Sigue a

Dominique A Murcia

Reconozco que mi historia con Dominique A es bien corta. Nunca he sentido curiosidad por escuchar pop francés, bien porque veía que no era lo mío o por mi reticencia a toda música francesa (con excepción de los subgéneros metaleros de grupos como Gojira, Deathspell Omega, Alcest…). Por eso tuve mis reticencias a la hora de escuchar su última referencia, Vers les lueurs. Pero la música Dominique Ané está lejos de cualquier prejuicio.

Así, Dominique acabó cuativándome con su disco. El estilo pop del cantautor venía salpicado con una buena actitud rockera, sumado también a una espectacular calidad que sabe abrumar y emocionar al oyente. Por eso, no es sorpresa que Vers les lueurs ocupara el puesto 33 en nuestra lista de mejores discos del 2012 (ocupar un puesto en una de nuestras listas ya es algo meritorio de por sí).

Una figura dominante y épica

Tras la escucha de un disco tan notable y con la promesa de un directo que me dejaría estupefacto, me dirigí al Auditorio Víctor Villegas para comprobar como se defendía Dominique sobre un escenario. El resultado no podía ser más electrizante y soberbio. El crooner francés se ha colocado como uno de los mejores del año y su directo lo hace aun más grandes.

Aun sin contar con la sección orquestal que le tanto le aportó a los temas de Vers les lueurs, la banda de acompañamiento cumplió de forma extraordinaria. El grupo consiguió dotar a los temas interpretados de una mayor sensibilidad y sonoridad, al mismo tiempo que los hacían más rocosos y potentes. Porque así es Dominique, un poeta sensible con un alma de rockero.

Combinando lo rocoso y lo delicado

El señor Ané tardó poco en hacerse amo y señor del auditorio murciano. Bien armado con su guitarra y su asombrosa voz, se movió libremente por el escenario, dominando tanto su faceta más pausada como la rockera, manejando el sonido de su guitarra a través de diversos pedales y conectando con el público allí presente. No le temblaba la voz a la hora de comunicarse en castellano (sin ser precisamente un Cervantes).

El conjunto actuó sabiendo combinar el excelso cancionero de su último disco con varios de sus clásicos realizando una interpretación impecable. Un sonido potente, directo y rocoso a la vez que suave, tenue y delicado. Todo quedó magnificado de manera precisa y espectacular. Todo con grandes temas como ‘Le convoi‘, ‘Close West‘, ‘Hasta que el cuerpo aguante‘ y ‘Contre un arbre‘ que superaron con creces sus versiones en estudio. Sencillamente grande el señor Dominique Ané.

Más en Hipersónica | Dominique A – Vers les lueurs: un cancionero excelso | Dominique A – La Musique: sublime colección | Dominique A – Sur nos forces motrices

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario