Síguenos

daysgoby

La verdad, enfrentarse a un disco de The Offspring tras casi 25 años de carrera musical desde que lanzaran el primero parece lo mismo que hacerlo la primera vez. Excepto, claro, que ha pasado un cuarto de siglo; por ellos y por nosotros, (si, si, ellos ya van peinando canas y tienen más arrugas en la cara, por juvenil que parezca su actitud) pero no por su música.

Y es que, tras tantos años en la carretera, expuestos (es de suponer) a tantas experiencias e influencias, parece sorprendente la nula capacidad de evolución de la banda de Dexter Holland. Es más, pocas veces se ha visto un título de un álbum tan contradictorio con su contenido. Days Go By, debería hablar de evolución, para bien o para mal; debería mostrar cómo pasa el tiempo, como mínimo, para los miembros de The Offspring; pero de eso nada; sólo nos enseña lo que es el estancamiento, como si el reloj llevara parado para ellos 25 años y siguieran viviendo en la misma época en que se publicó su debut, titulado con el mismo nombre de la banda.

The Offspring: ¿riéndose de nosotros o de ellos mismos?

En cambio, parece evidente que los días que han pasado por The Offspring han sido más bien para perder la capacidad de acertar con un hit claro. Atrás quedan los años (ahora sí) en que los californianos eran capaces de hacernos saltar con temazos inmediatos como ‘Self Steem’ o ‘Come Out And Play’. Su música hoy por hoy, camina por los mismos derroteros (hablando muy en tono general, porque el mestizaje con el pop mainstream es más que evidente) aunque sin llegar a dar con la clave, sin atinar con ese esquivo y pegadizo hit que les ha colocado donde están hoy.

Lo peor de todo es que, aún no conociendo el significado de la palabra evolución, el del antónimo, “involución” parece haberles quedado muy claro. Ya lo demostraron desde un primer momento con aquel segundo adelanto, su más que prescindible ‘Cruising California (Bumpin’ In My Trunk)’. Un tema digno de la MTV de más baja estofa, listo para que las quinceañeras de radiofórmula de hace unos años se hubieran derretido por los huesos de Holland, pero que, a día de hoy, a las actuales mozas las va a dejar más que indiferentes y a los seguidores de siempre de la banda les va a producir poco más que quemazón y cabreo. Y es que ese engendro lo tiene todo, desde el ritmo hasta la pésima letra (¿se han convertido en unos simples tuneros conduciendo una disco-móvil para botellones?) pasando por una melodía digna de cualquier boyband de los 90.

Si a eso sumamos ‘All I Have Left Is You’, un medio tiempo/balada algo más serio que el anterior despropósito pero demasiado edulcorado y pop para los habituales de la banda aunque tampoco merezca mucho más que un par de escuchas, la pregunta es si estos chicos se toman realmente en serio o si simplemente quieren pasárselo bien y de paso ganar un dinerillo… Desde luego, escuchando la “molotoviana” ‘OC Guns’ y su colección de tacos en español (las típicas palabras que se enseñan a loros y niños pequeños por igual para hacer la gracia) a uno le va quedando meridianamente claro que es más bien lo segundo, y que hoy día tienden más hacia la autoparodia que hacia otra cosa.

Days Go By: por ellos no pasan los años… y tampoco los días

Al menos, en el disco hay tres o cuatro momentos que brillan sobre la media y que, posiblemente, y sobre todo para los fans, sean los que salven los trastos para este disco. Lástima que dos de ellos se sitúen directamente al principio del disco, con ‘The Future Is Now’ y ‘Secrets From The Underground’ ya que, más allá de ese comienzo enérgico que parece necesitar todo disco de punk-rock, aquí se convierte en disparar de antemano la única munición pesada de qué se dispone.

En esos dos primeros cortes, escuchamos un ligero destello de lo que en otro tiempo fueron, aunque a estas alturas suenen a manidas canciones que ya les hemos escuchado una y mil veces, una ilusión de que este álbum podría corregir de algún modo la decadencia en que se instalaron con el anterior Rise and Fall, Rage and Grace, aunque la ilusión comienza a desvanecerse al escuchar ‘Days Go By’, elegido como primer single, que los coloca más cerca que nunca del sonido Green Day.

Pasado el ecuador del álbum, y tras haber escuchado la terna que habrá dejado a más de uno descolocado y sin ganas de seguir avanzando en el tracklist, aparece ‘Dirty Magic’ que después de haber aparecido en Ignition, reaparece 20 años después (quizás para celebrar ese aniversario) con nuevos arreglos y suena, algo más moderna pero igual de digna que entonces.

Por último, y quizás como el verdadero canto del cisne del disco (aunque tampoco pasaría mucho si fuera el de la banda, que, a estas alturas ya parece tener poco que decir), ‘Slim Pickens Does The Right Thing And Rides The Bomb To Hell’, es quizás el momento de mayor, no genialidad, que es mucho decir, pero si de creatividad de todo el disco, dejando el buen sabor de boca que no dejan los anteriores once cortes del álbum, aunque la autoreferencia a ‘Gotta Get Away’ sea quizás demasiado evidente.

El resto de Days Go By se debate entre lo insulso, con momentos algo más inspirados (‘Turning Into You’, ‘Hurting As One’) y lo prescindible, con cortes dignos de ir directamente para la papelera de reciclaje (‘I Wanna Secret Family (With You)’).

Hipersonica vota un 5,5

En resumidas cuentas, si aún no habéis escuchado este noveno álbum de los de Orange County, no os habéis perdido prácticamente nada; al fin y al cabo, 3 o cuatro canciones no justifican la compra de un álbum que suena prácticamente igual que el anterior, y casi que los otros siete.

Sólo está justificado si sois incondicionales de The Offspring, que tampoco es nada malo, aunque posiblemente este ya no sea su momento. No os van a faltar ni el clásico repertorio de a-ha’s, uh-oh’s y oh-oh’s a los que nos tiene acostumbrados Holland, o los ya habituales sonidos orientales que tanto han caracterizado algunos de sus hits. Eso si, seamos justos, este trabajo tampoco es excesivamente molesto si eres de escuchar punk rock. Si eso es lo tuyo, no te preocupes, que como ruido de fondo y saltándote, sobre todo ‘Cruising California’, tampoco te hará mucho daño a los oídos.

daysgoby

Days Go By, tracklist:

01 The Future Is Now
02 Secrets From The Underground
03 Days Go By
04 Turning Into You
05 Hurting As One
06 Cruising California (Bumpin’ In My Trunk)
07 All I Have Left Is You
08 OC Guns
09 Dirty Magic
10 I Wanna Secret Family (With You)
11 Dividing By Zero
12 Slim Pickens Does The Right Thing And Rides The Bomb To Hell

En Hipersónica | The Offspring tira de Instagram para su single ‘Days Go By’ y adelanta el verano un par de mesesThe Offspring presentan su nuevo single, ‘Cruising California (Bumpin’ In My Trunk)’: involucionando hasta la adolescencia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios