Síguenos

Surfer Blood - Astro Coast

Soy consciente de que últimamente estoy hablando de algunos discos que no son de estricta actualidad, que han sido editados hace meses, y que ni siquiera tengo una buena excusa entre menos para hablar de ellos ahora (no hay una gira española de dichos grupos en estos momentos, por ejemplo). Pero para no arrastrar remordimientos, para ayudaros en vuestras porras de lo mejor del año y para cubrir discos de los que el resto de hipersónicos no os han hablado durante este año, ya me encargo de recomendaros el debut de Surfer Blood, Astro Coast.

A decir verdad, sí que han hablado de ellos (los vieron en directo en el Primavera Sound), y sí que había excusa para hablar de ellos: el ciclo Heineken Music Selector los trajo por nuestro país a hacer un par de fechas, y su disco, que hasta entonces me había gustado pero no convencido del todo, empecé a verlo escucharlo con otros ojos oídos tras el concierto en el que los ví. La hermética producción de su LP no hacía justicia al grupo que había detrás.

Vídeo Youtube

Los de Miami se estrenan con un álbum que inmediatamente recuerda al indie de guitarras de los 90. Pavement, Weezer o Built to Spill son referencias instantáneas, pero no desentonan si los juntamos con otros grupos más recientes, como Japandroids, No Age o Vampire Weekend. Sus canciones se construyen desde unos riffs de guitarras sólidos (la inicial ‘Floating Vibes’, o la expansiva ‘Neighbour riffs’), pero también incorpora elementos afrobeat (‘Take it easy’, ‘Twin Peaks’), y su particular composición del grupo, con un teclista-batería, ayuda a la hora de desarrollar temas como ‘Anchorage’, que me recuerda a los primeros Incubus.

Otro esqueleto principal es la voz de J.P Pitts, potente y honesta, y con el punto justo de melancolía, alberga ese punto de inocencia juvenil que se convierte en confianza en directo, elemento diferencial respecto al álbum, en la que quizá suena demasiado ahogada, sepultada bajo el resto de instrumentación y con una textura menos detallada. Si a esto le sumamos una eficiente base rítmica y unas canciones con gancho (excepto el relleno de ‘Slow Jabroni’), estamos ante un más que interesante debut.

Vídeo Youtube

Hipersónica vota un 8 Lo mejor de todo no es simplemente un prometedor debut, que puede quedar enmascarado bajo cierto fenómeno hype y distorsionar nuestra percepción. Sus composiciones son inteligentes, y combinan con sapiencia otros estilos (surf, afropop) sin resultar simples ni previsibles, aunque en sólo 10 canciones no permiten diferenciarlos en exceso del resto de grupos de su “liga”. En directo confirman las grandes bazas de sus temas (vigor, inmediatez y concisión), y parecen lo suficientemente asentados como para confiar en ellos de cada al futuro. ¿O no?

Escúchalo en Deezer, Spotify
Más en Hipersónica Primavera Sound 2010: Crónica del jueves 27 de mayo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios