Sigue a Hipersónica

tegan-sara

Difícil la papeleta que se le presenta a las hermanas Quin, o sea, a Tegan And Sara con este nuevo álbum que ya se ha puesto a la venta al otro lado del Atlántico y para el que por esta parte del charco aún habrá que esperar hasta el 12 de febrero.

Difícil porque, tras haber seguido una línea más o menor estable y uniforme a lo largo de los hasta ahora 6 discos que tenían publicados, sin abandonar en ningún momento ese pop rock dentro de los límites más indies, las gemelas canadienses han decidido quitarse su hábito y pasar al lado más generalista del pop, sin ningún tipo de complejo.

Heartthrob lo dice desde su título, que, para quien no lo sepa viene a decir “ídolo” y, tras escuchar tranquilamente y uno a uno los 10 temas que componen este séptimo trabajo de estudio del dúo, a uno le quedan pocas dudas de que aquí se tiene en mente a los ídolos de la adolescencia, a esos artistas que pueblan las paredes de las y los adolescentes. Porque, habiendo nacido en el 80 y habiendo podido disfrutar de su adolescencia durante los 90, Tegan y Sara han dejado muy claro con este disco quienes eran sus artistas favoritos de la época.

Tegan And Sara, sin complejos adolescentes

Por el camino se han quedado esos aires indie y algo bastante más importante, parte del ingenio y la ironía de sus antiguas letras, pero, es que si vas a emular a tus ídolos de juventud, mejor hacerlo con todas las consecuencias, ¿no? Así, de sonar en casi todas sus canciones como dos chicas que trataban de emular en el ingenio de sus primeras letras a su compatriota Alanis Morissette, han pasado a parecerse más a su otra compatriota, esta imaginaria, Robin Sparkles, de Cómo Conocí a Vuestra Madre.

Pero no, no me malinterpretéis, que lo de Tegan And Sara es algo más que digno, sobre todo porque ellas han sabido jugar la carta de no parecer una caricatura de sí mismas y ser simplemente sinceras, con unas letras que, como digo, no tienen ningún secreto si sabemos lo que es la música de adolescentes: amor, y, sobre todo, desamor… poco más.

En cuanto a la música, así sin escuchar Heartthrob; pensemos en Cindy Lauper (sobre todo), en Roxette o incluso en las Wilson Philips y ya podremos hacernos una idea bastante aproximada de lo que esconden los diez temas del disco. Lo más curioso de todo es que, escuchar la mayor parte de las canciones es estar ante un tono de lo más alegre, capaz de animar y en algunos momentos de incluso hacer bailar a cualquiera, lo cual se contrapone con la tristeza y la introspección que destilan las letras.

Ahora que se han sacudido el ir de indies, Tegan And Sara pueden atacar las emisoras de radio generalistas y las listas de ventas sin ningún complejo; cosa que podrá sorprender a algunos, pero a los que las han seguido habitualmente les parecerá el paso lógico, más tras haberlas visto codearse con estrellas de la EDM como Tiësto o Morgan Page.

Y es precisamente por eso, porque algunos ya las conocíamos, por lo que no defraudan con este nuevo disco. Es un paso consecuente, que las aleja de lo que habían hecho hasta ahora, pero no lo suficiente como para renegar de ellas. Lo que ofrecen aquí es pop con sustancia, no ese pop vacía que puebla las listas de ventas. Y eso que si de algo anda sobrado Heartthrob es de temas para las listas.

Heartthrob, de ídolos y corazones rotos

No hay más que escuchar ‘Closer’, el primer single con que se presentaban tras más de tres años de no publicar nada bajo su propio nombre. Nada mejor que presentarse con un poderoso y pegadizo estribillo para empezar convenciendo, desde el minuto 0.

Goodbye, Goodbye’ sigue la misma línea, pegadiza, con una melodía de la que es difícil deshacerse y con un estribillo tan simple como efectivo. Pero, si aún no estamos lo suficientemente metidos en los 90, y con Cindy Lauper en mente, sólo hay que avanzar hasta el nuevo tema estrella que se desprende del disco: ‘I Was A Fool’. Todo un ‘Listen To Your Heart’ de Roxette traído hasta el nuevo siglo; un homenaje a la power ballad que tan habitual era en aquellos tiempos y una muestra de que Tegan y Sara son capaces de firmar letras de lo más ñoño. Maniobra redonda sin lugar a dudas.

En la misma línea de ‘Closer’ tenemos ‘I’m Not Your Hero’, mientras que de ‘Drove Me Wild’ nos quedaremos con sus teclados, casi tan fuera de lo común como el tono que muestra aquí la voz de Tegan, siendo las señas de identidad de uno de los temas más destacables del disco.

El tono general que consiguen con la mayor parte de las canciones del listado es el de la banda sonora de cualquier película americana de adolescentes de los 90, (escuchad ‘How Come You Don’t Want Me‘ y decidme) pero, imaginemos como sonaría Katy Perry con arreglos retro: ‘I Couldn’t Be Your Friend’ es la respuesta. Es aquí donde más se nota la mano de Greg Kurstin y Mike Elizondo, los productores que han trabajado junto a las gemelas y que muestran que saben salirse de la órbita de otros trabajos que han firmado, como los de Ke$ha, Maroon 5 o Sia, entre otros.

De los pocos momentos optimistas del disco es ‘Love They Say’, una balada de producción muy noventera que en lugar de seguir la línea triste de las letras del resto de canciones, se decanta por hablarnos sobre un nuevo amor con todos los estereotipos imaginables, pero es sólo un espejismo, del que salimos con ‘Now I’m Messed Up’, de nuevo un medio tiempo que versa sobre ser dejado por la pareja, para terminar con ‘Shock To Your System’, todo un grower que habla de ser fuerte y luchar contra la soledad.

Hipersónica vota un 7,5

En resumidas cuentas, si hay una forma de mostrarse digno reviviendo los ñoños tiempos de la adolescencia, de esos primeros amores y cómo no, de esa amarga sensación que dejan cuando se rompen es esta. Tegan y Sara nos la enseñan en Heartthrob. Y para rizar el rizo, son capaces de no hacer que nadie se sienta traicionado, consiguiendo no ahuyentar a los fans que han conseguido a lo largo de su más de una década de actividad.

Mejor aún, pocas veces habíamos visto que sustentarse en imitar a viejas glorias pasadas de moda funcionara con tanta perfección. Mientras muchos reniegan de sus pasados musicales, hay quienes salen airosos del asunto y con la cabeza bien alta. Toda una muestra de cómo hacer pop de radiofórmula sin caer en la electrocharanga a la que tantos y tantas nos someten hoy día.

heartthrob250

Heartthrob, tracklist

01. Closer
02. Goodbye, Goodbye
03. I Was A Fool
04. I’m Not Your Hero
05. Drove Me Wild
06. How Come You Don’t Want Me
07. I Couldn’t Be Your Friend
08. Love They Say
09. Now I’m All Messed Up
10. Shock To Your System

En Hipersónica | ‘Alligator’ será el segundo single de Sainthood, lo nuevo de Tegan and Sara

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios