Fangoria en concierto en Gijón (Playa de Poniente, 12-08-2011): plumas, playback y la teta de la primera vedette

Sigue a

Fangoria_Gijón

El vídeo de ‘Ni tú ni nadie’ es un buen resumen de lo que incluye el nuevo espectáculo de Alaska y Nacho Canut, Fangoria ofreciendo un espectáculo de variedades con escaleras plateadas, cortinajes dorados, muchas plumas, vedettes, bailarines-boys y todo ello con un score de dance-pop que en algunos momentos se torna casi en rave.

Operación Vodevil se llama el asunto que el dúo ha preparado para mostrar en sociedad El paso trascendental del vodevil a la astracanada. Antología de canciones de ayer y de hoy (DRO, 2010), un disco excesivo que ha recibido opiniones encontradas de los seguidores.

Era viernes noche y el top de los conciertos gratuitos del verano de Gijón, y esa conjunción fue la que provocó que 20.000 personas, cifra aproximada, se dieran cita en la explanada del Acuario, justo al lado de la Playa de Poniente.

Antes, estuvimos en rueda de prensa con Alaska, un improvisado encuentro de diez minutos que dieron para poco más que sacar una conclusión: la mexicana reniega de la movida madrileña y se considera fruto de los setenta; cosa lógica porque no nos olvidemos ella empezó con Kaka de Luxe.

Vídeo | YouTube

El espectáculo tuvo ese tono decadente que muchos echan de menos y que Fangoria han sabido adaptar a un repertorio de temas que intenta ser una foto de lo que ha sido la carrera de Alaska y Nacho Canut desde Pegamoides a Fangoria. Pero lo más interesante para los que no pudieron ver a Dinarama es que recuperan dos décadas después algunas de sus canciones.

En conjunto este derroche de plumas, vedettes y dance desenfrenado confieso que me gustó y es que aquí habla el fan. Algo tendrá que ver que mi primer concierto grande siendo un mocoso fuera uno de Dinarama sin Carlos Berlanga que, señorito él, no se movía de los alrededores de Madrid y dejaba a Ángel Altolaguirre las funciones de guitarrista.

Nada que ver lo de Gijón con aquello. Aquí primaba el show, el entretenimiento, la diversión, las coreografías sensuales de Susana Reche, la starlette que triunfó en Crónicas Marcianas, y Lara, que llegaba siempre tarde a las coreografías, y una ultraceñida Alaska metida más que nunca en el papel, diciéndonos algo así como ¿quién dijo miedo?

¿Fue nostálgico el concierto de Fangoria? Sí, pero el maqueo chochi-dance del repertorio hizo que la nostalgia fuera menor desde que ‘Miro la vida pasar’ y ‘Un hombre de verdad’ nos adentrara en este espectáculo de otro tiempo, con una Alaska-puercoespín de salida y un Nacho Canut que parecía el Sombrerero Loco de Alicia.

Y bueno, ese playback, que hasta un miope como yo notó en varios momentos, de un recital del que Alaska ya nos había avisado una hora antes que iba a ser a base de medleys: ‘La funcionaria asesina’, con motosierra incluida, ‘Mi novio es un zombi’ y ‘Bote de colón’, ‘Bailando’ y ‘Quiero ser santa’, ‘Descongélate’ y ‘La pequeña edad de hielo’, ‘Rey del glam’ y ‘El cementerio de mis sueños’.

Eso en una primera parte tras la cual, la supervedette, alias de Alaska en Operación Vodevil, dejó paso a la primera vedette, Susana Reche, que nos hizo un número cien por cien de la época del destape. Cuerpo ceñido, contoneo a ritmo de rave, turgencias varias y, ¡ay!, una pezonera que se cae y no se da cuenta porque cree que el público está gritando porque se le ha movido el tanga. Con la teta fuera en toda su rotundidad, recoge con disimulo la pezonera y termina como una reinona. El vídeo está en YouTube por si alguien tiene curiosidad.

La segunda parte, para mí con más fuste que la primera, llevó el mismo guión con un speaker que parecía el mismo Raúl Sénder: Alaska salió como un querubín, y sonaron ‘Como pudiste hacerme esto a mí’ y ‘Hombres’, ‘Criticar por criticar’, ‘Retorciendo palabras’ y ‘No sé que me das’, y ‘Más en más’, ‘Absolutamente’ y ‘A quién le importa’, presentación de los artistas y ‘Ni tu ni nadie’.

Hipersónica vota un 7Y regalando un bis a la multitud entregadísima dos clásicos: ‘Electricistas’, de Una temporada en el infierno, debut de Fangoria en Subterfuge, en clave trance, que fue lo mejor del concierto, y ‘Perlas ensangrentadas’, que solo en la voz de Alaska y ese envoltorio electro-tecno, me convenció menos que en la versión del disco.

Sitio oficial | Fangoria
Más en Hipersónica | Fangoria, vídeo de Ni tú ni nadie: ni de coña

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios