Síguenos

The Black Eyed Peas - The E.N.D.

Me da mucha pena cuando un grupo que ha ofrecido algunos de los temas que más han sonado en lo que va de siglo pierden fuelle de esta manera. No podemos olvidar cómo pegaron ‘Shut Up’ o ‘Don’t Phunk My Heart’, ni las críticas que recibió su debut con Fergie, Elephunk, en general bastante positivas y que colocaban al grupo como una de las mejores novedades del 2003. Después de escuchar The E.N.D., el nuevo disco de The Black Eyed Peas, todo esto parece muy lejano.

Después de un tira y afloja en el que nunca quedaba claro si se iban a separar o no, si lo iban a hacer antes o después de sacar un nuevo disco ni si iba a estar Fergie en él, al final apareció The E.N.D. el pasado 9 de junio. Después de haber escuchado el single de adelanto, ‘Boom Boom Pow‘ y haberme quedado a verlas venir al parecerme el peor sencillo que había escuchado de los BEP, lo cierto es que mis esperanzas antes de escuchar este nuevo disco no estaban precisamente en su mejor momento. Mejor, porque el chasco que me he llevado habría sido mucho peor de haber esperado más.

Compararlo con Elephunk sería un error que lo rebajaría todavía más en cuanto a calidad y originalidad, pero es que es imposible no tomar como referencia los anteriores álbumes de la banda. Todos los temas en The E.N.D. tienen una pátina que los aleja del funk y los aproxima peligrosamente a lo electrónico sin que el cambio los beneficie lo más mínimo, a pesar de las aproximaciones a la música disco que intentan hacer en ‘Imma Be‘ y que no terminan de resultar.

Vídeo | Youtube

Sin embargo, hay alguna que otra canción que levantan la media, ya de por sí bastante baja, del disco, como ‘I Gotta Feeling‘, una mezcla entre pop y disco que tiene todas las papeletas para pegar en cualquier pista y en el que la fusión está hecha con cabeza y sentido de la estética. Otro de los temas que podrían incluírse en estas excepciones es ‘Ring-A-Ling‘, una de las pocas que recuerdan a su estilo más funk y hip hop de anteriores trabajos y que, a diferencia del single ‘Boom Boom Pow’ resulta bastante menos repetitivo y más llevadero.

Sin embargo, estos dos o tres temas que consiguen alzar medianamente la dignidad de The E.N.D. no constituyen por sí mismos una excusa para darle una nota decente ni para que os recomiende encarecidamente que les dediquéis un tiempo a escucharlo en busca de esa chispa que a veces surge con los discos que no entran a la primera. Pero éste ni a la primera, ni a la segunda ni a la quinta.

Nota

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios