Síguenos

The Babies: Our House On The Hill

The Babies debutaron con disco homónimo hace apenas un año y medio y fue una de esas llegadas que te dejan de vuelta y media y te alegran muchos días. Pensándolo bien, no podía ser de otra manera: una Vivian Girls imprescindible y un Woods de esos que aprecen estar en la sombra. Los grupos excitantes se hacen de gente excitante.

Our House on The Hill siempre sale bien

Our House On The Hill supone la vuelta de Kevin Morby y Cassie Ramone a la banda paralela que en realidad no quieren que se vea como tal. Y también a funcionar desde el impulso, desde meditar poco y, por contra, un mucho de capturar el espíritu y esperar que salga bien. Con ellos siempre sale bien.

A priori, The Babies son un grupo de pocas vueltas, de estilo férreo, de que todo lo que tenían que decir ya estaba en su debut. Donde ante hubo el frenesí loco de ‘Meet Me In The City‘, ahora está el de ‘Mess Me Around‘. O cosas como ‘Get Lost‘, que se buscan cómodamente un punto entre lo perverso y lo naif y encima aportan una declaración de amor muy de sus creadores: me gustas y yo lo que quiero es emporrarme contigo.

Es música joven y sabéis que eso nos importa cada vez más, especialmente cuando vemos que los jóvenes escuchan música de viejos y los viejos van a conciertos que deberían estar repletos de jóvenes. Son canciones sobre aburrirse, que no todo es ‘I Get Around‘ en la vida (ni siquiera cuando estás continuamente de juerga, subiendo y bajando por las calles, por las noches): ‘Slow Walking‘, ‘Our Team‘, incluso la calmada ‘See The Country‘… También hay pizcas de tú y yo contra el mundo (pero, si eso, mejor otro día, que luchar es algo cansado y aún tengo que beberme otra cerveza más).

The Babies: deberías mirarles

Y si el racaraca jangle-pop funciona (campanamuertismo y enterradores, vale, pero aquí los muertos son más y suenan más lejos, por lo que no importan tanto como en Veronica Falls), ya con lo que desarman The Babies es con la unión de sus voces. Cuando Cassie y Kevin se engarzan en conversaciones en primer y segundo plano, se ponen a ellos mismos en un pedestal. Mean, mean, mean, mean, mean, mean, mean. Bravo.

Hipersónica vota un 8Our House On The Hill sólo deja una duda: ¿y si los Pixies del nuevo milenio (por diversión, por imaginación, por pulso pop, por salvajismo) estuvieran teniendo lugar delante de nuestras narices y está medio mundo abonado al aburrimiento en vez de mirarles a ellos? Échales un ojo a The Babies y cuélate en su equipo, anda.

The Babies – Our House On The Hill Tracklist

  • 01. Alligator
  • 02. Slow Walkin
  • 03. Mess Me Around
  • 04. Get Lost
  • 05. Baby
  • 06. Mean
  • 07. On My Team
  • 08. Moonlight Mile
  • 09. See the Country
  • 10. That Boy
  • 11. Chase it to the Grave
  • 12. Wandering

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios