístico que comenzó a llevarles, en primer lugar hacia terrenos sinfónicos (Episode es uno de los mayores ejercicios de Metal Sinfónico de la historia), para posteriormente derivar hacia sendas cada vez más progresivas.

Stand My Ground by Stratovarius on Grooveshark

Desafortunadamente sus fans no se adaptaron a los cambios estilísticos, ni aceptaron las locuras de Tolkki, y comenzaron a darles la espalda de forma paulatina, hechos que ambos unidos hicieron que muchos nos olvidásemos de ellos. Polaris (2009) significó el regreso y el comienzo de un nuevo rumbo, un nuevo camino del cual Nemesis no es más que el tercer paso pero la confirmación de que van en la senda correcta.

Reduciendo revoluciones

Como os he contado antes, en 2009 fue el regreso y el comienzo del cambio con el que Stratovarius pretenden recuperar a sus antiguos fans o, al menos, lograr una nueva base de seguidores que les permita continuar en activo. Como era de esperar, la ausencia de Tolkki iba a suponer ciertos cambios estilísticos, pero personalmente, yo no esperaba los que aquí os cuento.

Fantasy by Stratovarius on Grooveshark

No es que Stratovarius se hayan pasado a otro género en los tres discos desde que regresaron, es que están abordando el Metal desde un punto de vista un tanto diferente. Por un lado han reducido considerablemente las revoluciones, lo cual les aleja de la multitud de bandas clónicas que surgieron a su estela y les acerca al Metal más clásico (aunque con reminiscencias de su propio pasado, por supuesto). Por otro, han logrado deshacerse de esa gran carga sinfónica que pendía como una losa sobre sus cabezas, y, para finalizar, y aún más importante que todo lo anterior, el teclista Jens Johansson ha cambiado bastante su forma de tocar, lo cual añadido a la disminución sinfónica ha contrarestado esa sensación caricaturesca que tenía uno al escuchar a la banda, y que personalmente me llevaba a pensar que estaba ante los Camela finlandeses.

Modernizando su sonido con una propuesta más clásica

Enfrentar un disco como Nemesis, teniendo en cuenta la banda de la que procede, se convierte en una experiencia un tanto contradictoria, en el buen sentido, claro. Como os he contado antes, Stratovarius han viajado atrás en el tiempo para rearmarse, para construir una nueva propuesta sonora, eso sí, no han viajado a su pasado, sino a los orígenes del género al que pertenecen. Así, armados con un sonido más clásico, sin algunos de los elementos que en su momento les hicieron distintos, han logrado sonar más modernos, paradójicamente más adaptados a los tiempos que corren.

La forma de modernizar su sonido reposa en dos pilares fundamentales. Por un lado, los teclados que antes nos martilleaban los oídos con sus soniquetes ahora han cobrado un papel bastante más ambiental y secundario, de acompañamiento y generación de atmósferas mucho más oscuras. Aparte de ello, en los momentos en que cobran protagonismo, los teclados suenan mucho más modernos, llegando incluso a rozar en algún momento recursos más propios de la música electrónica que del Metal (cosa que puede horrorizar a algún antiguo fan, todo sea dicho).

Aparte de los teclados, la salida de Tolkki ha permitido modernizar y enriquecer ostensiblemente el sonido de las guitarras de forma paulatina, hecho que ya se adivinaba en anteriores discos. Esta cuestión se pone de manfiesto en temas como ‘Out of the Fog‘ o ‘One Must Fall‘, canciones con las bases rítmicas más potentes de la carrera de la banda gracias a unos riffs que no habían exhibido hasta el momento.

Recuperando el gancho

Gracias a este endurecimiento del sonido y enfurecimiento de la vertiente temática, Stratovarius han logrado dos cosas. Primero han acabado con ese halo de banda ligera, festiva e intrascendente (y eso que se fueron aproximando al prog poco a poco) que les había acompañado desde tiempos de Episode, y segundo, han conseguido recuperar el gancho de antaño con un disco mucho más variado de lo que nos tenían acostumbrados en su época de esplendor. Este enriquecimiento estilístico ha llevado a que la balada de turno, otrora protagonista del disco en cuestión, en este caso se encuentra escondida en los últimos lugares del disco, encajonada entre la épica ‘Nemesis‘ y la potente ‘One Must Fall‘.

Out Of The Fog by Stratovarius on Grooveshark

Con su nuevo disco, Stratovarius han venido a decirnos que siguen vivos y vienen a recuperar lo que es suyo con más fuerza que nunca. Obviamente no todo es perfecto y se percibe que algunos temas no están totalmente bien rematados (el single ‘Unbreakable‘ me parece lo más flojo del disco) y en algunos momentos nos siguen recordando a los antiguos Stratovarius, cosa inevitable por la aguda e inimitable voz de Kiltipelto, la cual creo que es el punto más bajo del disco pues se nota que los años no han pasado en balde para el finlandés.

Hipersónica vota un 7,30Aún así el sabor de boca que dejan en el oyente es bastante positivo pues demuestran que, a pesar de todo el tiempo que ha pasado, Stratovarius siguen teniendo ese gancho con el que cautivaron a cientos de miles de seguidores. Obviamente un servidor no es, ni ha sido, ni será un fan suyo, pero no por ello puedo dejar de alegrarme ante el resurgimiento de una banda mítica. Han logrado recuperarse de problemas que habrían matado a más de mil bandas y lo han hecho con tres discos que, aunque no pueden competir con los fundamentales de la banda, siguen agrandando aún más la leyenda.

Portada y Tracklist

strato

1. “Abandon”
2. “Unbreakable”
3. “Stand My Ground”
4. “Halcyon Days”
5. “Fantasy”
6. “Out of the Fog”
7. “Castles in the Air”
8. “Dragons”
9. “One Must Fall”
10. “If the Story Is Over”
11. “Nemesis”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios