Caribou en concierto en Madrid (Círculo de Bellas Artes, 06-12-2010): electrónica en vivo mediante batería

Síguenos

Caribou Madrid

El anuncio de que Caribou estaría en diciembre actuando en la madrileña sala Costello nos sorprendió a muchos, puesto que es un proyecto bastante conocido dentro de lo que cabe en la poca permeable escena electrónica y dicha sala es muy pequeña. Al poco las entradas volaron, las quejas no se hicieron de esperar y los rumores que apuntaban a un cambio de sala se hicieron realidad en noviembre: Caribou al Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La historia volvía a repetirse: lleno completo para ver a Daniel Victor Snaith que venía para la ocasión en formato banda, aunque nada que ver con el proyecto Caribou Vibration Ensemble, donde juntó a grandes músicos para afrontar sus temas en vivo con orquesta. En esta ocasión llegaba en formato cuarteto con el que logró un buen concierto.

Sin ni siquiera decir esta boca es mía, ni falta que le hace, el concierto empezó de forma brusca con ‘Kaili’. Los problemas de sonidos sufridos durante la celebración del Primavera Club 2010 en la sala de columnas del gran edificio madrileño estaban aún en el aíre y en la mente de muchos. Para probar nuevos sitios en la sala yo me situé en primera fila donde el inicio fue muy regulero. Quizá el resto del concierto se mantuvo en esta tónica pero a mí me fue ganando según avanzaron los temas y los disfruté sin problemas. Vale que la voz de Daniel Victor Snaith se escuchaba mal y que había una saturación del sonido bastante preocupante en algunas partes pero puede que esto fuese buscado para lograr otro resultado al del álbum.

Caribou Bárbara Lanzat

Y es que ayer no hubo nada de Downtempo o de la Indietrónica que podemos escuchar en sus álbumes. Más bien la noche la dominó el Krautrock, en especial por la aportación de Brad Weber a la batería, la principal causa por la que no me moví de mi sitio para comprobar si en otros se escuchaba mejor. Ahí tenía a mi lado la batería de este hombre sonando a todo gas. Una batería intensa, animal en algunos momentos de subidas de ritmo e hipnótica. Lo mejor del concierto. Nadie echó de menos las cajas de ritmo. Incluso el propio Caribou tenía una batería para él mismo que tocó en contadas ocasiones, él prefería estar a los sintes y a la voz.

Como tocaba presentar Swim (2010, Merge Records) la mayor parte de un setlist que se extendió más allá de la hora y cuarto de duración fue a parar para este álbum. ‘Bowls’ ya nos iba introduciendo sin falta de recurrir a las voces. Instrumentación, aíres psicodélicos unidos a los visuales de fondo con variedades de la portada de este disco y una sucesión de temas hasta ir calentando el ambiente. ‘Found Out’ y ‘Hannibal’ fueron dos de las mejores, con una nueva demostración de la vuelta del sonido del teclado.

Hipersónica vota un 8Entre medias hubo tiempo para rescatar, entre otras, ‘Niobe’ y ‘Melody Day’ de Andorra (2007, Merge), cuya pegada fue enorme, de Up In Flames (2003, Leaf), cuando todavía usaba el alias de Manitoba, ‘Skunks’ y la psicodélica ‘Every Time She Turns Round It’s Her Birthday’. Para cerrar se reservó sus dos últimos ases. Una genial y crecida ‘Odessa’, con mayor fuerza en vivo y un bajo que lanzaba líneas bastante funky por parte de John Schmersal, quien aportó la segunda voz durante casi todo el directo para dar más cuerpo a este apartado y hasta cantó alguna en solitario; y el bis que fue a parar a su último gran hit: ‘Sun’, un misil de consideraciones para cerrar una noche por todo lo alto. Buen concierto, buen setlist y buenas sensaciones. Pena que no fuese más largo para seguir disfrutando tras haber entrado en calor.

Ver galeria completa » Caribou en concierto en Madrid (Círculo de Bellas Artes, 06-12-2010) (7 fotos)

Fotos | Bárbara Lanzat

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios