Sigue a Hipersónica

The Pharmacy - Stoned & Alone

Cuando hace unos meses escogí ‘Josephine‘ entre mis canciones favoritas de lo que llevaba de 2012 era de las que más claro tenía que iba a ser imprescindible, no ya este año, sino en mi vida. The Pharmacy parecían en ese adelanto de Stoned & Alone el alfa y el omega, esa clase de grupos que no cambian la música pero sí te cambian la vida. Estamos de enhorabuena: tenía razón.

The Pharmacy: Borrachos y solitarios, pero de tristes nada

The Pharmacy son el tipo de grupo que, en su día, me habrían vendido en mi tienda de discos favorita con sólo ponerme una canción. De esto que ibas a buscar otra cosa, o simplemente a pasar el rato mirando las cubetas, y quien sabía vender te los metía por los ojos/oídos. La magia de las tiendas de discos se ha ido (asumámoslo: la hemos matado nosotros), pero oigo las canciones de Stoned & Alone y siento que el pasado-mejor sigue existiendo en realidad y que siempre será el-ahora-que-merece-la-pena… aunque nos tengamos que buscar las castañas nosotros mismos.

Hilar fino el rock’n‘roll. Anteayer, Álex López comentaba algo en su cuenta de twitter así a costa del concierto de los Subsonics. The Pharmacy también son de hilar fino la música que importa. Este concepto, que ya me lo habéis leído alguna vez, es algo que me tendréis que aguantar a menudo. Porque podemos gastar tiempo en discutir o hablar sobre la música que no tiene mayor relevancia o empezamos a fijar la línea.

Y si es lo último, estáis aquí o estáis contra mí. En el caso de The Pharmacy, sólo podéis/debéis estar aquí. Porque ‘Josephine‘ era sólo la maravillosa carta de presentación de un disco que, en absoluto, está ensombrecido por ella.

Stoned & Alone: los Kinks y la madre que lo parió

Al modo Espanto, a The Pharmacy hay que decirles bien claro que lo único que nos importa es que les importe el rock’n‘roll. Que lo llevan metido en la sangre y que suenan a los Kinks(siempre hay que desempolvar sus discos), a Elvis (nunca hay que dejar que cojan polvo), un poco (muy poco) a los nuggets y otro poco a ser lacónico mientras cantas con psicodelia cervecera (y verbenera).

Las canciones de Stoned & Alone son vibrantes: no hay otra manera de definir el piano de ‘Baby Be‘, el runrún con teclados explotando de ‘Dig Your Grave‘, el amor detrás de cada segundo que pasa de ‘Josephine‘.

Entusiasmo borrachuzo, dicen en la nota de prensa. Creo que en Hipersónica deberíamos adoptarlo como lema. Voy a proponerlo y si alguien tiene algún problema con ello, voy a sacar ‘Pines‘ como arma escondida. Puñalada trapera, maravilla melódica; de esas que cuando llega el momento instrumental tienes que ir rápido a subir el volumen. A ver quién es el guapo que dicen que no.

Entender y saber: ahora son ellos los que nos lo explican

The Pharmacy cantan con crudeza, porque no saben cantar, pero saben ser los mejores cantantes; que lo anterior no es una contradicción lo sabe un Scottie Yoder que te roba el corazón cada vez que aparece.

The Pharmacy tocan lo básico, y aunque seguramente sabrían ir más allá, en realidad entienden que eso es SABER TOCAR. A la altura de ‘Lazy Bones‘, el disco ya es el despiporre: en trece canciones, me he enamorado de otro grupo locamente y ahora mismo me parece que tiene la mayor colección de hits que podamos

Hipersonica vota un 9Stoned & Alone es el disco con el que acompañar a Veo Visones, de Jonston. Es uno para compartir la dicha, para pregonar. Uno para conseguir que sean muy grandes, que no se queden en boca de cuatro. Rematemos la faena: son de Seattle, llevan diez años ya dando vueltas y se merecen ser los Black Keys de este año en cuanto a salto exponencial de visibilidad se refiere.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios