Síguenos

The Pains of Being Pure At Heart Belong

Un debut illusionante, un EP fascinante, y unos singles maravillosos después, parece que todo el camino que nos trae hasta el segundo disco de los Lolailo había sido inmaculado y parecía que nunca harían una mala canción. Sólo se echaba de menos que alcanzasen dicho nivel en directo, pero pese a sus limitaciones, estaban mejorando. Y para esta esperada reválida, el contar con los que están a los mandos (Alan Moulder y Flood) sembraba desconfianza, pero han demostrado que se trataba de dudas injustificadas: algún día se estamparán, pero de momento ese día no parece cercano. Belong es un gran disco que, si bien no alcanza el nivel del debut, demuestra que están en el camino correcto para mantener su reputación entre los críticos y su idilio con los fans.

En este regreso (por decir algo, que entre vídeos, EPs, singles y conciertos por España, parece que han estado siempre aquí), el giro más evidente está en su sonido, que se instala en los 90, y que aprovecha influencias de grupos de principios de dicha etapa para redifinirse estilísticamente, afianzar su autoestima y consagrarse en el rock alternativo recuperando algunas bazas que convirtieron en fundamentales a grupos como Smashing Pumpkins, My Bloody Valentine o Ride.

Siguen siendo un grupo entrañable, y transmitiendo una jovialidad radiante (¿se pueden considerar como un reverso rockero – salvando las distancias de talento – de Belle & Sebastian?), pero la potencia con la que arrancan con la homónima ‘Belong’, la rabia con la que atacan el estribillo de ‘Heaven’s gong happen now’, el irresistible estribillo de ‘Heart in yogur heartbreak’ y la seguridad en sí mismos que desprende ‘The body’, aparte de enseñarnos nuevos caminos sonoros, supone un arranque más contundente y consistente que todo lo que habían hecho hasta ahora, inevitablemente más C-86 o twee, y que aquí se transforma en, a secas, rock alternativo.

Posiblemente el secreto de este salto cualitativo, además de la confianza en sí mismos y el impulso que les haya brindado una producción que limpia muchas guitarras, acerca al primer plano la voz de Kip y que incorpora algunos sintetizadores que ya se intuían en el EP Higher than the stars, sea la ambición que demuestran. Ambición en buscar un sonido más robusto y grandilocuente, en mostrar caras que no conocíamos (como en las emotivas ‘Anne with an E’ o ‘Too tough’, prácticamente 2 baladas situadas estratégicamente para separar 2 bloques de 4 canciones y estructurar el álbum) y en ofrecer un sonido más heterogéneo, que más allá de un posible barniz a una misma esencia pop, transmite autenticidad. Ambición en no estancarse ni acomodarse como “grupo indie”, y, buscando o no una mayor audiencia, crecer con convicción, y pegar el estirón sin perder desparpajo ni agarrotarse en el intento.

Hipersónica vota un 8Cierto es que la sensación general es de que en este álbum hay menos hits, pero es la suma de la consistencia y regularidad a lo largo del álbum (que tiende a ejercer un factor corrector sobre los puertos, sean de la categoría que sean, y el trazado más llano) y de cierta idealización de un debut fascinante. El tiempo nos ayudará a decidir si estas canciones permanecen en nuestro recuerdo al mismo nivel que las de su debut, pero con las escuchas lo único que te apetece es dejar el disco en un permanente repeat y maravillarte con la capacidad del grupo de dar un paso más en el pop de sintetizadores (‘The Body’, ‘My terrible friend’), de seguir fabricando hits (‘Heart in your heartbreak’, ‘Heaven’s gong happen now’ o mi favorita del álbum, la final y shoegaze ‘Strange’) y de, afortunadamente, no caer, como se temía Probertoj, en la marmita del rock (puntualmente en ‘Belong’ y en ‘Girl of 1000 dreams’, más por convencionalidad que por resultado) cuando donde más brillan es al ponerse nuevaoleros (hasta dejando fuera la magnífica ‘Say no to love’). Es una gran satisfacción saber que siguen en permanente estado de gracia, aunque nos mantengan en tesón por ver si sucesivos discos rompen el encanto. De momento, disfrutemos mientras seamos jóvenes, tanto nosotros como el grupo.

Escúchalo en | Spotify, Deezer
Más en Hipersónica | ‘Belong’, lo nuevo de The Pains Of Being Pure at Heart, al completo en streaming >> The Pains of Being Pure At Heart – Higher Than The Stars: su título lo dice todo >>>The Pains Of Being Pure At Heart – S/T

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios