Sigue a Hipersónica

Woods - Bend Beyond

Querido medio sordo: te escribo esto aunque creo que hay cosas difíciles de explicar, pero me temo que tengo que intentarlo. Sé qué crees que debería decir “no eres tú, soy yo” pero en este caso lo tengo muy claro: lo de que no veas la maravilla de Bend Beyond es cosa solo tuya. Así que apechuga con tu sordera en vez de justificarla.

Woods y la quinta dimensión

Querido sordo: sé que te resulta complicado de entender, que oyes la voz de Jeremy Earl y, zas, piensas en Neil Young y ya todo se te atraganta. No te preocupes: con Wayne Coyne también les pasaba a los queridos medio sordos estadounidenses de los 80, y él se reía con aquello; era obvio que no había nada que ver.

Ahora no es tan obvio: Woods son un grupo folk, y a la vez, rock y, de vez en cuando, estiran las guitarras tanto que entre eso y su voz, cuadra la comparación. Pero hay que asumir, querido sordo, que no pasa mucho y que lo relevante a la altura de Bend Beyond es lo Byrds que pueden llegar a ponerse las canciones de Woods, a veces quintadimensionales. Sí, querido sordo, ya sé que esto no sale en el diccionario. El termino me lo invento, me pasa a menudo con los grupos que me apasionan, pero ese es mi pecado, no el suyo.

Woods me apasionan, estimado sordo, y la verdad es que cada vez que pongo un disco nuevo suyo entiendo por qué. Han conseguido encapsular la música pop en su propio laboratorio de garage-folk, y van sirviendo pastillas que aún no tengo muy claro si son de tristeza suprema o de alegría desaforada. Lo que está claro es que se les podría llamar de “melancolía”, estimado sordo, si no fuese porque de tanto siniestrismo y falso cortavenas, ahora la melancolía da risa y el drama levemente exagerado provoca odios. Especialmente la melancolía y el drama treintañeros: life is unfair, kill yourself or Get over it.

Woods no son de exagerar nada. De hecho, lo que más me gusta de cuando los sordos los escucháis y los comentáis es lo difícil que os lo pone tanta normalidad aparente. Con ellos quedan las canciones, prístinas, elevadas gracias a las voces un par de palmos (tampoco mucho, son más de respingos y saltitos que de levitar). Lejos de ellas, no hay nada y nada debería haber.

Bend Beyond: intrincado y hermoso

Han hecho un disco mejor que Sun & Shade, aunque sin ese hitazo que lo abría, y quizás uno mejor que At Echo Lake; aún no lo sé porque estoy de subidón, aunque supongo, estimado sordo, que eso también es malo.

No sé: a día de hoy me es muy difícil pensar en que va a haber canción más emotiva e incendiada que ‘Find Them Empty‘ y creo que pocos estribillos me van a hacer gritar a viva voz, en casa, como ese “Remember the lie, remember the lie”.

No sé, querido sordo, veo complicado un inicio de disco tan bien engarzado como el que abre Bend Beyond: la intrincada, hermosisima, titular; el pop eterno con armónica de ‘Cali In a Cup‘; y ese meneo Byrds que se pregunta si es honesto.

No sé si, o quizás sí sé que ‘Wind Was The Wine‘ es la balada de este año que más echo de menos que se acabe tan pronto. Y con la baladas hay que desear eso: que nunca dejen de romperte por dentro, que siempre quieras que te den más caña.

Hipersonica vota un 8,50 Es posible, querido sordo, que el sordo lo sea yo, y que no haya nada de todo esto, y me lo invente. Joder, te digo que es posible y que no sé, pero la verdad es que es todo retórica, tú ya entiendes, no me hagas explicártelo; en realidad tengo muy claro todo y… hombre… hay que estar sordo.

It gets hard without much to say…

Woods – Bend Beyond Tracklist

  • 01. Bend Beyond
  • 02. Cali In A Cup
  • 03. Is It Honest?
  • 04. It Ain’t Easy
  • 05. Cascade
  • 06. Back To The Stone
  • 07. Find Them Empty
  • 08. Wind Was The Wine
  • 09. Lily
  • 10. Size Meets The Sound
  • 11. Impossible Sky
  • 12. Something Surreal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios