Sigue a

Beatlesforsale

Tras A Hard Day’s Night, The Beatles seguían en racha y era evidente que su éxito no era algo pasajero. Rompiendo records de ventas desde Please Please Me, lo de Beatles For Sale fue un más difícil todavía.

Se editó el 4 de diciembre de 1964 y de salida ya había vendido 700.000 copias, llegando al número 1 en las listas y desplazando a su predecesores. Sin embargo hay que decir que éste fue un álbum de transición y de edición obligada de cara al mercado navideño.

La foto de portada, que les hizo Robert Freeman en Hyde Park, es una de mis favoritas de toda las imágenes oficiales que conozco del grupo. Ésta lo dice todo, es todo un poema, demasiado serios y con un rictus de agotamiento tras la larguísima gira americana y las otras giras mundiales que les mantuvo ocupados parte de 1963 y casi todo 1964.

George Martin hablaba del estado físico del grupo en 1988:

Durante la grabación de Beatles For Sale estaban agotados. El éxito es algo maravilloso, pero muy, muy, cansado.

El vértigo imposibilitó al tándem creador, Lennon y McCartney, tener terminadas suficientes canciones propias, a diferencia de lo que ocurrió con A Hard Day’s Night, y tiraron de repertorio ajeno pero que no les era extraño, algunas de ellas piezas que formaban parte de su lista de temas de la época de The Cavern.

Este sin vivir era evidente en la carrera de los Fab Four que, habían comenzado esta grabación sólo un mes después de la salida al mercado del disco anterior. Además, ésta les ocupó tres semanas, del 29 de septiembre al 18 de octubre, no había tiempo para más.

John Lennon parece que se encontró cómodo componiendo parte del material nuevo, dejando en las letras rastros de vivencias y sentimientos personales. Éste es el caso de ‘No Reply’, ‘I’m a Loser’ (Imeem) y ‘Baby’s in Black’.

Por primera vez, el dúo compuso sus temas por separado, puliendo juntos después las partes que habían quedado pendientes. Sobre I’m a Loser siempre se ha comentado, y el propio Lennon lo aseveró, que había estado influido por las maneras folkies de escribir de Bob Dylan.

‘I’ll Follow The Sun’ (Imeem) tiene el toque pop de Paul. Se trata de un tema antiguo, datado en 1959, que retomó en este momento. Para mí es uno de los mejores del álbum y eso que no soy nada fan de McCartney.

‘Eight Days a Week’ (Imeem) abría la cara B, fue single en USA y nº 1. En esta canción de estribillo superpegadizo George Martin y The Beatles experimentaron una técnica de grabación desconocida hasta entonces en el pop: el fade in/fade out.

‘Every Little Thing’ (Imeem) la compuso Paul pero la cantó John, aunque la armonía vocal es del primero. Es uno de los cortes más luminosos de Beatles For Sale.

‘I Don’t Want To Spoil The Party’ (Imeem), es cien por cien Lennon, un ”tema muy personal” en sus propias palabras. Por último, ‘What You’re Doing’ (Imeem) incluye el piano del productor y es lo más flojo del material propio.

En cuanto a los temas ajenos, The Beatles volvieron a Chuck Berry para hacer ‘Rock And Roll Music’ (Imeem) en la que creo que es su versión definitiva. Seguro que el bueno de Chuck agradeció los abundantes royalties que le generó.

‘Mr. Moonlight’ (Imeem) era un oscuro tema de Roy Lee Johnson que publicaron Dr. Feelgood And The Interns en 1962. George Harrison tocó el tambor africano, Paul el Hammond y Ringo los bongós. Es una rareza.

backbeatlesforsale ‘Kansas City/Hey Hey Hey Hey’ (Imeem) es un medley que combinaba el blues de Leiber y Stoller y un clásico de Little Richard. The Beatles lo habían grabado en 1961 en Hamburgo cuando eran la banda de Tony Sheridan, los llamados The Beat Brothers.

‘Words Of Love’ (Imeem) la cantan a dúo John y Paul y es una versión de Buddy Holly. Las palmas que suenan de fondo no son tales sino el sonido de una caja que tocó Ringo Starr. El grupo lo tocaba en directo en sus primeros años.

‘Honey Don’t’ (Imeem) es un clásico de Carl Perkins, originalmente cara B de Blue Suede Shoes, que cantó Ringo Starr pero al principio en directo la hacía John Lennon. De este roquero indomable también eligieron el tema de cierre, ‘Everybody’s Trying To Be My Baby’ (Imeem), que cantó George Harrison.

Como curiosidad habría que mencionar que Beatles For Sale fue el primer disco de The Beatles editado en carpeta abierta, el gatefold del que hablan los catálogos de importación. Dentro se puede ver una foto de un concierto y un collage. Por fin, podemos escuchar en compacto una versión decente gracias a esta remasterización con la que EMI nos vuelve a atracar el bolsillo. ¿Será ésta la edición definitiva?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios