Sigue a Hipersónica

Hyperdub y Planet Mu

Dos de los principales sellos de música electrónica actual, Hyperdub y Planet Mu, guardan bastantes similitudes. Ambos tienen a un gran artista detrás como visionario e idolatrado líder al que se le suelen consentir cosas que a otros no les pasaríamos en absoluto, entre otras coincidencias. Steve Goodman y Mike Paradinas, respectivamente, han ido añadiendo nuevos sonidos a la electrónica presente y hace ya un tiempo les llamó la atención el Pop.

Del Dubstep al Pop en Hyperdub

Hyperdub Records

Por parte de Hyperdub, su vinculación con el Dubstep siempre ha sido clara, es más, ha crecido con el género al igual que Kode9 como uno de los artistas responsables de dicho sonido desde los inicios. En sus primeros años todo lo que salía de su catálogo era oscuro en el sentido de dar prioridad a los bajos, de rendir pleitesía al Dub y a los instrumentales. Así llegaron las distintas parejas de Kode9 con Daddi G o The Spaceape, sus remixes para Massive Music o The Bug, un split con Quarta 330, al mismo tiempo que Burial comenzaba a despuntar como estrella del sello, mientras que L.V. o Pressure se quedaban en la sombra.

2008 fue un año importante para Hyperdub puesto que el sello se abre de forma clara. Burial había triunfado con su segundo álbum, Untrue (2007), de cara a crítica y parte del público; incluso fue nominado a un premio Mercury (lo que refleja el salto a un sector más amplio), y las miradas comienzan a situarse en las maniobras de Steve Goodman quien decide dar la oportunidad a un desconocido Zomby. Este se estrena con su segundo 12”, Mu5h / Spliff Dub en un año de lo más activo para él. Justo meses antes Zomby debutaba en vinilo con Darkstar en Memories (Remix) / Saytar para el sello MG77. A destacar también la cara B de Cooly G en su single Narst / Love Dub que puede anticipar la suavización del sonido a posteriori.

Darkstar – compuesto por James Young y Aiden Whalley, ya en 2010 se les uniría James Buttery – también fichaban por Hyperdub para dejar Need You / Squeeze My Lime antes de ir cambiando su sonido e ir olvidando el Dubstep. Al mismo tiempo, Ikonika complementaba a Zomby en la versión marciana y 8-Bit con el Wonky de Please / Simulacrum, y King Midas Sound usaban el Dubstep como base para su poesía en Cool Out.

De una forma u otra, Hyperdub ya había abierto sus puertas hacia nuevos sonidos. En posteriores entregas esta mezcolanza nos dejaba opuestos como la bestialidad de Terror Danjah o la recuperación del Deep House por parte de Kyle Hall. Y es entonces, en 2010, cuando Darkstar dan la campanada y publican su primer álbum, North, saltando de golpe de ‘Aidy’s Girl’s A Computer‘ hacia un Synth-Pop que si no tuviese referencias previas no creo que se le hubiese dado tanta bola con un hype que venía aupado en su mayoría por el cambio tan curioso hacia un sonido limpio y muy accesible. Sin novedad alguna, como tantos otros álbumes de Pop con un poco de electrónica publicados – e incluso aquí se podría unir con la tendencia “Indietronica” de los 90 y a comienzos del 2000 – pero para Hyperdub el cambio está claro. North como álbum supuso más para el sello que para el propio grupo, que también, pero no me interesa tanto en este momento dicho efecto. Hyperdub se había abierto hacia un sonido que durante los cinco primeros años hubiese sido una lotería de adivinar. Claro que no es ninguna novedad puesto que otros grandes sellos de electrónica ya lo hicieron en su día, en especial Warp, ejemplo con el veo el paralelismo de la actividad de Hyperdub y Planet Mu.

En 2001 Hyperdub se suma al carro de apoyar a Hype Williams en el que ha sido su año hasta el momento, con un debut, One Nation (Hippos in Tanks), exitoso, un sonido complejo y definido como Minimal Wave o Downtempo. Hyperdub ponía su segunda piedra clara, no tan reconocida, pero seguía mostrando su cambio con Kelly Price W8 Gain Vol. II. Durante el camino, el Dubstep pasaba a mejor vida y se convertía en House con Scratcha DVA, Kwaito para L.V. y Future Garage para lo nuevo de Burial; cambio de matices en una etiqueta que ya no mola usar.

Así hasta que en 2012 se anima con tres nuevas referencias. Por una parte, Scratcha DVA vuelve a cambiar de tercio y se pasa a un R&B demasiado suave, y por otra, la más interesante, publica el Quarantine de Laurel Halo y el Black Is Beautiful de Dean Blunt & Inga Copeland (o lo que es lo mismo Hype Williams, con una portada que no deja de ser irónica para el proyecto menos negro de los lanzados), con los que Hyperdub podría situarse cerca de artistas mimados por parte de la crítica como James Ferraro, lo que le lleva de nuevo a acercarse a los movimientos de Hippos in Tanks, uno de los sellos con más bombo en los últimos años. Lejos quedan las primeras referencias oscuras, en paralelo, la demencia se mantiene con Ill Blu, por lo que queda un mínimo resquicio de esperanza de que Hyperdub no acabe siendo un campo de amapolas como las referencias más flojas de Ninja Tunes.

El Juke y el Pop se llevan bien en Planet Mu

Planet Mu

Uno de los puntos comunes de Hyperdub y Planet Mu es su unión con Virgin. Por parte de Hyperdub sigo sin tenerla muy clara puesto que sé que existe pero no hasta qué nivel, si solo distribución, derechos, publicación en el extranjero… Planet Mu sí que está más claro, puesto que dicho sello surgió para publicar el material de µ-Ziq que no tenía cabida en la multi. El propio Mike Paradinas se encargó de establecer un inicio del sello unido a la IDM del momento que tan bien conocía.

Mucho glitch y ruiditos en los primeros años hasta referencias con Mark One o Eight Frozen Modules en 2004 en las que comienza a entrar el Grime y el Dubstep en su sentido más amplio. En 2005 el sonido de los Luke Vibert, Venetian Snares y compañía comienza a cambiar hacia los Vex’d, Virus Syndicate, Pinch y Boxcutter, quien mezclaba un poco de todo. Había que pasarse a lo oscuro. La propia Mary Anne Hobbs, una de las caras más visibles de la electrónica británica gracias a su programa en BBC Radio 1 que luego pasó a XFM, publicó la recopilación Warrior Dubz (2006) en la que recogía varios de los talentos de dicha escena en ese momento.

Y así siguió la situación mezclando Dubstep, Techno y las macarradas de Shitmat que entroncan con la demencia del Juke y Footwork del que Planet Mu ha hecho bandera en estos años. En 2010 coinciden dos lanzamientos: Oriol con Night and Day y Rudi Zygadlo con Resealable Friendship y Great Western Laymen, single y álbum, respectivamente. El Pop a un paso. Saltamos a este año, no sin antes pasar por Tropics y su Mouves, cerca del House de Oriol, para llegar de nuevo a Rudi Zygadlo quien es el responsable de ver esa nueva apertura hacia el Pop de forma más clara con Melpomene, single de adelanto a su segundo álbum, Tragicomedies, que llegará en septiembre.

Tras el aburrido primer single, Resealable Friendship, Rudi Zygadlo se deja de ese Dubstep de palo con el cual ni aún repitiendo los patrones lograba convencer y prefiere la versión de piano y cercana al gusto clásico que funcionó en Darkstar y que a James Blake le ha valido para triunfar entre un estado de melancolía y coma profundo. Melpomene es su título. Y esto bajo Planet Mu, además de contar con el apoyo del propio Paradinas bajo su alias µ-Ziq en un remix del propio tema de adelanto que mejora desde lo insulso de éste.

Los movimientos que había hecho DFA con grupos exitosos como Hot Chip (posteriormente en EMI) parecen revivirse aquí por parte de dos grandes sellos que van aumentando su producción de referencias anuales, logrando con ello introducir nuevos sonidos a su catálogo y diversificando éste para llegar a un mayor público amante de un producto más accesible, táctica con la que de paso siguen añadiendo nuevas variables al Pop y tirando las barreras de cualquier coto privado habitual en los sellos especializados, contexto que tanto a Hyperdub como a Planet Mu se les ha quedado pequeño.

Por el momento, Hyperdub vuelve a tomar ventaja a Planet Mu a la hora de afrontar este sonido como ya hiciese en su día con el Dubstep, lo cual no quita a que estos últimos se queden atrás, puesto que más tarde o más pronto lograrán sacar un Machinedrum, iTAL tEK, Kuedo o Ital de la manga, aunque sea compartiendo el descubrimiento con otro sello.

Más en Hipersónica | Lo mejor en música electrónica en 2011: Juke y Footwork, la demencia de Chicago

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios